el cuaderno   Leave a comment

(publicado el 19 de mayo de 2009)

 

Aquellos ojeadores NBA que no se fiaran de las apariencias, que no dieran por hecha la previsible baja de Ricky, que no acabaran del creerse ese consabido lo más probable es que no juegue (es decir, aquellos que no hicieran lo que yo hice ayer metiendo la pata hasta el cuezo, nunca está de más reconocerlo), todos aquellos que aún viajaran a Badalona para así apurar las posibilidades de verle en el segundo partido debieron acabar con su cuaderno, quedarse ya sin hojas para describir tantas penetraciones, reversos, arabescos, pases posibles e imposibles, para anotar tanta actividad defensiva, tanto arrastrar a sus compañeros y hasta a sus aficionados hacia esa misma actividad, para resumir tanta clase, presencia, intensidad, liderazgo, pura magia puesta de manifiesto justo cuando más difícil era, cuando en peores condiciones estaba, cuando era ya ahora o nunca, cuando más falta les hacía.

Pero quiero pensar también que a todos aquellos ojeadores, aunque sólo tuvieran ojos para Ricky, aún les quedaría algo de atención y algo de cuaderno para mirar y apuntar también otras maravillas que sucedían a su alrededor. Para fijarse, por ejemplo, en ese otro chico tan parecido a Ricky, si acaso algo más espigado y con el pelo más corto, base con pinta de escolta o escolta con pinta de base, vaya usted a saber, sí, tal vez menos clase que Ricky (pero aún mucha al fin y al cabo), menos rompedor pero con más tiro y con ese mismo desparpajo, ese mismo carácter, esa misma intensidad, tanta que a veces se le rebosa, que hasta se le va de las manos sin saber cómo poderla controlar. O para fijarse en ese pívot, sí, el de la diéresis sobre la ï (que si no diríamos Muasó), te acuerdas de él, sí, hombre, si estuvo en UCLA, intentó quedarse por allí pero no hubo manera, nadie le quiso y sin embargo mírale ahora, cuántas rotaciones interiores NBA no podría completar todavía. O para mirar enfrente y encontrar aquella otra diéresis, ésta sobre la ü, fíjate, es aquel base que tuvieron los Jazz, aquél que se les lesionaba tan a menudo, que al final lo despacharon, que ahora parece estar siempre a punto de romperse pero casi nunca se rompe y que encima resulta que cada vez juega mejor, que cada vez tiene más carácter, que a ver cuántos bases de aquella Liga tienen siquiera la mitad de calidad que atesora este tío. Y mira aquel otro a su lado, si es aquél que se salía en los Wolverines de Michigan, que luego en aquella Universidad tuvieron la desfachatez de repudiarlo, que en la NBA no lo quisimos como base y aquí en cambio se sale como escolta, qué pocos arman el tiro tras bloqueo como él, qué pocos juegan los instantes decisivos como los juega él…

E incluso me gustaría pensar que, llegados a este punto (a cualquier punto), todos esos ojeadores NBA apartarían por fin su cuaderno ya rebosante de anotaciones, que hasta tirarían por ahí su bolígrafo ya gastado y que por fin se limitarían ya tan sólo a mirar, a contemplar el espectáculo, a vibrar con él, en él, a imbuirse en su atmósfera, a disfrutar sencillamente de un partido eléctrico, maravilloso. Uno de esos partidos que hacen grandes (y a la vez pequeños, por tan cortos) los playoffs, uno de esos partidos que engrandecen aún más este juego. Un partido perfecto aún con sus imperfecciones (y también gracias a ellas), un partido que no nos lo estropearon ni los despistes de la mesa, que no lograron estropeárnoslo ni tan siquiera los rectores de TVE (y a fe que lo intentaron con denuedo)… pero eso ya requerirá capítulo aparte, será ya tema para el próximo post. Hoy no; hoy sólo tocaba hablar de baloncesto.

Anuncios

Publicado octubre 23, 2012 por zaid en ACB, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: