el quinto elemento   Leave a comment

(publicado el 11 de diciembre de 2009)

 

Están, cómo no, nuestros cuatro elementos esenciales, los habituales año tras año en cada Euroliga, Madrid, Barça, Baskonia, Unicaja, las cuatro patas sobre las que suele asentarse nuestro baloncesto cuando sale a pasear por Europa. Pero resulta que este año tenemos además una especie de quinta pata, un quinto elemento que no es de los nuestros pero como si lo fuera, y ello aún viviendo a miles de kilómetros, aún no sabiendo jamás dónde colocarle esa maldita hache, aún saliéndonos Quinqui en vez de Khimki, aún escribiéndolo en esos caracteres tan raros que nos lo escriben, aunque McCarthy salga del cirílico convertido en Mak Karti, tanto da. Por allí anduvo Garbajosa, allí aún continúa Scariolo, para allá que se fueron Raül y Cabezas y entre unas cosas y otras, hete aquí que este Quinqui, digo Khimki, ya parece casi como de la familia. Como si le hubiéramos parido, vamos.

Así que anteayer Teledeporte (que últimamente parece un poco más implicado en la cosa ésta de la Euroliga, loado sea el Señor, no sé qué señor pero loado sea) tuvo a bien regalarnos un estupendo Khimki-Panathinaikos, ahí es nada, el egregio campeón de Europa rindiendo visita a los alrededores de Moscú, otra magnífica oportunidad (más allá de sus duelos contra el Madrid) para comprobar el estado de nuestros emigrados a la estepa (sin polvorones) rusa. Y yo, que por lo general suelo ser más de Raül que de Carlos, no pude evitar tener la sensación de que anda bastante peor el de Vic que el de Marbella, qué le vamos a hacer. López anduvo bien en sus puntos fuertes, el picanrol es que lo borda, el Javtokas poniéndose las botas a su costa pero en el resto de lances como que se le vio muy inseguro, como si aún no hubiera acabado de recuperarse de los achaques que le han aquejado en estos últimos tiempos. Todo lo contrario de un Cabezas imperial, no necesariamente moviendo al equipo (nada nuevo) pero si haciendo que éste se moviera alrededor de él; durante muchos minutos pareció la única fuente fiable de anotación de los rusos, una vía de agua que los de Obradovic por más que lo intentaran eran incapaces de cerrar. Y ese Khimki, echado sorprendentemente a sus espaldas, que hasta se permitía el lujo de soñar…

Los sueños sueños son: a falta de algunos segundos aún ganaban de siete, con menos de diez segundos aún ganaban de cinco, ahí es nada, y fue justo entonces cuando pudimos apreciar la enorme diferencia entre un equipo grande, curtido en mil batallas y que más bien parece una selección europea, y un equipo (digamos) normal, que casi nunca ha tenido por costumbre verse en otra semejante. Mientras el PAO manejó aquellos últimos segundos razonablemente bien, el Khimki en pleno ejerció de pardillo, PARDILLO con mayúsculas, genuino pardillo de manual. Si hasta el propio Galilea lo vio venir, si desde su plató de TVE, a miles de kilómetros de distancia, ya nos avisó de que Fotsis iría a por aquel rebote, de que lo atacaría desde más allá de la línea de tres en cuanto Spanoulis tirara a fallar el tiro libre… Visto para sentencia, la suerte estaba echada, para los griegos la prórroga ya sólo sería coser y cantar.

Pero mereció la pena, tanto más en una semana bastante pálida en lo que a calidad baloncestera se refiere; si ustedes lo vieron me darán la razón, si se lo perdieron mal remedio tiene, qué le vamos a hacer. Pero claro, hay gente pa tó, y no me cabe la menor duda de que a algún furibundo madridista se le llevarían los demonios al ver que aquella prórroga le robaba el primer cuarto de Polonia. Cabreo legítimo, por supuesto, pero tan legítimo como lo fue nuestro disfrute, el de todos esos adictos que aún acostumbramos a poner el puro juego por encima de sus colores, bichos raros capaces incluso de pasárnoslo pipa con dos equiposajenos (si bien en este caso, uno mucho menos ajeno que el otro). En otro tiempo TVE habría cedido a las presiones, a la primera llamada de teléfono se habría cargado el final de Rusia para ofrecer el comienzo de Polonia, faltaría más, hasta ahí podíamos llegar; hoy ya no, no al menos este pasado miércoles. Y aún respetando todas las opiniones, qué quieren que les diga: ojalá sirva de precedente.

Anuncios

Publicado octubre 26, 2012 por zaid en Euroliga, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: