Teodosic   Leave a comment

(publicado el 19 de septiembre de 2009)

 

No, no teman, hoy no toca catarata de elogios hacia la selección española, que demasiados he soltado ya en esta última semana (casi tantos como reproches la semana anterior) y ya se sabe que de estas cosas no conviene abusar, so pena de provocar la huida del respetable hacia otros lugares menos monótonos. Y mira que no me faltarían motivos, que el trabajo de orfebrería fina de hoy nada ha tenido que envidiar al de anteayer, pero aún así me aguantaré las ganas (hasta mañana, espero) y optaré por derramar mis loas en otra dirección. En dirección a Serbia, por más que me duela, y hacia un jugador que si no existiera Pau tendría ya a estas horas todas las papeletas para ser proclamado MVP del Torneo: me estoy refiriendo, acaso por el título ya lo habrán adivinado, al base serbio Milos Teodosic.

Teodosic se apareció en nuestras vidas hace apenas dos años, con ocasión del Eurobasket de 2007. Antes ya teníamos referencias suyas, pero fue precisamente aquí donde empezó a demostrar de lo que era capaz, y aún habría seguido demostrándolo si aquella aparición nos hubiese durado algo más que tres días, lo que tardó aquella Serbia de Slavnic en caer con todo el equipo y volverse para Belgrado entre gritos de Milicic acerca de las costumbres sexuales de las madres de los árbitros. Teodosic tras breve escala embarcó rápidamente hacia Atenas, más concretamente hacia El Pireo, hacia ese Palacio de la Paz y la Amistad donde los rectores del Olympiacos le esperaban con los brazos abiertos. Todo muy bonito (un poco ñoño, pero bonito) si no fuera por esa costumbre que tienen los dos grandes equipos atenienses de no formar plantillas sino atesorar selecciones mundiales. Teodosic se ha pasado un par de años a la vera de lo más florido y granado del panorama baloncestero europeo y si me apuran mundial, lo que estaría muy bien si no fuera porque en todo ese tiempo no le ha dado bola ni dios. He tenido la curiosidad (no se me quejarán de labor de documentación) de irme a mirar sus promedios de esta última temporada a las órdenes de Giannakis: siete puntos y dos asistencias y media en la Liga Griega, tres puntos y algo menos de dos asistencias en una Euroliga en la que prácticamente no le hemos visto el pelo, que la sombra de Papaloukas (y la de Halperin, y la de Pargo, y la de Greer…) es sumamente alargada. Hacer una especie de selección mundial está muy bien, allá ellos y sus inmensas fortunas, pero tener a un tío de la calidad de Teodosic pelándose el culo en el banquillo durante dos años enteros es un delito que debería perseguirse de oficio.

Pero la calidad siempre sale adelante que diría un cursi en estos casos, tanto más si esa calidad va a parar a una selección serbia en pleno proceso de reconstrucción, una generación que sólo parecía estar esperando al base que la dirigiera. La calidad siempre sale adelante pero esto más bien parece una explosión, tanto constreñirla durante estos dos años, se ve que al final han saltado las costuras. Lo de Teodosic es un desparrame de talento, lleva siéndolo todo el Torneo pero lo de hoy ya ha sido para mear y no echar gota, ustedes perdonen la vulgaridad: no he podido ver el partido entero (que uno tiene familia y estas cosas conviene dosificarlas, tanto más si hay que verlas por ordenador, tanto más tras haber dedicado la tarde al España-Grecia), he visto algún minuto del segundo y tercer cuarto y luego ya sí, el chute definitivo, último cuarto y prórroga al completo. Más que suficiente para ver a un Teodosic siempre dirigiendo, siempre dividiendo para doblar al mejor postor, siempre tomando buenas decisiones. A un Teodosic que en los minutos postreros decidió echarse el equipo a la espalda martilleando canasta tras canasta, triples que caían como puñales sobre el aro esloveno, y cuando no una bandeja (más tiro adicional), o una falta con tres tiros libres de premio, o el enésimo pase mortal al que está solo… Sólo tiene veintidós años, y se cargó él solito el partido con un aplomo que para sí hubiera querido, por ejemplo, ese Jaka Lakovic que tuvo enfrente. Treintaidós puntos, la criatura, pero además una sensación de dominio que está muy por encima de su anotación. Insisto, no será MVP porque está Pau, y sobre todo porque quiero creer que van a perder mañana. Pero hágame un favor, no apueste en su contra, no vaya a ser que se pique…

¿Saben lo que más temo de Serbia (aparte de lo que ya conté ayer en el post anterior, aparte de esto que acabo de contar hoy)? Allá por mediados de los ochenta se presentó en la Final Four de la Euroliga (entonces aún sólo Copa de Europa) un equipo llamado Jugoplastika, integrado por una serie de jugadores a quienes apenas conocía nadie; pero quiénes son estos tíos, este Kukoc, este Radja, nos preguntábamos justo antes de que arrasaran con todo lo que se les puso por delante, inaugurando aquella dinastía que les duró unos cuantos años. Tiempo después, allá en los comienzos/mediados de los noventa, se presentó en otra Final Four otro equipo, éste llamado Partizan, de vida tan difícil por aquel entonces que hasta había dejado de ser el Partizan de Belgrado para convertirse en el Partizan de Fuenlabrada por culpa del conflicto de los Balcanes; aquel año volvimos a preguntarnos (por poco tiempo) quiénes eran aquellos Djordjevic, Danilovic, Rebraca, que se llevaron el trofeo (en Badalona nunca podrán olvidarlo) aunque no pudieran inaugurar otra dinastía (el caballero don dinero lo impidió), al menos a nivel de club. Y claro, a estas alturas usted (si ha aguantado hasta aquí, que le reconozco el mérito) se estará preguntando a qué demonios vienen estas dos batallitas de abuelo cebolleta: pues vienen a que esta generación me recuerda mucho, demasiado, a aquellas otras dos; estos Tepic, Tripkovic, Velickovic, Macvan, Teodosic, parecen estar pidiendo a gritos su Final (que esa ya la tienen), su victoria que les consagre de una vez por todas a nivel internacional. ¿Mañana? No, para qué, si no hay prisa, si son muy jóvenes, ya tendrán otras oportunidades, no se me vayan a precipitar…

Anuncios

Publicado octubre 26, 2012 por zaid en preHistoria, selecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: