con cualquiera   Leave a comment

(publicado el 28 de agosto de 2010)

 

Hasta ahora sabíamos que le podíamos ganar a cualquiera. Hoy ya también sabemos que podemos perder con cualquiera. Con cualquiera. No está de más saberlo, no convendrá olvidarlo por ejemplo mañana (probablemente ya hoy cuando usted lo lea), cuando se nos aparezcan Kirk Penney, Pero Cameron y demás familia a hacernos la haka (que no la jaca) justo antes del comienzo del encuentro. Por lo que pueda pasar.

Pero eso sí, mantengamos la calma, no repitamos (al menos por ahora) el llanto y crujir de dientes del pasado año por estas fechas. No caigamos en el mismo error, ni aún siendo esta Francia manifiestamente más floja que aquella Serbia, no vaya a ser que otra vez tengamos que arrepentirnos al final. Es nuestro estilo por lo que se ve, la moda de España como si dijéramos, cagarla en el primer envite para que dé más gusto después. Ya lo fue el año pasado, y del reciente Mundial de fútbol qué les voy a contar que ustedes no sepan. Mucho mejor así que en (por ejemplo) Atenas 2004, dónde va a parar, arrollando a todo dios en el grupo para luego caernos con todo el equipo en el cruce. Ya saben, repitamos una vez más el manido tópico de aquellos que no quieren a sus hijos con buenos principios, si nuestro seleccionador es italiano nada mejor que ganar a la italiana, faltaría más. ¿Lo de Japón 2006, ganando todo lo ganable de principio a fin? Una y no más santo tomás, que eso no debe casar con nuestra idiosincrasia. Desahoguémonos ahora, a ver si así podemos regocijarnos después.

Ahora bien, por el camino mantengamos también la dignidad, a ser posible. Somos campeones del mundo, somos campeones de Europa, somos cuasi-campeones olímpicos, ya que no ganamos sepamos al menos perder. Hoy el arbitraje ha podido ser tirando a deplorable, qué duda cabe; lo cual no significa que nos haya perjudicado ni que nos haya beneficiado, significa que ha sido malo, punto. Pero a partir de ahí caer en las lamentaciones, que si nos pitan esto, que si no nos pitan aquello, que si los turcos no nos quieren, que si abuchean a Ricky, que si la abuela fuma, pues qué quiere usted que le diga, como que resulta un poco patético. El victimismo está bien para equipos de segunda o de cuarta, los nuestros digo yo que deberían ya estar un poco por encima de todo eso: más que nada porque resulta demasiado ridículo montar semejante pataleta tras haber jugado como el culo, qué le vamos a hacer. Mañana más (y mejor, espero).

Anuncios

Publicado octubre 29, 2012 por zaid en preHistoria, selecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: