mi selección   Leave a comment

(publicado el 4 de junio de 2009)

 

Aprovechando las horas de espera que aún nos quedan hasta que nos dispongamos a ver el segundo Madrid-Baskonia (en la medida en que la Primitiva nos lo permita) y/o el primer Lakers-Magic, juguemos a seleccionar. Suelen decir los futboleros que cada español es un seleccionador, afirmación levemente pretenciosa porque no me consta que mi madre o mi señora, por poner tan sólo dos ejemplos, hayan seleccionado jamás a nadie, vamos que ni se lo habrán planteado siquiera. Así que nosotros, más modestos, nos limitaremos a decir que cada aficionado al baloncesto es un seleccionador… de baloncesto. Así pues, y sin ánimo de darle ideas ni de enmendarle la plana al señor Scariolo (más que nada porque no lo va a leer), procederé a colocar aquí la que sería hoy por hoy mi selección, los doce que yo me llevaría a Polonia (si ello fuera posible), todos ellos convenientemente relacionados in alphabetical order:

Víctor Claver
Rudy Fernández
Jorge Garbajosa
Marc Gasol
Raül López
Juan Carlos Navarro
Felipe Reyes
Sergio Rodríguez
Ricky Rubio
Carlos Suárez
Fran Vázquez
Sergi Vidal

Y ahora, claro está, lo explico (o al menos lo intento):

Unos: la posición que más dudas me plantea, y no por defecto sino por exceso, porque hay para dar y tomar. A ver: con Ricky no tengo ninguna duda, y tampoco la tendría con Sergio, que creo que este año ha tenido más minutos (menos de los que nos gustaría, en cualquier caso) y los ha aprovechado suficientemente bien, si no fuera por esas declaraciones que le hemos leído en días pasados diciendo que nadie de la Federación se ha puesto en contacto con él durante el último mes y medio, que él tiene que planificarse el verano, que el año que viene será importantísimo (juegue donde juegue) porque se le acabará el contrato, que… Es decir, yo no tengo en absoluto la impresión de que Sergio esté quitándose de en medio (como rápidamente se han apresurado a interpretar otros), pero si entiendo que tras perderse Pekín no le haga especial ilusión Polonia, y aún menos en momento tan crucial para su carrera. Dicho lo cual, yo aún le llevaría (por eso le he puesto) pero creo sinceramente que su tocayo no le va a llevar, que ni cuenta ni contaba con él, incluso ya desde antes de esas declaraciones (de ahí, tal vez, ese supuesto silencio federativo).

Y con Raül también he tenido serias dudas, en este caso motivadas porque su temporada no me parece que haya sido para tirar cohetes… pero mira tú por donde, al final sí me ha convencido; me ha convencido, sobre todo, en su pasada serie de cuartos de final contra la Penya (hace ya casi un siglo): no sé si ahí se ganó la confianza del seleccionador, pero sí se ganó la mía (que de poco le va a servir) derrotando en el último momento a mi otro candidato, Víctor Sada.

Ahora bien, hay un quinto en discordia a quien hasta ahora no he mencionado (porque ya no me cabe) y en quien sin embargo creo firmemente que Scariolo sí va a confiar, entre otras cosas porque le conoce como si le hubiera parido: obviamente, me estoy refiriendo a Carlos Cabezas. En resumidas cuentas: yo me llevaría a Ricky, Raül y Sergio (o en último extremo a Sada, si Sergio se me cayera del cartel), pero creo sinceramente que Scariolo se va a llevar a Ricky, Cabezas y… Sada o López, el que más le guste. Veremos en cuántos me equivoco.

Doses y treses: para el dos la cosa está más facilita; Juanqui y Rudy son indiscutibles, y yo otorgaría una tercera plaza a Sergi Vidal (que ha hecho un temporadón, ya glosado aquí en su momento), en perjuicio tal vez de Saúl o de Berni… aunque con Berni me pasa como con Cabezas: francamente me cuesta mucho trabajo pensar que Scariolo no lo lleve.

En cambio el puesto de tres se me queda cojo, tanto más tras la retirada (de la selección) de Jiménez. Lo más socorrido sería recurrir a Mumbrú, por pura inercia, pero es que francamente no me da la sensación de que esté a un nivel como para acudir a la selección. Y hombre, esto es como decía aquél, si hay que ir se va, pero ir pa ná… Pues para eso prefiero jugármela con dos jóvenes, y que las criaturas se me vayan haciendo a la cosa ésta de vestir de rojo: uno, Víctor Claver, que no ha alcanzado tras su reaparición (ni de lejos) el nivel que alcanzó antes de su lesión, pero que tiene que empezar a ser ya un fijo en cada convocatoria (y que en caso de apuro te puede hacer también un apaño como cuatro, de hecho hay muchos que sólo parecen verle como cuatro, yo no, para mí es puro tres, debo ser muy raro).

Y el otro, Carlos Suárez, mi Chimpa, otro que ha hecho una temporada extraordinaria y que a día de hoy resulta ser lo más parecido a Jiménez que uno pueda encontrarse en el mercado. Que sí, que habrá quien prefiera apostar por Saúl, pero lo que éste me pueda aportar (aún siendo esto mucho) ya me lo aportan otros mientras que lo de Suárez es otra cosa, llámelo intangibles si así lo prefiere: sí, vale, aún estará verde y tierno, aún le costará meterlas desde fuera pero es que yo no lo quiero para eso, mire usted…

Cuatros y cincos: en tiempos solíamos decir que para el puesto de pívot no hay más cera que la que arde, y ahora tal vez podríamos seguir diciéndolo pero con un matiz: que esa cera que arde resulta ser extraordinaria, de muchísima calidad. Se nos cae del cartel Pau (démoslo por hecho) pero ahí sigue su hermano, ahí sigue también Felipe, ahí nos reencontraremos también con un Garbajosa a quien no he visto jugar en todo el año pero de cuya presencia en la selección no me cabe la menor duda, porque no tiene alternativa posible para elcuatro y porque Scariolo jamás concebiría la selección ni equipo alguno sin él.

¿Y entonces, quién podría ocupar la vacante dejada por Pau? Bueno, pues yo creo que este año debe haber general consenso en que Fran Vázquez se ha ganado con creces su retorno a la selección, con todos los pronunciamientos favorables además (dios santo, creí que jamás escribiría esto). Más allá de sus inmensas cualidades físicas y técnicas resulta que ahora por fin parece haber madurado (o al menos estar en trance de hacerlo), más vale tarde que nunca. Al nivel que le hemos visto este año, su presencia se me antoja no ya conveniente sino imprescindible, aún más sin Pau.

Eso sí, esperemos que ninguno de estos cuatro se nos averíe, porque ahí sí que nos encontraríamos ante un salto cualitativo de importancia: ¿a quién recurrir en ese supuesto, qué otras posibilidades hay? Habríamos de mirar probablemente a Antonio Bueno, o tal vez a Edu Hernández-Sonseca, o a Miralles quizás, o al cuasi-inédito Trías, o al emergente Xavi Rey, o al desaparecido en combate Triguero, o incluso (¿por qué no?) a Doblas… Lo dicho, casi mejor esperemos que no tengamos averías.

Anuncios

Publicado octubre 24, 2012 por zaid en preHistoria, selecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: