algún día nos despertaremos…   Leave a comment

(publicado el 20 de septiembre de 2009)

Algún día nos caeremos de la cama. Más tarde que temprano tendrá que llegar ese día en el que la vida ya no será maravillosa, un día en el que ya no tocaremos oro, tal vez ni oleremos las medallas siquiera, quizá ni pasemos el cruce de cuartos de final. Algún día, un aún lejano futuro se unirá a un ya lejano pasado, y será precisamente entonces cuando valoremos como se merece a este presente, este largo presente de tres años y pico del que no podemos ni queremos despertar. El día menos pensado vendrá la cruda realidad a pellizcarnos, de repente abriremos los ojos y nos encontraremos sumidos en la cotidianeidad, el breve mal sueño de hace una semana se nos tornará en permanente pesadilla ante la que sólo podremos encontrar refugio en nuestra memoria, en nuestros recuerdos de aquellos días de vino y rosas pasados en Tokio, Madrid, Pekín, Katowice, quién sabe si también Estambul, Lituania, Londres, quién sabe si incluso otra vez Madrid… Algún día volveremos a la vulgaridad, incluso a la mediocridad, algún lejano día dejarán de caérsenos lagrimones como piedras sólo por el mero placer de ver jugar a estos tíos. Algún día todos seremos abuelos cebolletas, nos reuniremos al calor del hogar (del pensionista) y con voz cascada nos diremos aquello de ¿os acordáis cuando ganamos el oro de Japón, el oro de Polonia, el oro aquel de Pekín que nos lo dieron bañado en plata para no enfadar a los americanos? ¿os acordáis cómo jugaban aquellos, los Gasol, Navarro, Calderón, Rudy, Ricky, Felipe, Garbajosa…? Aquello, aquello sí que era baloncesto, mientras los jóvenes, los que no llegaron a tiempo a esta fiesta nos mirarán diciendo bueno, ya les ha vuelto a dar, ya están otra vez éstos con sus batallitas. Nada dura eternamente, asumamos con serenidad que llegará ese día en el que no nos quedará más remedio que aprender a no soñar. Tendrá que llegar aunque no lo queramos, pero entretanto no dejemos que nos toquen, que ni nos rocen siquiera, por nada del mundo permitamos que nadie nos saque de este sueño. Que no se rompa la noche, que aún quede inmensamente lejos ese amargo despertar.

Anuncios

Publicado octubre 26, 2012 por zaid en preHistoria, selecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: