vaso medio…   Leave a comment

(publicado el 15 de septiembre de 2009)

 

Si piensa echar las campanas al vuelo, casi mejor procure apartarse no vaya a ser que le caigan encima. Ayer ganamos con claridad y suficiencia a una Lituania que apenas es media Lituania, una Lituania sencillamente irreconocible, acaso la peor de estos últimos veinte años (es decir, acaso la peor desde que recuperaron la independencia). Que vale, que sí, que Jomantas, Kalnietis, Delininkaitis, en un momento dado te pueden hacer un apaño (y de hecho bien que nos lo hicieron en Vilnius, hace semana y media), pero que con lo que se han dejado en casa (o en la playa) se podría formar un quinteto titular de ensueño, Jasikevicius, Kaukenas, Siskauskas, Songaila, Ilgauskas, añadan a Macijauskas (o lo que quede de él) de sexto hombre si así lo desean. Y vale que el de los Cavs no tenga por costumbre jugar con su selección desde infantiles, pero el resto suelen ser tan asiduos que una Lituania sin ellos es como un jardín sin flores. Y ayer, ante este jardín sin flores, hicimos un primer cuarto sencillamente patético, un segundo cuarto sencillamente sublime, un tercer cuarto simplemente bueno y un último cuarto de aliño, de relax, total a éstos da igual por cuánto les ganemos así que para qué nos vamos a molestar. Todo lo cual no es poco viniendo de donde venimos, pero no sé si será suficiente yendo hacia donde vamos.

Itu y Epi andaban hacia el final del partido en ese mismo debate. A mí me gustaría sobremanera apuntarme al vaso medio lleno del ex madridista, pero demasiadas veces se me aparece el vaso medio vacío del ex barcelonista. Sí, por fin jugamos a algo (a ratos, a mucho), por fin movimos el balón con fluidez (es decir, como casi siempre lo hicimos antes de llegar a Polonia), por fin dimos velocidad al juego, por fin recuperamos nuestras esencias en defensa, por fin Ricky volvió a ser Ricky en ambos lados de la cancha. Vaso medio lleno, pues… hasta que reparo en que sólo jugamos a ráfagas (como solía decirse hace años de la selección de fútbol), hasta que pienso que nuestro rival estaba ya casi desahuciado antes de saltar a la cancha, hasta que miro hacia adelante y me doy cuenta de lo que se nos viene encima.

Lo que se nos viene encima es Polonia, y esta vez no se molesten en echar cuentas de ninguna clase: el que gane será (probablemente) cuarto y jugará los cuartos (valga una vez más la redundancia y la repugnancia), el que pierda quedará eliminado y recibirá además un castigo aún peor que su propia eliminación, el tener que jugar por los puestos del 9 al 12. Y sí, usted (de los del vaso medio lleno también, seguro) me dirá que hemos recuperado sensaciones, que somos buenos y ahora ya por fin hasta empezamos a parecerlo, que somos infinitamente mejores que los polacos, que ellos apenas tienen las ocurrencias de Logan, los triples de Ignerski, las apariciones fugaces de Lampe, los pick&rolls con Gortat (mucho menos tronco de lo que parece, en mi opinión) mientras nosotros tenemos mil y un recursos más con los que darles en las narices; pues tal vez, pero es que yo a estas alturas empiezo a tener la sensación de que todo eso ya apenas sirve para nada: toca ganar o ganar, pero ganar o ganar a una Polonia con el ambiente de cara y ante la oportunidad de su vida, nada menos que poder meterse en cuartos en su propio Europeo, hacer historia… (y por favor, no me venga usted ahora con aquello de que también es mala suerte, tener que jugarnos el partido decisivo precisamente contra el anfitrión; no me negará que esta vez nos lo hemos ganado a pulso, que tenemos lo que nos merecemos). Eso sí, puestos a hacer historia en ningún caso harían tanta como nosotros, desde luego: nosotros, si nos quedáramos fuera de cuartos de final de un Eurobasket por primera vez desde hace más de treinta años, sí que escribiríamos una página realmente imborrable, un acontecimiento irrepetible (espero) que quedaría para los anales por los siglos de los siglos: de un plumazo haríamos historia histeria, y todo por el mismo precio.

Anuncios

Publicado octubre 26, 2012 por zaid en preHistoria, selecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: