enigmas   Leave a comment

(publicado el 22 de enero de 2009)

 

Quizás usted aún no se haya enterado de que en estos días, concretamente ayer y hoy, se está disputando una nueva jornada de Liga ACB, aprovechando así el hueco dejado en el calendario por la Euroliga. Quizás usted aún no sepa que ayer Fuenla ganó a Pamesa, Unicaja apalizó a Cajasol, Tau arrasó en Manresa y la Penya se impuso en casa del Estu, ni sepa tampoco que hoy, en apenas un rato, el Madrid jugará en Granada, el Murcia en Barcelona, iurbentia en Menorca, Granca en Zaragoza.

Quizás usted, amigo aficionado al baloncesto, ahora que ya está informado se estará preguntando ansiosamente cuál de estos partidos ofrece La2, para así acudir raudo a desmoronarse ante su televisor y proceder a su gozosa contemplación… Vale, pues deje de preguntárselo, no pierda ni un segundo más en semejantes disquisiciones: esta jornada ACB, La2 no ofrece partido alguno.

¿Por qué? Buena pregunta (que es lo que se suele contestar cuando no se tiene una respuesta). Me gustaría poder ofrecerle una explicación; decirle, por ejemplo, que todo se debe a la coincidencia con el Mundial de Balonmano (pero no, porque incluso los partidos más decisivos de la selección española, ayer contra Croacia, hoy contra Corea, parecen haber sido condenados a las catacumbas de Teledeporte); o decirle que la programación de La2 en estos días se halla hipotecada por algún acontecimiento de rabiosa actualidad, político, social, cultural incluso (pero tampoco, de hecho su programación no puede ser más normal: BuffycazavampirosSmallvilleDías de cine… vamos, que ni la sacrosanta Premier League tan siquiera). ¿Y entonces? Pues como diría mi hijo en similares circunstancias: pues porque sí. O en este caso, para ser más exactos: pues porque no.

Televisión Española es un organismo lleno de misterios, de hecho debe de tratarse de algo consustancial a su condición de Ente. Miremos el sábado pasado, sin ir más lejos: reloj no marques las horas, porque voy a enloquecer, debió pensar algún alto cargo transido de emoción; vale que no les funcionara, ni en un solo momento del partido, el cronómetro que habitualmente aparece sobreimpresionado, adosado al marcador; ¿pero tan difícil habría sido, como se ha hecho tantas otras veces, colocar una cámara, sólo una, enfocando a un reloj cualquiera del pabellón, el de encima de las canastas sin ir más lejos, de tal manera que se abriera una ventanita en cualquier esquina de la pantalla que nos mostrara permanentemente el cronómetro? No hombre no, para qué, si allí ya están Cañada y Romay que si el partido se decide sobre la bocina ya irán cantando a viva voz los segundos que falten, como si en esos momentos no tuvieran otro sitio hacia donde mirar…

Enigmas sin resolver, pues: éste del sábado, o el de por qué en esta jornada entresemana nos hemos quedado sin el partido de La2 (mira que aún falta para los playoffs… pero quizá deberíamos empezar a preocuparnos), o tantos otros… Definitivamente el tal Íker Jiménez debería cambiarse de cadena: si en vez de en la Cuatro estuviera en La2 ya no tendría que preocuparse nunca más de buscar temas para su programa: le saldrían solos, simplemente con limitarse a mirar a su alrededor.

Anuncios

Publicado octubre 22, 2012 por zaid en ACB, medios, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: