Unibase   Leave a comment

(publicado el 13 de noviembre de 2009)

 

Aún andan en Málaga mesándose los cabellos por la marcha de Carlos Cabezas sin querer darse cuenta que aquello ya no tiene vuelta a atrás, tal vez Manolito nunca debería haberse ido pero una vez que se ha ido ya no va a volver, al menos por ahora… Y digo yo que quizá les haya llegado el momento de pasar página, de empezar a entender que sus problemas en la dirección del juego no les vienen sólo por la marcha de Cabezas sino también, y sobre todo, por su manifiesta incapacidad para encontrar otro base decente.

O al menos lo que yo entiendo por un base: durante muchos años disfrutaron en Málaga de una pareja absolutamente complementaria y sencillamente inmejorable, Sánchez-Cabezas, así como (tras el fallido experimento Popovic) el pasado año ofreció magníficos réditos el dúo Cabezas-Cook. Hoy el primero ya no está pero el segundo allí sigue, y diría yo que eso es lo que les salva porque a mí el susodicho c00k (tal vez el único jugador del mundo que lleva por dorsal las dos letras centrales de su apellido) me parece un estupendo director de juego: quizá de perfil algo bajo en ocasiones, pero con criterio suficiente para hacer llegar el balón a quien lo merece, para mejorar a sus compañeros y también para jugársela él con cierto tino si se requiere su anotación. Tiene días mejores y otros peores (como casi todo el mundo, por otra parte) pero a mí en líneas generales me parece perfectamente adecuado para un equipo como Unicaja. El problema no es él. El problema reside en que no hay nadie más que él.

Citemos una vez más a Jack el Destripador (es decir, vayamos por partes): en el principio fue Gomis. Gomis a quien ya conocían, Gomis que ya llegó en plan temporero el pasado año, Gomis que finalmente se ganó con creces el derecho a quedarse. Pero Gomis (recurramos una vez más a la palabreja dichosa) es un jugón, jugón pequeñito, jugón a la francesa si ustedes quieren, pero jugón al fin y al cabo. Impresionante en penetración, más que aceptable en el tiro (aunque me gusta más penetrando que tirando), intenso a más no poder, muy capaz de realizar arabescos insospechados… pero lo de pasar y dirigir, ay amigo, eso ya es otro cantar. Típico dos-en-un-cuerpo-de-uno, el año pasado les hizo un apaño y probablemente pensaron que éste también se lo haría… hasta que se averió, vaya por dios. Acudieron al mercado deprisa y corriendo y se llevaron lo primero que encontraron, otro (presunto) base, rápido cual personaje de dibujos animados (si hasta se le veía borroso…) y con apodo también de dibujos animados (aunque de otra clase), Pooh Jeter. Y dijeron hale, ya está, problema resuelto, sin reparar en que aquel remedio podía ser mucho peor que la enfermedad. Gomis no será un base pero al menos siempre tuvo criterio a la hora de decidir lo que se jugaba, en cambio Jeter resultaba ser como el perro del hortelano, ése que ni come ni deja comer: ya que no la pasas al menos no te la juegues veinte veces por noche, total para luego meter dos. No digo que no pueda ser medianamente útil para ir de estrella en un equipo de zona baja (como lo fue en Menorca), pero en uno con aspiraciones siempre acabará por ser una rémora.

Así que puerta, y volvamos nuevamente al mercado, a ver qué hay… Anda, mira, si está por ahí Shammond Williams, un tío que ya conoce de sobra la ACB, la solución perfecta, cómo no se nos ocurrió antes, cómo podríamos dejar pasar semejante oportunidad… Pues vale, y no digo yo que en Málaga no se estén frotando las manos ante el supuesto acierto de su fichaje, pero yo no lo veo, qué quieren que les diga. Shammond Williams, ya lo he comentado más de una vez pero no estará de más volver a recordarlo, se crió baloncestísticamente a las órdenes de Dean Smith, todo un lujo, y a la vera de compañeros de no menos lujo como Vince Carter, Antawn Jamison, Ademola Okulaja… y Ed Cota, que también pasó por aquí (y tampoco cuajó) pero que éste sí que era un verdadero base con todas las de la ley; porque Shammond Williams nunca fue nada más que un estupendo dos en aquel magnífico equipo de North Carolina, otra cosa es que luego al (intentar) llegar a la NBA le vieran demasiado endeble para el puesto y le quisieran utilizar de uno, y aún otra cosa muy distinta es que en Europa se lo creyeran y pensaran estar comprando un base cuando en realidad estaban comprando otra cosa.

Así que no cuajó en Barcelona ni tampoco en Valencia (aunque a ratos creyeran que sí; pero yo cada vez que veía a aquel -aún- Pamesa no podía evitar tener la sensación de que eran mucho mejores con Oliver): tiró mucho (a veces demasiado), anotó bastante, dirigió poco (a veces nada) y dejó huella con momentos muy puntuales de suma brillantez y con aquella histórica frase (que luego le copió Brandon Jennings), Ricky Rubio está sobrevalorado… (que si lo piensan puede resultar hasta lógico que Shammond Williams dijera eso, dado en él el baloncesto apenas pasa de ser un deporte individual: jugártela sin ton ni son en cuanto se te presenta la ocasión, anotar mucho, defender lo justo, pensar en los compañeros poco y menos; mirándolo desde su punto de vista es normal que Ricky le parezca sobrevalorado ya que éste nunca hará -afortunadamente- muchas de las cosas que él hace… del mismo modo que Shammond Williams nunca podrá hacer otros cientos de cosas -entender el juego, sin ir más lejos- que el de El Masnou sí hace a las mil maravillas…) Y esto es todo amigos, y en Málaga andarán tan contentos, y no seré yo quien diga que no pueda salirles bien; sólo digo que no creo que sea lo que necesitan.

Y además no creo que sea tan difícil: miren por ejemplo mil kilómetros hacia el norte, en Vitoria/Gasteiz: querían un base, fueron al mercado a por un base y hete aquí que se trajeron un base, Sean Singletary, yo recuerdo haberle visto un par de veces con Virginia (Universidad de) y puedo asegurarles que el susodicho es un base, base anotador pero base al fin y al cabo, ni más ni menos que eso. Luego les podrá salir bien o mal, podrá adaptarse mejor o peor a la vida de aquí, al juego de aquí, a las exigencias de Ivanovic, pero así de entrada no cabe duda de que es exactamente lo que buscaban. En cambio en Málaga han preferido quedarse con lo malo conocido (pónganle a la palabra malo tantas comillas como deseen) en vez de con lobueno por conocer (más comillas), opción legítimamente conservadora pero que, tal como yo lo veo, no pasará de ser un mero parche…

A no ser que lo que busquen sea exactamente eso, a no ser que el perfil que deseen para el papel de segundo base sea precisamente el de un base de mentira, un uno y medio mucho más anotador que director, si es así ya me callo, claro, olé sus huevos, faltaría más… Pero vamos, que para traerse un dos a hacer las veces de uno a lo mejor ya les valía con lo que ya tienen, qué sé yo, Taquan Dean, hasta el mismísimoYirigüé, no digamos ya el Berni, quién sabe si Saúl incluso… O ya puestos, podrían hasta haber repescado (cuando aún estaban a tiempo de hacerlo, claro) al propio Kelati, que no tiene cuerpo de base ni por asomo ni será un base jamás en la vida, pero cuyo sentido colectivo del juego está muy por encima del de todos aquellos mencionados en los párrafos precedentes… Ellos sabrán.

Anuncios

Publicado octubre 26, 2012 por zaid en ACB, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: