principios   Leave a comment

(publicado el 1 de junio de 2009)

Sea usted célebre y podrá estar bien seguro de que siempre tendrá a alguien detrás, permanentemente en disposición de anotar todas aquellas chorradas que se le ocurran. Pensemos por ejemplo en Napoleón Bonaparte, que habría necesitado al menos dos vidas para poder decir todo aquello que dicen que dijo. O pensemos (salvando ligeras distancias) en Pat Riley, otro especialista en soltar sentencias que dichas por usted o por mí harían exclamar al unísono pues vaya memez, pero que dichas por él se convierten de inmediato en verdades absolutas e incontrovertibles. Como aquella que se le atribuye de que en un playoff al mejor de siete los partidos clave, los más importantes, los más decisivos en el resultado final son siempre el segundo y el quinto (decisivísimos, sin duda… y si no que se lo pregunten a Orlando: perdieron el segundo y el quinto en Boston, perdieron el segundo y el quinto en Cleveland y ahí les tienen, metidos en la mismísima final NBA). O como aquella otra de que una serie sólo empieza verdaderamente cuando un equipo logra ganar fuera de su casa, cuando se produce la primera victoria a domicilio

Quedémonos con esta última, como si nos la creyéramos (que viniendo de quien viene, por supuesto que deberíamos creérnosla), y apliquémosla seguidamente a nuestra realidad cotidiana. Y así descubriremos, con profunda sorpresa y hondo pesar, que en los pasados cuartos de final ACB hubo series que comenzaron en el mismo momento en que acabaron, y que incluso hubo una (Madrid-Penya) que acabó sin haber llegado siquiera a comenzar. De hecho (y siguiendo siempre las teorías rileyanas) tan solo una de las series (Unicaja-Granca) fue una auténtica eliminatoria de playoffs, la única de la que en verdad podríamos decir que tuvo un principio y un final a la manera clásica, claramente diferenciados en el tiempo.

Claro, usted me dirá que no se hizo la miel para la boca del asno, que Riley no hizo sus frases para un sistema de playoffs tan birrioso como el nuestro. Así que olvidémosle por un momento y pensemos casi mejor en aquello otro, menos rimbombante, más pedestre, que alguna vez también habremos escuchado, según lo cual la riqueza de una serie de playoffs reside sobre todo en su evolución táctica, en poder presenciar cómo los entrenadores van ajustando sus decisiones e incorporando sus innovaciones, a su vez en función de las modificaciones que les va planteando su rival. Verdad verdadera… salvo que antes de empezar ya estés acabando, salvo que apenas te quede margen de maniobra, salvo que no tengas capacidad de reacción porque en tan poco tiempo ya no quepa reacción alguna.

Me dirán que estoy exagerando (y probablemente será cierto) pero por más que lo intento no consigo que estas series de playoffs al mejor de tres me parezcan series de playoffs. Más bien me parecen eliminatoriaseurocoperas de las de toda la vida, un partido de ida y otro de vuelta, si acaso con el ligero matiz de que no cuenta la diferencia de puntos, de que en caso de igualdad habrá de disputarse un partido de desempate, nuevamente en la cancha del primero… Que digo yo que ya puestos a concentrar la emoción (aunque luego la desparramemos a todo lo largo de un calendario enloquecido) ricemos aún más el rizo, que quieres mucho caldo pues toma media taza, inventemos las series a un solo partido, por supuesto en cancha del mejor clasificado en temporada regular. En vez de playoffs exprés hagamos playoffs instantáneos, cuartos y semis a partido único (eso sí, dejando al menos tres semanas de margen entre uno y otro, que tampoco es cuestión de abrumar al respetable), si acaso la final ya la dejaremos en tres partidos por aquello del qué dirán.

Las actuales semifinales de la ACB, de acuerdo con las peregrinas teorías de Riley, parece que ni siquiera habrían comenzado aún. Veremos si llegan a empezar algún día…

Anuncios

Publicado octubre 24, 2012 por zaid en NBA, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: