idas y venidas   Leave a comment

(publicado el 14 de abril de 2010)

Hace apenas un año Murcia (la Murcia baloncestera, entiéndase) era una fiesta. Habían empezado aquella temporada casi desahuciados, sin un mínimo patrocinador que echarse al bolsillo, recién inaugurada la crisis inmobiliaria, recién echados a perder los dineros de aquella extraña cosa llamada Polaris World. Pero con todo y con eso habían logrado llegar a la última jornada sanos y salvos, aún con un mínimo hilo de vida al que agarrarse. Y se agarraron, vaya si se agarraron. Se lo fueron a jugar a Zaragoza, dónde si no, vidas paralelas, a todo o nada, a cara o cruz, quien gane sigue, quien pierda cae a LEB. Lo tenían todo en contra , por jugársela a domicilio, por presentarse además sin su base-estrella, aquel Chris Thomas (hoy fuenlabreño) justamente represaliado para la ocasión, de repente todo el equipo en manos del imberbe yogurín José Antonio Marco, allá vamos, que no nos pase nada. Y salió cara, y al final resultó que el CAI estaba aún peor que ellos, y Murcia fue una fiesta.

Demasiada fiesta, quizás. Casi sin darnos cuenta el Club Baloncesto Murcia se nos convirtió en la diversión del momento, el proveedor de las más extrañas noticias que nos ofreció aquel verano de 2009. Un día supimos que había entrado una nueva propiedad, al siguiente comprendimos que la nueva propiedad llegaba con ideas frescas e innovadoras: de un plumazo se cepilló a Manolo Hussein, se lo cargó en pleno mes de agosto, cuando otros ya estaban empezando la pretemporada, cuando él (Hussein) ya no podría tener margen de maniobra para buscarse la vida por estar ya todos los trabajos pillados, cuando ellos (el CB Murcia) tampoco podrían tener ya margen de maniobra para encontrar un técnico de alto nivel por estar ya todos pillados igualmente. Ahí andaba el Murcia en plena canícula, aún sin técnico y sin apenas jugadores cual Xacobeo cualquiera (pero sin la coartada de estar recién creados, recién emergidos de la nada como estaban los gallegos) pero eso sí, ideas frescas e innovadoras que no falten, por ocurrencias no ha de quedar. Otro caluroso día supimos del fichaje de José Ángel de la Casa como consejero áulico o lo que demonios fuera, mano derecha del jefe en cualquier caso, que poner a este señor de asesor en un club de baloncesto sería como ponerme a mí de asesor en un club de hípica pero tanto da, total a quién le importa, lo que cuenta es el nombre, lo demás carece por completo de importancia (aunque si he de ser sincero habré de reconocer que no sé si ese fichaje, anunciado en su día a bombo y platillo por Marca, llegó finalmente a concretarse; a De la Casa podrá no gustarle un pelo nuestro deporte, pero sí le presupongo el suficiente sentido común como para no andar metiéndose a sus años en esta clase de aventuras; por otra parte hace pocas semanas me lo encontré narrando un partido de Champions en la Televisión Autonómica de Castilla-La Mancha, es decir, que trabajo tiene, no lejos de Murcia pero tampoco cerca, más allá de su presunta prejubilación…)

Pero como quiera que De la Casa (en su caso) no parece que meta canastas, fue a resultar que allí también hacían falta jugadores, vaya por dios. Pues nada, piquemos de aquí de allá, tipos de ida y vuelta, éstos que aún no han llegado más estos otros que ya están yéndose, más algún que otro deshecho de tienta, más Pedro Robles (siempre Robles) y hala, a tirar, p’alante como los de Alicante que al fin y al cabo pilla cerca. Así de principio la cosa ya tenía mala pinta, pero a ellos les faltó el tiempo para acabar de confirmárnosla: pues nada, Moncho Fernández a la calle (especialidad de la casa), no sin antes habernos dejado espectaculares ataques de cólera y alguna que otra pizarra hecha añicos por el camino. ¿Y ahora qué? Pues vayámonos al INEM (sección ACB) a ver qué técnicos de postín hay apuntados a la lista del paro, recurramos pues a lo más socorrido que podemos encontrar (y que podamos pagar) a estas alturas, pongamos Edu Torres, y aquí paz y después gloria, y si sale con barba será san antón y si no será la purísima concepción, y si se nos aparece un patrocinador tanto mejor, y si no que dios nos coja confesados. No es ya que el patrocinador no llegara, es que por no tener ni tan siquiera tuvieron un mísero anuncio que poner en esa virginal camiseta, toda roja de arriba a abajo sin que apareciera ni el mero nombre de su ciudad, sin que ni una mísera pegatina dijera al menos aquello de espacio reservado para su publicidad, nada, ni por esas. Crónica de un descenso anunciado.

Y unos que vienen y otros que se van, la vida sigue igual, cantaba hace muchísimos años un portero juvenil de fútbol repentinamente reconvertido en vocalista melódico. Apenas once meses después de aquella fiesta murciana, hete aquí que su descenso se ha ido a consumar justo cuando el CAI Zaragoza se dispone a retornar a la ACB (no demos nada por hecho, no les vayamos a gafar). Idas y venidas, equipos ascensoreslos llamábamos antes, vidas paralelas una vez más, por más que en esta ocasión ambas líneas hayan sido trazadas en sentido contrario. Al menos en Zaragoza parecen haber entendido el mensaje, fueron no menos de diez años de urgencias históricas (e histéricas), no menos de diez años de estrellarse contra un muro (y contra el propio CB Murcia, en alguna que otra ocasión), total para que, cuando finalmente lograron derribarlo, apenas pasara un año antes de que les echaran otra vez para atrás. ¿Solución? Urgencias fuera, y en su lugar añádase al guiso un buen chorro de sentido común, que es bien sabido que suele ser el menos común de los sentidos, pero que de vez en cuando tampoco viene mal. No estaría de más que en Murcia se hicieran también con una buena dosis de tan selecto ingrediente de cara a su próximo tránsito en LEB. Y si éste además les llegara de la mano de un espónsor, tanto mejor…

Anuncios

Publicado octubre 28, 2012 por zaid en ACB, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: