la vida ya no es maravillosa   Leave a comment

(publicado el 16 de octubre de 2009)

La vida podrá ser maravillosa, tal vez, pero ahora mismo, viernes 16 de octubre de 2009, pasadas ya las once de la noche que es cuando empiezo a teclear esto (veremos cuándo consigo acabarlo), me resulta francamente difícil que lo sea. Acaso nuestras vidas volverán a ser maravillosas, o no, quién sabe; pero la suya ya no podrá serlo, ya no será maravillosa porque ya no es vida, porque Andrés Montes se nos ha marchado esta tarde, nos ha dejado solos, esta vez sin previo aviso, esta vez sin despedida, esta vez para siempre. Y yo, que habré de reconocer que nunca me conté entre sus mayores fans, yo que le amé tantas veces como tantas otras renegué de él para luego el día menos pensado (en este pasado Eurobasket, sin ir más lejos) volver a amarle, yo que no le conocí ni me crucé jamás con él (si acaso de lejos, en algún pabellón), me he quedado aquí ahora mismo petrificado al leer la noticia, como si me acabaran de comunicar la muerte de un ser querido, alguien cercano, algún familiar. Me he quedado en tal estado de shock que ni siquiera sé como seguir, ni sé siquiera si podré acabar esto que tal vez no tendría que haber empezado…

Pero sí, como si fuera un familiar porque en cierto modo también lo era, porque fueron once años enteros compartiendo noche tras noche de NBA, él a un lado de la pantalla, yo (y tantos otros como yo) al otro, escuchando sus narraciones, sus chascarrillos, sus motes, sus ocurrencias, sus disertaciones sobre todo lo divino y lo humano… Porque nada humano le era ajeno, porque una noche cualquiera te podía hablar de baloncesto, música, periodismo, deporte, cine, libros, viajes, cocina (joder, si hasta esta misma mañana le recomendaba yo a un compañero, que se va unos días a A Coruña, que no dejara de visitar las churrerías de Bonilla… que no conozco, pero que tantas veces le escuché mencionar y elogiar). Y te hacía reír cienmil veces, y otras tantas también te exasperaba (a mí, al menos) cuando se iba del partido en el mejor momento, o cuando se ponía a pontificar sin ton ni son, para luego volver a hacerte reír de nuevo cuando más cabreado estabas, para acabar mostrándote finalmente ese lado lúdico de la vida al que tanto le gustaba referirse… Once años de NBA en el Plus más otros tres de Selección en laSexta, catorce años, tiempo más que suficiente para entender que Montes amaba sobre todo, por encima de todo, la VIDA, con mayúsculas. Montes, me da la sensación, amaba la vida mucho más de lo que la vida le amó a él: hoy mismo hemos podido comprobarlo.

Este deporte ya jamás será el mismo sin él, de hecho nuestras vidas (maravillosas o no) ya tampoco serán las mismas sin él. Ya no podremos escuchar ni decir jugón sin evocarle de inmediato, ya no sabremos ver a según qué jugadores sin pensar en todos aquellos apodos que él les puso y que ahora ya nadie más volverá a decir. Tantas frases, tantas historias, tantos buenos momentos guardados a cientos en nuestra videoteca, en nuestra memoria, sobre todo en nuestra memoria, ese único lugar en el que aún continúan viviendo aquellos que se fueron, todos aquellos que un día, de una forma u otra, formaron parte importante de nuestras vidas. Montes, durante unos cuantos años, formó parte importante de mi vida, acaso una parte mucho más importante de lo que yo mismo habría sido capaz de reconocer hace apenas unas horas. Casi no ha acabado de irse y ya estoy echándole de menos, quizá por haber comprendido finalmente (demasiado tarde) que le necesitábamos, que tipos como él son sencillamente imprescindibles, que hay ausencias que de ningún modo nos podemos permitir. Sí, la vida puede ser maravillosa, pero hay que ver qué hija de puta puede ser también la vida a veces, demasiadas veces. Hasta siempre, jugón. Descanse en paz.

Anuncios

Publicado octubre 26, 2012 por zaid en medios, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: