incompatibilidad de caracteres   Leave a comment

(publicado el 20 de enero de 2011)

 

Me duele el alma (si es que tengo yo eso) cada vez que veo la actual situación de Sergio Rodríguez en el Real Madrid. Me duele el alma entre otras cosas porque de algún modo ya lo predije este pasado verano, que entre Messina y él existe incompatibilidad de caracteres (al menos en lo relativo a baloncesto), que el juego controlado que predica el uno se da de patadas con el juego libre que practica el otro. Eso era lo que me temía y eso es lo que está sucediendo durante toda la temporada (excepto en algún momento muy puntual), con el agravante además de que según ésta va avanzando la cosa parece todavía ir a peor: en los últimos partidos Sergio apenas ha jugado algún minuto aislado a finales del primer cuarto o a comienzos del segundo, luego ya si te he visto no me acuerdo, para la segunda mitad ya no hay más bases que Prigioni y elmultiusos Llull; o dicho de otra manera: Sergio juega hoy en el Madrid lo mismo (a veces incluso menos) que jugaba en los Blazers, en los Kings o en los Knicks, cuando se nos llenaba la boca pidiendo que volviera, que estaba echando a perder aquellos años, que sólo en Europa encontraría de nuevo los minutos que le robaba la NBA… Me reconocerán que para este viaje no hacían falta alforjas.

A Sergio lo que le pide el cuerpo, una vez pasa la raya del medio campo, es otear el horizonte. Es decir, si lo ve claro para jugarse una penetración (que igual puede acabar en bandeja que pasando al tirador apostado en la esquina) seguro que se la juega, no le quepa la menor duda; pero si no lo ve claro prefiere esperar, bota que te bota presenciando el movimiento de sus compañeros hasta que se le aparece el pase, ese pase que a veces es más bien preasistencia, ese pase que te deja ya la canasta hecha, ese pase que nadie más ve. Claro está, esto que le pide el cuerpo a Sergio es lo mismo que a Messina (a una gran mayoría de entrenadores, en realidad) le pone de los nervios: a él no le vengas botando sin ton ni son que te recordará eso que te ha dicho ya unas cuantas veces en unos cuantos tiempos muertos (¡se bota sólo para penetrar a canasta, si no se pasa!), a él no le vengas con pases imposibles que puedan acarrear pérdidas más que probables, a él dale salida rápida, balones dentro, circulación de lado a lado hasta encontrar al hombre abierto en posición ideal; lo cual cuando funciona está muy bien, qué duda cabe, pocas cosas hay más bellas y efectivas que un baloncesto colectivo bien jugado… pero el problema es que a Sergio no le sale así, para Sergio el baloncesto es otra cosa, no va a ser ya fácil que la cambie a estas alturas. Una gaviota en (el) Madrid, miren que ya se lo dije; pero es que esto es la Messeta (de Messina), aquí las gaviotas lo tienen crudo, vamos que ni en el Manzanares siquiera. Luego no digan que no les avisé.

¿Y ahora qué? Ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio, no queríamos que estuviera en la NBA y ahora que ya no lo está resulta que estamos en las mismas, ahora ya ni siquiera sabemos qué querer. Quién sabe, quizá (por especular que no quede) en otro equipo ACB pongamos de nivel medio, tal vez con otro entrenador acaso más flexible, menos talibán del colectivismo, vaya usted a saber… Pero una cosa sí parece clara: que entre la poca cintura de algunos entrenadores y la poca propensión del propio Sergio a dejarse domesticar(con perdón) o, dicho más elegantemente, a adaptarse a las exigencias de sus técnicos, entre unas cosas y otras (añádase también su propia involución en algún aspecto concreto, pongamos el tiro exterior) estamos acabando con uno de los mayores talentos que ha producido nuestro baloncesto en toda su historia. Alguien a quien aún no podemos evitar ver como si fuera todavía un jugador en periodo de formación, cuando resulta que en apenas unos meses cumplirá ya veinticinco años. Puede que empiece a ser demasiado tarde.

Anuncios

Publicado octubre 31, 2012 por zaid en ACB, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: