sambenito   Leave a comment

(publicado el 19 de junio de 2008)

 

En esa entrevista a Pau Gasol publicada en El País (que mencionaba ya en la entrada anterior) se aludía de forma muy directa a su presunta blandura. De hecho el titular entresacado de sus declaraciones no podía ser más gráfico: “me frustra que aún me llamen blando”.

Y hasta descubríamos en dicha entrevista (yo al menos no lo sabía) que a Gasol en Estados Unidos le pusieron (no dice cuándo) el mote de Winnie, se supone que por comparación (¿?) con ese empalagoso osito de dibujos animados llamado Winnie the Pooh (imagino que para completar la gracia, en este caso escribiríanWinnie the Pau). Y hasta habremos descubierto en estos días, a poco que hayamos buceado por páginas yanquis, que muchos foreros y algún que otro incauto articulista han tomado por costumbre llamarle Gasoft, nada menos. Muy simpático todo, casi tanto como aquel otro artículo del que tuvimos noticia hace algunas semanas, escrito por un afamado periodista norteamericano y encabezado con el expresivo titular de Pau Gasol sucks, palabra muy utilizada en el periodismo deportivo USA cuando quieren referirse a alguien en términos de desprecio y que Marca se apresuró a traducir como apesta, aunque quizá se parecería más a algo así como da asco… Nada bueno, en cualquier caso.

Pero hablando de pestes, yo no puedo evitar tener la sensación (respetando todas las opiniones, faltaría más) de que esto de la blandura de Gasol ya huele. Es todo un poco como de patio de colegio, como la típica escena de las tópicas series yanquis de adolescentes, cuando el matón se encuentra con el bueno en el pasillo del instituto (siempre junto a las taquillas, por supuesto), y le provoca, y si el otro sensatamente no responde a la provocación de repente los treinta o cuarenta que están allí alrededor empiezan todos a coro,uuuuuuuuuuhhhhhh, gallina, gallina, gallina, cooooo, cocoricó, cocoricó, cocoricóóóó… (ante lo cual normalmente el bueno acaba entrando al trapo, se monta la pelea, justo entonces aparece el director del centro, es precisamente el bueno el que paga los platos rotos… Claro está que al acabar el capítulo media hora más tarde todo se habrá arreglado, el matón recibirá su merecido, el bueno tendrá el respeto de todos y además se quedará con la chica… Pero ésa es otra historia, no nos vayamos del tema)

A mí, que aún no he estado nunca en USA, me gustaría pensar que se trata de un país más rico (en términos sociales y culturales, me refiero) de lo que ellos mismos nos venden, me gustaría imaginar que hay algo más allá de esa simplicidad que nos muestran sus series, sus programas deportivos, sus informativos y hasta sus gobiernos, de ese permanente maniqueísmo que divide al mundo en buenos y malos o a los deportistas en duros y blandos, como si no hubiera matices, como si todo fuera necesariamente blanco o negro, como si sólo ellos tuvieran el poder de decidir lo que es blanco y lo que es negro, como si no existieran ni pudieran existir tonalidades de gris.

¿Qué es ser blando? ¿Todo aquel que no es duro es necesariamente blando, sin término medio? ¿Definiríamos blandura simplemente como ausencia de dureza, del mismo modo que definimos frío como ausencia de calor? ¿Acaso alguien por aquí osaría calificar de blando a Gasol si éste aún jugara en Europa? ¿Son o nos parecen blandos jugadores como Vujcic, Splitter, Marconato o el propio Marc Gasol, por citar los primeros ejemplos que se me han venido a la cabeza? ¿Era blando para los cánones USA un tipo como Rik Smits, era blando Sabonis, era blando Longley, lo era incluso Olajuwon? ¿Es blando Ilgauskas, es blando Biedrins, es blando Bogut, es blando incluso Yao Ming? ¿Son también blandos (por no citar sólo jugadores importados) Chris Kaman, Carlos Boozer, Chris Bosh? ¿Por qué a menudo tenemos la sensación de que en USA la única vara de medir para evaluar a un jugador es su dureza física o psicológica, siempre por encima de otros valores (en ningún caso menos importantes) como su calidad o su actitud?

¿Y se es más blando siendo blando, o pareciendo blando? ¿Acaso no será esto como lo de aquella mujer del césar, que no importe lo que seas sino lo que aparentes? ¿Acaso es preferible el ruido sobre las nueces, el efectismo, la demagogia, sacar los codos tras cada rebote, gritar como un poseso tras cada tapón, repartir palos innecesarios tras cada falta ya señalada, marcar el territorio a cada instante? ¿O tal vez embadurnarte de tatuajes de la cabeza a los pies, provocar altercados con tus propios compañeros en cada vestuario, tener tu currículum plagadito de incidentes en toda clase de clubes nocturnos, ir repartiendo embarazos por toda la nación?

Da igual. Son maestros en el arte del adjetivo descalificativo, te clavan la etiqueta y ya la llevas puesta para toda la vida. En cuanto te puedes pegar y no te pegas ya eres un blando, del mismo modo que en cuanto pierdes un par de finales ya eres un perdedor. Y el perdedor un día gana y entonces se saca la etiqueta de encima pero el blando no, el blando lo tiene mucho más difícil, ya puede hacer partidos como el quinto que todo dará igual, dará exactamente lo mismo, haga lo que haga seguirá llevando el sambenito por los siglos de los siglos.

Y mientras los foreros angelinos (en perfecta sintonía con su entrenador) le consideran el principal (si no el único) culpable de la derrota, mientras piden a gritos su traspaso y hasta proclaman algunos echar de menos a Kwame Brown, mientras todo ello sucede en la soleada California resulta que aquí, por aquello de que todo se pega (menos la hermosura, dicen) nos falta el tiempo para apuntarnos al carro y entregarnos a la hispánica moda de denostar al triunfador propio superándonos a nosotros mismos, compitiendo en posts o enesemeeses televisivos a cual de peor gusto, así hasta tener que acabar el sexto partido leyendo en nuestro televisor mensajes como “mi abuela coja y sin dientes tiene más clase y más sangre que Gasol”. Así está el patio.

Anuncios

Publicado octubre 21, 2012 por zaid en NBA, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: