buen gusto   Leave a comment

(publicado el 23 de junio de 2009)

 

Allá por el 12 de abril de 2008 tuve yo la ocurrencia de soltar aquí mismo un pequeño rollo titulado Partizan, a modo de sentido homenaje hacia esa factoría serbia capaz de alcanzar altas cotas un año tras otro sin más armas que ese habitual puñado de imberbes yogurines, jóvenes promesas que en cuanto se descuiden se convertirán en objeto de deseo, de todas partes vendrán a quitárselas de las manos dejándoles si acaso alguna migaja con la que poder sobrevivir y hasta empezar un nuevo proceso de fabricación. Pues eso, que hace catorce meses andaba yo elucubrando acerca de todo esto, y en un momento dado, como quien no quiere la cosa, solté que (copio y pego) yo mismo no tengo reparo en confesar que si tuviera un equipo y dinero para gastármelo en fichajes (por delirar que no quede), a estas horas ya andaría pidiendo precio por Velickovic…

Dicho y hecho. Es decir, no que yo haya preguntado por Velickovic, que se me sale del presupuesto y tampoco me hace falta en casa, pero sí que otros, haciendo gala de evidente buen gusto (más que nada porque coincide con el mío) para allá que se fueron a protagonizar el tradicional tira y afloja. Cuentan que de un lado tiró Unicaja, un proyecto atractivo, una ciudad volcada, unas playas interminables, un sol espléndido, un mar sin igual; cuentan que del otro lado tiró el Madrid, una chequera desmesurada, un pastizal inmenso, ese Florentino atando perros con longaniza y encima ese Messina pirrándose por sus huesitos… No, no les pregunto quién ganó, quién pegó el último tirón y quién acabó aflojando, más que nada por no ofender a su inteligencia (y además, porque a estas horas lo sabrán ya de sobra…)

Para un tío que es capaz de pagar a tocateja 94 millones de euros por un solo futbolista, fichar a Velickovic le resultará como la propina que suele dejar al aparcacoches del restaurante o al botones de cualquier hotel de lujo. Te vale Velickovic lo que cien gramos de Cristiano Ronaldo, poco más o menos. Por lo pagado por el de Madeira (mira, como Pinocho) podría comprarse el Partizan entero, y hasta Estrella Roja, Hemofarm, Zeleznik, toda la Liga Adriática le entraría en el lote si así lo quisiera. Si a Messina se le hubiera antojado, qué sé yo, pongamos LeBron James, pues hombre, lo mismo habría que hablarlo. Pero esto es como si temes que el niño te pida que le compres la moto y luego sólo te pide una bolsa de gusanitos: si Messina quiere a Velickovic tampoco es cuestión de negarle ese capricho a la criatura.

Dicho lo cual, permítanme que insista en lo del buen gusto (tratándose de Messina, tampoco esperaba menos): hoy resultaba particularmente curioso leer al madridismo en los foros, ver como unos cuantos se congratulaban mientras que otros muchos (esos que hasta ayer mismo ni siquiera sabían quien era) echaban pestes con discursos tan elaborados como buah, otro Rakocevic, o buah, otro Marko Tomas. Huelga decir que Velickovic se parece a ambos jugadores como un huevo a una castaña, huelga recordar que Velickovic es un puro cuatro con hechuras de tres, sobradísimo de clase, bueno en las distancias cortas y en las largas, intenso a más no poder. Dice bien Messina que es el mejor jugador joven de Europa en este momento (es decir, precisemos, tal vez el mejor jugador de entre los que se prevén que continuarán en Europa: Velickovic es sobrio, no anda sobrado de centímetros, no tiene un físico imponente, no hace mates estratosféricos ni acostumbra a volar sobre las cabezas de sus rivales; aún no tiene un perfil NBA, ni falta que le hace), y dijo aún mejor hace días que quería un gran equipo y no un grupo de figuras (con Florentino delante, toda precaución es poca). La primera piedra de su proyecto se llama Novica Velickovic, y difícilmente podría haber encontrado otra mejor: todo un pedazo de jugador de club; todo un lujo (a su alcance) en estos tiempos que corren.

Anuncios

Publicado octubre 24, 2012 por zaid en ACB, Euroliga, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: