Madrid-Bamberg   Leave a comment

(publicado el 3 de enero de 2008)

 

Un (presunto) partido como el Real Madrid-Brose Baskets Bamberg (o como demonios se llame) sirve para muchas cosas:

… Para ver jugar (¿?) a media selección alemana, con su seleccionador al frente, y así entender mejor que nunca todo lo que significa Nowitzki en dicha selección;

… Para ver cómo un equipo le endosa 17 triples a otro que venía presumiendo de buena defensa (de hecho era lo único que traía para presumir);

… Para descubrir que si presionas el saque de fondo pero antes de que saquen golpeas el balón te pitan técnica, nada menos;

… Para preguntarnos una vez más cómo se las arregla La2 de TVE para elegir sistemáticamente los peores partidos, por qué eligen sistemáticamente al Madrid, juegue contra quien juegue, se supone que sólo en función de la audiencia, si luego no paran de demostrar que les importa un carajo dicha audiencia;

… Para que el realizador de turno demuestre una vez más que para qué va a poner las repeticiones cuando debe, si puede ponerlas cuando quiere;

… Para que Nacho Calvo se pase todo el partido mofándose de (y Chichi Creus sufriendo con) el veterano Garrett;

… Para que Nacho Calvo, en uno de sus frecuentes momentos de inspiración, diga “vamos a ver si el Madrid consigue llegar a los 100 puntos… lo va a tener difícil, porque sólo quedan 22 segundos…” (añádase, para una mejor comprensión, que el Madrid llevaba en ese momento 93 puntos, y que la bola, que a la postre resultó ser la última del partido, estaba en poder del contrario);

… Para que el telespectador haga infumables juegos de palabras con ciertos apellidos, que harán las delicias de su auditorio si su único auditorio resulta ser un niño de 10 años, tales como “si el jamaicano Ffriend fuera español, se llamaría Aamigo…”, o “el segundo apellido de Suput debería ser Amadre…” (ustedes me disculparán, espero);

Sí, definitivamente un (presunto) partido como éste sirve para muchas cosas, para demasiadas incluso; pero para lo único que no sirve es para ver baloncesto (o, al menos, aquello que algunos entendemos como baloncesto): no ayuda el insulso sistema de competición (aunque de esto ya hablaremos otro día), pero aún ayuda menos el exceso de equipos en competición (y de esto precisamente es de lo que estaríamos hablando hoy; en éste, y en otros presuntos partidos).

Publicado octubre 19, 2012 por zaid en Euroliga, medios, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: