rasgados   Leave a comment

(publicado el 14 de agosto de 2008)

 

Un pabellón vacío, en medio sólo un ciudadano de rasgos orientales barriendo la pista. De repente, como caída del cielo, aterriza una gran caja y de ella emerge la selección española de baloncesto en pleno, haciendo el corro, saltando y brincando ante el estupor del limpiador… Sí, es un anuncio más, uno de tantos que estos días pueblan nuestras televisiones, pero a mí me tiene seriamente preocupado: ¿será racismo sacar a un chino barriendo? ¿será acaso racismo sacarle con cara de asombro, como si no entendiera nada de lo que sucede a su alrededor?

Sí, están en lo cierto, esta tontería viene a cuento de toda esa historia que estamos leyendo desde ayer, acerca de las reacciones suscitadas (con más de un mes de retraso) ante la ya famosa foto publicitaria de los jugadores de nuestra selección con el dedo junto al ojo, cual si se lo estuvieran rasgando. Una acusación de racismo que primero comenzó el británico The Guardian y luego continuaron New York Post, New York Times, Los Ángeles Times e infinidad de medios, agencias y blogs estadounidenses. Una acusación que de paso aprovecha para recordar aquel (ciertamente muy lamentable) “negro de mierda…” de Luis Aragonés y hasta los abucheos a Hamilton en Montmeló, una acusación que exige a los jugadores españoles que se disculpen (algo que ya han hecho, por cierto), que no se corta en manifestar el grave perjuicio que esta foto podría causar a la candidatura de Madrid para los Juegos de 2016 (en beneficio de Chicago, casualmente) y que hasta insinúa los problemas que Gasol y compañía podrían tener el próximo año en la NBA cada vez que visiten una ciudad con alto índice de población china…

Vamos a ver, no soy tan estúpido como para no reconocer el racismo a mi alrededor. Desgraciadamente lo veo y lo vivo casi cada día: en el trabajo, en el vecindario, en el metro o en plena calle, nunca falta algún descerebrado soltando babosidades de esas que te encienden la sangre con sólo escucharlas. Quien me conoce sabe que estas cosas me ponen enfermo, que incluso, aún pesar de mi natural apocamiento, alguna vez me han causado algún disgusto. Pero vamos que tampoco es que yo sea nada especial, que de hecho probablemente seamos amplia mayoría (silenciosa) todos aquellos que miramos al ser humano sencillamente como tal, sin pensar jamás en razas, colores ni lugares de nacimiento. Pero sí, tenemos racismo a nuestro alrededor, como por desgracia también lo tienen esos británicos ahora tan empeñados en dar lecciones, no digamos ya esos norteamericanos ahora al parecer tan políticamente correctos

Y digo yo: con todo lo que está cayendo acerca de este tema, con las noticias que tenemos que escuchar un día sí y otro también (esta misma mañana, sin ir más lejos) sobre bandas de neonazis apaleando inmigrantes por los parques de nuestra ciudad, de tantas otras ciudades y en tantos otros lugares presuntamente civilizados del planeta, con tanto como queda por hacer, con tanta intolerancia que jamás se debería tolerar… ¿y sólo nos vamos a rasgar las vestiduras por el mero hecho de que unos jugadores se rasguen los ojos, y ello aún no haciéndolo por iniciativa propia sino instigados por una estúpida campaña publicitaria? ¿No existen en el mundo otras preocupaciones, cosas mucho más importantes en las que pensar, problemas mucho más graves por solucionar?

Así que yo sigo con mis dudas: ¿será racista aquel anuncio de que les hablaba al principio, ese en el que vemos a un chino barriendo con cara de pasmo? ¿sería racista aquel otro anuncio (de la misma marca, si mal no recuerdo) que veíamos hace algunas semanas, en el que nuestros internacionales paseaban sobre los edificios de Pekín cual Kingkones Godzillas cualesquiera, para acabar tapando un rascacielos pekinés con una camiseta gigante? ¿Será racista cualquier muestra de humor más o menos sutil que implique a un ciudadano chino? ¿Será racista el programa que hace Gomaespuma desde Pekín cada noche? ¿Sería racista Humor Amarillo, especialmente en sus constantes alusiones al Chino Cudeiro? ¿Será racista jugar a los chinos, decir que algo nos parece un cuento chino, que nos engañan como a chinos o que esto tiene más trampas que una película de chinos? ¿Será racista llamar chinos a los chinos? ¿Será racista la expresiónrasgarse las vestiduras que he utilizado unos cuantos renglones más arriba? ¿Será racista todo esto que he escrito? ¿Será racista preguntarse si estaremos todos locos?

Publicado octubre 21, 2012 por zaid en preHistoria, selecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: