Carrusel   Leave a comment

(publicado el 27 de octubre de 2007)

 

A veces, demasiadas veces, toca grabar los baloncestos. A veces, un sábado cualquiera, toca ir de compras a (pongamos) el Carreflús, toca sobredosis de vehículos a la entrada y a la salida, toca atasco simplemente para salir del parking…

En un momento de debilidad enciendes la radio, te dejas llevar por el Carrusel. Mientras que no me entere del resultado… Pero tampoco es fácil porque las criaturas están con su querido fútbol, con un presuntamente apasionante Mallorca-Espanyol. La cosa no debe dar mucho de sí porque en un momento dado al director del programa, el insigne Paco González, se le deben escapar los ojos hacia aquel otro televisor perdido tal vez en un rincón del estudio, ése en el que casualmente alguien habrá sintonizado la ACB. Y justo entonces tiene lugar el siguiente diálogo:

González (con voz de sorpresa): ¡Hay un jugador de baloncesto que se llama Mario Kasun!

Interlocutor 1 (Tomás Guasch, creo): Sí, en el Barça.

González: No, si es que el tío va todo lleno de tatuajes, por todo el cuerpo… Da un poco de asco, la verdad.

Interlocutor 2 (Jorge Hevia, creo): ¿Tú del Mundial no viste mucho, verdad?

Evidentemente este último interlocutor no debe de referirse al Mundial sino al Eurobasket (más que nada porque Kasun no jugó el último Mundial, entre otras cosas porque su selección tampoco lo hacía), pero aún así no resulta muy difícil captar el sentido de su pregunta. Es decir: Kasun jugó (y ganó, por cierto) contra España en el pasado Eurobasket, Kasun lleva año y pico en el Barça, Kasun ya jugó contra España (y se salió, y después se rompió) en el Eurobasket de 2005, Kasun se pasó su par de añitos al menos en los Magic de la NBA… Y Kasun no es precisamente un jugador que tienda a pasar desapercibido, ni por razones deportivas ni (aún menos) por extradeportivas (su estatura, su tamaño, sus dichosos tatuajes…). ¿Y con todos estos antecedentes, el Director del Programa deportivo con mayor audiencia de la radiodifusión española ni siquiera le conocía, ni siquiera tenía conciencia de su existencia (y aún menos de su aspecto) hasta la noche de hoy?

No tengo nada en contra de Paco González, más bien al contrario. Me parece un gran profesional que hace un magnífico programa de radio, con el gran mérito además de haber conseguido algo tan difícil como destrascendentalizar (menudo palabro) el deporte, dotarle de un estupendo aire lúdico-festivo que contrasta con el dramatismo de tantos antecesores suyos que lo trataban como si todo fuera una cuestión de vida o muerte. Hasta ahí todo perfecto, y hasta diría pluscuamperfecto si a nuestro baloncesto le dieran un poco de cariño y lo trataran con un poco de respeto, pero en fin, ya se sabe que no se puede tener todo en esta vida…

Dicho lo cual: ¿es presentable que el Director del Carrusel, un tipo que sin duda conocerá al portero suplente del Poli Ejido y hasta sabrá cómo se llama el segundo entrenador del Rácing de Ferrol, no tenga ni la más remota idea de quién es Kasun? Que te puede gustar más o menos, pero que estaremos de acuerdo en que no es un cualquiera ni juega en cualquier equipo, que es un pívot de postín y se lleva una pasta de una de las más grandes instituciones del deporte nacional e internacional, que no estamos hablando del décimo jugador del (con todo el respeto) Begar León o Polaris Murcia, que se trata de todo un Barça, que sale en televisión cada lunes y cada martes, oiga…

Evidentemente a Paco González no tiene por qué gustarle el baloncesto, que esto no es obligatorio y cada uno es muy libre de disfrutar con lo que le parezca, faltaría más. Pero si diriges un programa deportivo quizá no estaría de más hacer honor a su nombre, conceder a todos los deportes el derecho a ser tratados con un mínimo de profesionalidad. Eso, o llamarlo de otra manera: en vez de Carrusel Deportivo, CarruselFutbolístico. Y al menos todos sabríamos a qué atenernos.

Hace pocos años todos nos echamos unas risas con aquellas declaraciones del entonces presidente del Real Madrid, Florentino Pérez: le preguntaron por Kambala y él ni corto ni perezoso contestó que “es un jugador muy interesante, al que de hecho este verano estuvimos a punto de fichar“. La respuesta no estaba mal, sobre todo teniendo en cuenta que por aquel entonces el susodicho letón ya llevaba unos cuantos meses haciendo diabluras (en todos los sentidos) por la casa blanca. La cagada desde luego tuvo su gracia y todos de inmediato nos apuntamos a los chascarrillos, unos privadamente y otros públicamente, entre ellos el propio Paco González… el cual, visto lo de hoy, no parece que realmente tuviera motivos para tanta risa.

Anuncios

Publicado octubre 19, 2012 por zaid en medios, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: