eñefobia   2 comments

(publicado el 9 de septiembre de 2009)

Anoche, durante el último cuarto, mientras la sombra del chinazo planeaba por delante de mis ojos (recuerden, 1994… pero nada que ver, aquel era simplemente un equipo normal, uno de tantos, no íbamos a ganar el oro sí o sí, no éramos campeones del mundo, subcampeones olímpicos y subcampeones de Europa como somos ahora), empezó a crecer en mi interior una idea (sólo una, no doy para más) que una vez acabado el partido fue tomando forma, y que si no me vine raudo a plasmarla fue porque estas cosas conviene no escribirlas en caliente, conviene dejarlas madurar (y también porque en casa me tenían el ordenador ocupado, a qué negarlo): una idea que, en síntesis, podría expresarse de la siguiente manera:estoy hasta los huevos de la Gira Eñemanía de los huevos (y ustedes perdonen que me ponga deliberadamente grosero, pero es que a estas alturas ya no me sale otra cosa; además me he cortado, que en vez del par de huevos iba a poner otro par que suena aún peor, y que hasta les he ahorrado cierto adjetivo de cuatro letras que habría figurado justo antes de Gira); ya está, ya lo he dicho.

Y es que mientras los demás juegan contra rivales de verdad nosotros jugamos contra rivales de medio pelo, hasta de cuarto de pelo en algún caso. Y que mientras los demás juegan verdaderos partidos de preparación nosotros jugamos amistosos, en el peor/mejor sentido de la palabra: amistosos en estado puro, jugadores y técnicos en perpetuo colegueo con árbitros y demás autoridades en un entrañable ambiente de mutua complacencia, todos jijí jajá, qué felices somos, qué encantados estamos de habernos conocido. Y que mientras los demás viven y trabajan en el mundo real nosotros estamos en los Mundos de Yupi, un maravilloso universo de fantasía e ilusión a la manera de Disney, como si en lugar de un equipo fueran una panda de amigos que hubiesen quedado para irse juntos de vacaciones, que me los llevan de acá para allá cual si de un viaje organizado se tratara, de fiesta en fiesta recibiendo agasajos por doquier allá por donde pasan. Luego, claro, un día salen del cascarón, te los llevas de paseo a Lituania, les meten de veintitantos y de un plumazo descubren que Papa Noel no existe y que los reyes son los padres, lo que les provoca un terrible shock que aún perdura a día de hoy. Los demás llegaron a Polonia con la preparación hecha, nosotros los verdaderos partidos de preparación los estamos disputando justo ahora, ya veremos si nos dan para llegar hasta cuartos de final.

Dentro de unas horas tocará Eslovenia (acaso ya habrá tocado cuando usted lea esto), y a estas alturas ya sólo me sale ponerme en lo peor: perderemos, visto lo visto no me cabe en la cabeza ninguna otra posibilidad. Pero eso siendo malo no es lo peor, lo peor es que luego se la jugarán británicos y serbios, y que si los hijos de la Gran Bretaña tienen a bien derrotar a los de Ivkovic por ocho o nueve puntos de diferencia (e incluso por siete o diez podría valerles, dependiendo de cuántos metan) pues resultará que estaremos fuera, y no me ponga esa cara porque cosas aún mucho más extrañas hemos visto. Sí, estaremos fuera, hablaban ustedes de fracaso (si sólo quedar segundo ya lo era), pues toma fracaso, llegamos para ganar el oro y tres días después nos vamos sin ser siquiera capaces de entrar entre los doce mejores de la competición. Pero no teman, no se me asusten, no se me vayan a preocupar ahora: si ello sucediera no hay cuidado, el Mundial no peligraría, la FIBA en su inmensa generosidad nos concedería una de esas plazas que se reserva por invitación, siendo como somos campeones del mundo no cabría pensar en otra posibilidad. Todo lo cual, por supuesto, nos dará pie para montar justo antes de llegar a Turquía la espectacular Gira Eñemanía 2010, calles y plazas de nuestros pueblos y ciudades de nuevo engalanadas para la ocasión, qué alegría, qué emoción, qué enorme satisfacción.

Anuncios

Publicado octubre 26, 2012 por zaid en preHistoria, selecciones

2 Respuestas a “eñefobia

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Pingback: Ruta Z | zaid Arena

  2. Pingback: EÑEPOLLECES 2015 | ZAID ARENA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: