un tema menor   Leave a comment

(publicado el 29 de octubre de 2009)

 

Dicen que de sabios es rectificar. Digo yo que de más sabios debe ser no equivocarse, pero dado que de equivocaciones vamos todos sobrados (cualquiera que lea mi anterior post, comentarios incluidos, podrá confirmarlo) conformémonos al menos con la sabiduría de la rectificación, así como felicitemos públicamente a todos aquellos que en un momento dado son capaces de enmendarse la plana (de envainársela, también podríamos decir), reconocer el error, desandar lo andado y retomar sus pasos con nuevos bríos, pero esta vez por la senda correcta… (no sé si no se me habrá ido la mano con el párrafo introductorio…).

Felicitemos pues públicamente a la Euroliga. Sí, no me ponga esa cara, a la Euroliga de baloncesto, que también existe aunque tal vez usted (si no es adicto a esto) no se haya enterado todavía. La Euroliga 2009/2010 ya ha comenzado aquejada de los mismos males que de costumbre, a saber, insignificancia mediática, total ausencia de competitividad en esta primera fase, absoluta indefinición en lo que se refiere al modelo de competición, etc, errores todos ellos de sumo calado para los que no resulta fácil encontrar una rectificación, tanto menos si aún ni siquiera han sido capaces de diagnosticar el problema. Pero al menos, felicitémonos una vez más por ello, la Euroliga sí que ha sido capaz de rectificar en un tema menor, muy menor, pero que a muchos aficionados nos trajo a mal traer (valga la redundancia) durante las temporadas precedentes: el tamaño de su marcador.

Me estoy refiriendo al marcador que aparece permanentemente en pantalla durante los partidos, es decir, a aquella mosca minúscula que la Euroliga solía insertar en la parte inferior izquierda de nuestro televisor, ésa que muchos llegamos a pensar si no estaría patrocinada directamente por la ONCE, o al menos por laAsociación Europea de Ópticos y Optometristas o por la Federación Europea de Colegios de Oftalmólogos(estos dos últimos entes no sé si existen realmente, pero ahí los pongo por si acaso): daba igual que tuvieras un televisor de 29 pulgadas (mi caso), daba incluso igual que tuvieras la insana costumbre de verlo desde demasiado cerca (también mi caso), al final tenías casi que postrarte de hinojos ante esa esquina inferior izquierda de la pantalla, guiñar los párpados hasta límites insospechados para poder averiguar cómo iban, no digamos ya para saber el tiempo que quedaba para el final… Y por si acaso se lo estuviera usted preguntando habré de reconocer que efectivamente llevo a cuestas cuatro dioptrías y pico en cada ojo (o tal vez más gracias a la Euroliga, que ya hace años que no me gradúo), lo que no significa nada porque no es algo que me pasara sólo a mí, sin ir más lejos mi hijo (que hasta la fecha no ha heredado este defecto físico de sus padres, tocaré madera) cuántas veces no me habrá dicho en estas últimas temporadas el marcador no se ve, papá

Felicitemos pues por su rectificación a la Euroliga, que este año ha incorporado por fin a su infografía televisiva un marcador que da gloria verlo: ya no retractilado mínimamente en una esquina sino extendido a todo lo largo de la parte inferior de la pantalla, y en el que se distinguen a la perfección los equipos, el tanteo, el periodo, el tiempo (así el de cada cuarto como el de cada posesión) y hasta un dato nuevo, un 5 pequeñito de color rojo que de vez en cuando se enciende al lado del nombre de cada equipo, supuestamente para indicar que ha entrado en el bonus (o en el malus, como solía decir en sus momentos de inspiración el nada añorado Nacho Calvo). Y todo ello se ve a las mil maravillas así se trate del formato tradicional como del panorámico, tanto da que nos achaten la pantalla como que nos la dejen tal cual, hasta los cortos de vista podemos apreciar de un plumazo toda la información… Sí, claro, no faltarán quienes nos digan que a la Euroliga le ha costado varios años encontrar un formato que otros son ya capaces de ofrecer desde su primer día de competición, razón tendrán en sus críticas más que de sobra pero no seré yo quien me sume a ellas, hoy no al menos, hoy (es decir, esta temporada) la Euroliga ha rectificado en algo, hoy la Euroliga, loado sea el cielo, nos ha dado por fin un pequeño motivo de satisfacción. Felicitémonos todos por ello.

Anuncios

Publicado octubre 26, 2012 por zaid en Euroliga, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: