inflexión   Leave a comment

(publicado el 6 de junio de 2008)

 

A veces pasan estas cosas, a veces hay partidos que se explican más por aspectos psicológicos que meramente técnicos, tácticos, físicos o numéricos. A veces, en un momento determinado, se produce un punto de inflexión. Puede ser cualquier cosa, una falta técnica, una lesión, una racha de tiro, un mate espectacular, un arrebato puntual, cualquier suceso aparentemente sin importancia que sin embargo, sin que apenas nos demos cuenta, de repente nos pone el partido del revés.

Anoche ocurrió en Boston. Anoche, a comienzos del tercer cuarto, los Lakers aparentaban tener el partido medianamente controlado: su ventaja ciertamente era mínima, quedaba mucho por jugar y todo por resolver pero parecían transmitir la sensación de que se encontraban a gusto sobre el parquet, de que la presión ambiental no les hacía excesiva mella. Y justo entonces, de la manera más tonta, la rodilla de Perkins pareció llevarse por delante la de un Pierce que allí quedó, en el suelo, hecho un ovillo, retorciéndose entre terribles gestos de dolor. Y ese Garden que enmudece como si de repente todas sus esperanzas de anillo se hubiesen echado a perder, y ese Pierce que no se levanta, que no parece poder andar ni apoyar siquiera, que sus inactivos compañeros Tony Allen y Scalabrine se le llevan en volandas a vestuarios (¿no habrá camillas ni camilleros en el Garden?). Y el juego que se reanuda como suspendido en una extraña sensación de irrealidad, con Posey en lugar de Pierce, con los supervivientes célticos (Perkins también se había ido cojeando al vestuario) intentando sacar las castañas del fuego…

Y entonces sucedió: de repente Pierce reapareció por la bocana (horrible palabro) de vestuarios, resucitado, vivito y coleando, andando casi con normalidad, como si ya no le doliera, como si nunca le hubiese dolido, como si no le hubiera pasado nada. Y fue el acabose, la locura, el delirio, y cuando entró en cancha y empezó a enchufar canasta va, triple viene, hasta pareció que el nuevo Garden se vendría abajo cual si del viejo se tratara. Fue como aquella otra noche de playoffs en Boston, hará más o menos ¿veinte años?, cuando en los últimos minutos Larry Bird volvió del vestuario con el pómulo roto (se había estampado la cara contra el parquet en los comienzos del encuentro) para empezar a ensartar un triple tras otro, lo que, sumado a la efervescencia que provocó su retorno, permitió a los Celtics remontar un choque que tenían perdido. Aquello fue la locura, esto otro de ayer no fue para tanto pero pasará también por derecho propio a formar parte de la épica bostoniana. Porque para la épica, en baloncesto, ningún sitio como el Garden. El viejo o el nuevo Garden, tanto da.

Y como hay gente para todo (y a veces por estos pagos un forofismo mal entendido nos juega malas pasadas) hubo hasta quien habló de pantomima. Yo no lo creo, en absoluto. Creo que a Pierce le dolía de verdad, que él fue el primero que se asustó y se imaginó con algún ligamento roto; creo que de no ser el partido que era Pierce no habría vuelto, que hasta se tiraría unas cuantas noches sin jugar si de temporada regular se tratase. Pero también creo que la jugada, sin haberla buscado, por pura casualidad, les salió realmente de cine. Nunca sabremos qué habría pasado de no haberse producido este episodio. Sólo sabemos lo que pasó, sabemos que hubo un antes y un después, sabemos que el después nada tuvo que ver con el antes ni en el ánimo de los Lakers ni aún menos en el de los Celtics, el de sus jugadores, no digamos ya el de sus aficionados. Fueron casi dos partidos en uno; fue, nunca mejor dicho, un verdadero punto de inflexión.

Anuncios

Publicado octubre 21, 2012 por zaid en NBA, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: