ex ángel de la guarda   Leave a comment

(publicado el 31 de mayo de 2010)

 

Aquellos que tenemos esta insana costumbre de juntar letras en Internet, muy a menudo necesitamos recurrir a algún ángel de la guarda. Es decir, soltar una sucesión de chorradas una tras otra puede resultar relativamente sencillo, pero si entre chorrada y chorrada se te escapa algún dato tampoco estará de más corroborar ese dato. Puedes estar más o menos seguro de que Fulanito llegó a tal equipo en tal fecha, o de que Menganito jugó en la Universidad de Tal, o de que Zutanito estuvo en los Cual antes de ir a parar a los Pascual, pero por muy (in)seguro que estés una comprobación a tiempo siempre te podrá evitar males mayores. Cuántas veces no habré salvado los muebles justo antes de publicar algún tocho, justo tras descubrir que aquella Euroliga que yo situaba en 1998 era en realidad la de 1999, o que aquel jugador cuyos orígenes situaba yo en Utah (Universidad de) en realidad había empezado en Brigham Young… Lo dicho, cuando quieres hacer algo mínimamente bien (siempre dentro de mis limitadas posibilidades) necesitas unángel de la guarda, y el mío llevaba el extraño nombre de Basketpedya, página web que descubrí por pura casualidad (como suele suceder) hace algunos años y que desde entonces me ha ayudado a desfacer mil y un entuertos… hasta hoy (es decir, hasta hace unos días). Porque (como acaso ya habrá deducido en función del tiempo verbal) si fuera usted a pinchar en ese enlace que le he puesto unos renglones más arriba, hoy ya tan sólo podría encontrar la siguiente respuesta:

GOOD BYE!!
Basketpedya is over. Thanks all visitors for 4 fantastic years.

HASTA SIEMPRE!!
Se ha cerrado basketpedya. Gracias a todas las visitas por 4 años fantásticos.

Siempre es doloroso que se cierre una página web dedicada en cuerpo y alma (extraños conceptos tratándose del ciberespacio) al baloncesto, que no está precisamente nuestro deporte como para andar prescindiendo de algo de lo mejor que tenemos. Y no es que me uniera a esta web (ni de lejos) el mismo vínculo afectivo que a aquella otra (eternamente añorada) Plataforma SEDENA, esto es más bien otra cosa, quizá la constatación de un vacío, como ese electrodoméstico que mientras te funciona ni te acuerdas de su existencia, pero que un día se te muere y es sólo entonces, cuando empiezas a echarlo de menos, cuando finalmente lo valoras en su justa medida (salvando las evidentes distancias, claro). Basketpedya era tal vez la base de datos más completa que hayamos conocido (que yo haya conocido, al menos) a este lado del Atlántico, la que te permitía encontrar el currículum de cualquier jugador, entrenador o club por raro que éste fuera, tecleabas apellido y nombre y automáticamente ahí lo tenías a tu entera disposición, todas sus temporadas así hubiera jugado o entrenado en Wisconsin, Filipinas, Beluchistán o las Chimbambas, todas sus estadísticas (siempre y cuando la liga en cuestión las ofreciera), todas las competiciones así de club como de selección, todos sus títulos, todo ello de libre acceso en catalán, castellano o inglés a gusto del consumidor, todo un ingente arsenal de valor incalculable (al menos para mí, claro), que ahora se me abren las carnes sólo de pensar que pueda echarse a perder. Supongo que lo que no puede ser no puede ser (y además es imposible), supongo que es extenuante intentar sacar adelante un proyecto así, mantenerlo de hecho durante cuatro hermosos años sin apenas más ayudas que las que tú mismo te proporcionas. Y supongo que llegados a este punto ya no hay vuelta atrás, nada queda por hacer, tan sólo dar las gracias al padre de la criatura, Raúl Orrios, a quien no tengo el gusto de conocer pero a quien desde aquí envío mi más sincera enhorabuena por haber sido capaz de crear un instrumento así, y mi más infinito agradecimiento por todas esas veces en que dicho instrumento me salvó el pellejo. Habrá (hay, de hecho) otras bases de datos, otras webs, otras formas de buscarse la vida… pero no nos engañemos, ya no serán lo mismo, qué le vamos a hacer. Hasta siempre Basketpedya, fue bello mientras duró.

Anuncios

Publicado octubre 28, 2012 por zaid en preHistoria, varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: