sinceridad vs. profesionalidad   Leave a comment

(publicado el 27 de noviembre de 2009)

Canal +, madrugada del martes al miércoles, partido Toronto-Indiana. Hacia la mitad del primer cuarto salta a la cancha Tyler Hansbrough, y raudo y veloz David Carnicero (que le conoce bien, que ya le hizo unos cuantos partidos en su día y que además suele tener la sana costumbre de documentarse antes de los mismos) se pone a desvelarnos las excelencias y no-excelencias de su currículum, ya saben, su número 13 del draft, sus premios Wooden al mejor jugador universitario, sus récords históricos en la ACC, su apodo dePsycho T, su intensidad, su tosquedad de movimientos, su resistencia a todos aquellos pronósticos de que jamás podría hacer carrera en NBA… Dicho todo lo cual, toma la palabra su compañero Nikola Loncar y todo lo que se le ocurre contestar es “no sé, la verdad es que yo nunca le he visto jugar…

Reconozco que hay cosas que jamás dejarán de sorprenderme. Yo, cuando me pongo a ver un partido, generalmente espero y deseo que el analista de turno sepa más que yo, o al menos lo mismo, acerca de aquello de lo que habla. Y no quiero que esto suene pretencioso, que al fin y al cabo yo no soy nadie, que no tengo ni la menor duda de que el señor Loncar sabe infinitamente más que yo de aspectos técnicos y tácticos, no digamos ya de toda clase de intríngulis de aquella Liga. Que conoce sobradamente el baloncesto FIBA porque lo ha jugado profesionalmente durante quince o veinte años, que conoce sobradamente la NBA porque le encanta, eso salta a la vista. Y que tiene todo el derecho a que no le guste ni le interese lo más mínimo la NCAA, faltaría más (él se lo pierde); pero vamos, que echando cuentas el Plus habrá dado como docena y media de partidos del susodicho Hansbrough durante estos últimos cuatro años, que digo yo que si trabajas allí te tendrás que tropezar con ello aunque no quieras, tanto más cuando algunos de esos partidos fueron de Final Four, sin ir más lejos dos este mismo año, sin ir más lejos aún Hansbrough y demás Tar Heels aún siguen siendo vigentes campeones de dicha competición… Claro, si la cosa universitaria le repele tampoco es obligatorio pero qué sé yo, al fin y al cabo se trata de un rookie de lotería, qué menos que verte al menos un vídeo de un par de minutos en el Youtube, que siendo quien eres ni siquiera te lo tendrás que buscar, que se lo pides al de documentación y asunto resuelto… “No sé, la verdad es que yo nunca le he visto jugar”: no tenemos más que agradecerle su sinceridad; ojalá pudiéramos también agradecerle su profesionalidad.

(Nota al margen: escribo originalmente en word, y cada vez que pongo Loncar el corrector ortográfico me lo cambia por Roncar. También es casualidad…)

Anuncios

Publicado octubre 26, 2012 por zaid en NBA, NCAA, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: