invisibilidad   Leave a comment

(publicado el 30 de mayo de 2009)

 

Cuando la ACB anunció, hará ya como un par de años, la modificación del sistema de playoffs, es decir, la reducción de cuartos semis que ahora ya no se jugarían al mejor de cinco sino al mejor de tres, algunos ingenuos (incluso aquellos ingenuos que no estábamos en absoluto de acuerdo con dicha medida) pensamos que al menos este nuevo sistema tendría la virtud de concentrar la atención del espectador, ya que al haber menos encuentros todo habría de suceder en un lapso de tiempo muchísimo más corto. Y sin embargo nos han bastado apenas dos temporadas (aún no completas) para entender que era justo al revés, que lo que se pretendía con dicha medida era exactamente todo lo contrario.

Echemos cuentas: antes, la secuencia de una eliminatoria al mejor de cinco podía ser viernes-domingo-viernes-domingo-martes; ahora, la secuencia de una eliminatoria al mejor de tres viene a ser domingo-martes-domingo (o bien sábado-lunes-sábado). Antes, una eliminatoria al mejor de cinco consumía dos fines de semana; ahora, una eliminatoria al mejor de tres consume exactamente lo mismo, dos fines de semana. Antes, un equipo que ganara su eliminatoria en tres partidos tenía que esperar siete días hasta el comienzo de la siguiente; ahora Barça y Baskonia, que resolvieron su eliminatoria en dos partidos, han tenido que esperar la friolera de doce días para encontrarse con su siguiente rival, ríase usted de aquellos Cavs de los 4-0. Antes se apretaba el calendario, se aprovechaban varios días, se concentraba la emoción; ahora todo es dispersión, dilación manifiesta, mucho cuidado no vayamos a interrumpir, hoy no que hay bonoloto, mañana tampoco que hay Champions, pasado menos que hay Primitiva, al otro ni pensarlo que aún andarán en éxtasis, el sábado tal vez… Antes los playoffs eran un continuo: el común de los mortales, le gustaran o no, sabía más o menos cómo iban; ahora ya no se acuerda ni dios.

Ya, pero… ¿qué se supone que pretende la ACB con todo esto? Pues es bien fácil, hombre de dios, no abrumar. Sí, claro, yo, tal vez usted (en el supuesto de que haya alguien al otro lado), aficionados de esto,cuasiadictos de esto, pues ya se sabe, somos insaciables, nos dan la mano y nos tomamos el codo, nunca tenemos bastante. Pero el consumidor deportivo de a pie, mayormente futbolístico, lo que quiere básicamente es que no vengan a interrumpirle con todas estas tonterías, aún menos en estas entrañables fechas de ascensos, descensos y angustias varias. Que ponga el Carrusel y pueda escuchar aquello de gol en La Condomina, penalty en Balaídos, que no se le meta por medio un descanso en Vistalegre o un final en el Palau. Ustedes, los del baloncesto, hagan lo que quieran, jueguen hasta hartarse si les place, por mí como si se la machacan; pero aquí no vengan a molestar, hagan el favor.

Y la ACB, qué duda cabe, ha entendido el mensaje. Hubo un tiempo en el que pensaron (pensamos) que el baloncesto debía hacerse notar, que debía incrementar su presencia en los medios. Craso error. Hoy ya saben que se trata de todo lo contrario: pasar desapercibidos, que apenas se acuerden de que existimos, tender incluso hacia la invisibilidad. No generaremos interés hacia nuestro deporte, pero al menos ya tampoco generaremos rechazo. No seremos vistos como algo positivo pero ahora ya tampoco nos mirarán como algo negativo, no seremos bien recibidos pero al menos ya no molestaremos, no llevaremos la felicidad pero ya tampoco provocaremos animadversión, nos convertiremos por fin en algo neutro, la situación ideal porque ya todos sabemos que en el término medio está la virtud. Será, qué duda cabe, el primer paso hacia la normalidad. Unos linces éstos de la ACB.

Anuncios

Publicado octubre 23, 2012 por zaid en ACB, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: