lunes de resaca   Leave a comment

(publicado el 21 de septiembre de 2009)

 

Dado que el partido de ayer se pareció a la Final de Saitama como se parecen dos gotas de agua, no es de extrañar que este lunes 21 de septiembre de 2009 también se parezca asombrosamente a aquel otro lunes 4 de septiembre de 2006. Te cruzas con la misma gente por los pasillos y les vas viendo la misma cara de felicidad, y hasta vuelves a escuchar aquellos mismos comentarios, qué buenos son, cómo juegan, vaya partidazo, etc. Y sin embargo, en algún caso (sólo en algún caso, afortunadamente) parece empezar a apreciarse una especie de síndrome de Induráin, como si a algunos ya les aburriera tanta victoria tan aplastante, como si todo lo que no fuera ganar sufriendo no tuviera ya sentido. Y mira que en este caso la Federación (extraordinaria una vez más en su incomparable labor de promoción de este deporte) puso todos los medios al respecto, sentando en la preparación las bases para que tuviéramos una primera semana realmente angustiosa y así disfrutáramos más de las victorias en la segunda. Gran idea, qué duda cabe, pero que al final se les fue de las manos, al final el éxito sorprendió a la propia empresa, tanta superioridad rebasó con creces sus expectativas y hasta provocó un efecto contrario al que se pretendía lograr, vaya por dios…

O como dijo el torero, que hay gente pa tó. Pongamos por ejemplo el compañero aquel del que les hablaba el otro día, ese que no quiso ver los partidos de Polonia y Francia por no poder soportar tanta tensión, ese que me dijo luego que sí vería los restantes porque una vez pasado el cruce de cuartos ya no iba a sufrir, ya le daba igual… Pues tampoco: vaya rollo tío, qué aburrimiento, claro, si es que así no tiene gracia, nosotros lo vimos un ratito pero luego ya empezó la niña con que quería ver Fibrilando así que cambiamos, total, si ya daba igual… O está ese otro que te dice, yo cuando ganaban de veinte ya me fui a ver al Doctor Mateo, que de entrada te piensas si se habrá ido a urgencias por no poder resistir tanta emoción, pero luego ya caes en la cuenta de se trata de una serie… Vamos, que ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio, contigo porque me matas, sin ti porque yo me muero: si pasamos apuros malo, si ganamos de paliza peor; no queremos sufrimiento pero aún menos queremos aplastamiento. Amores queridos son los más reñidos, dicen, pudiendo ganar por la mínima que se quiten las goleadas, por dios qué vulgaridad. No, si va a ser eso, al final resultará que somos tan buenos que hasta somos contraproducentes (y ustedes me disculpen la constante utilización de la primera persona del plural, no puedo evitarlo, me sale aunque no quiera).

Mencionaba antes el síndrome de Induráin, y al respecto siempre recuerdo las declaraciones de un director ciclista de la época, Javier Minguez, que venía a decir que España era un país de perdedores, razón por la cual aquí no se apreciaban ni se valoraban en su justa medida los éxitos del corredor navarro. Ya podía Induráin ganar un Tour tras otro que todo daba igual, un amplio sector de población (azuzado por cierto comunicador apocalíptico de la época) echaba pestes, esto es soporífero, siempre gana el mismo, qué coñazo, cosas así. Se renegaba de Induráin en la misma medida en que se ensalzaba (aún después de su retirada) a Perico Delgado, puro prototipo de corredor a la española, tan capaz de hacer la machada en el Alpe d’Huez como de llegar tarde a tomar la salida en una contrarreloj. Los tiempos han cambiado, afortunadamente hoy ya no somos ese país de perdedores (en lo deportivo, al menos), ya no llevamos la derrota escrita en los genes, nos hemos acostumbrado a ganar hasta en disciplinas que antes jamás habríamos imaginado… pero aún así nunca falta alguno que en estas situaciones se queda completamente descolocado, yo aquí con toda la bilis preparada, pues a ver qué hago ahora, me la tendré que tragar… Nos va la marcha, qué duda cabe.

Repito, no exageremos, son minoría, menos mal. Hoy todo dios está como loco con la selección de baloncesto, de paso algunos aprovechan para acordarse también de la de fútbol (faltaría más), esta vez sin reproches, sin agravios comparativos, unos y otros campeones de Europa, joder, es de locos, quién nos lo iba a decir hace unos años, esto no puede estar pasando, no puede ser verdad. Y por haber, los hay que hasta vienen a tu mesa a felicitarte, ¡¡¡tío, enhorabuena!!!, que te entran ganas de decirles (y a veces hasta se lo dices) pues gracias, pero vamos, que yo no he jugado, que no he tenido nada que ver, que lo más que hecho ha sido verlo por la tele como todo el mundo, y de entrada se te descolocan pero enseguida te responden, ya, sí, claro, pero como te gusta tanto… De alguna manera acaban haciéndote sentir como si este título fuera un poco más tuyo (es decir, de todos los que amamos profundamente este juego) que de los demás, aquellos que sólo pasaban por aquí. No estoy seguro de que sea así, más bien entiendo que estas cosas serán de todos o no serán… pero está bien sentirlo.

Por tener, tengo hasta una compañera con la que no he podido hablar todavía, más que nada porque a estas horas aún debe estar en Katowice. No, a la chica no es que le entusiasme el baloncesto pero tiene un marido que al parecer es un auténtico adicto (no sé de qué me suena), así que por su cumpleaños ha tenido la feliz ocurrencia de regalarle un viaje para dos personas a la fase final del Eurobasket, crujiendo de envidia por el mismo precio a cierto compañero suyo que está aquí tecleando, es decir yo. Claro, yo lo he comentado en casa, así como dejándolo caer, y de paso he aprovechado para recordarle a mi señora que el Mundial del año que viene es en Turquía, fíjate qué maravillosa oportunidad de conocer ese bello país… Por el ataque de risa que le ha dado, mucho me temo que no va a colar…

Anuncios

Publicado octubre 26, 2012 por zaid en preHistoria, selecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: