no hay color   Leave a comment

(publicado el 17 de febrero de 2011)

Cuentan que este pasado domingo una manada de animales (disfrazados de aficionados para la ocasión) intentó agredir a Manel Comas cuando éste se dirigía hacia el Palacio para comentar la Final. Cuentan que no lo consiguieron (o no del todo, al menos), que lo único que finalmente lograron estos descerebrados fue deshonrar la camiseta blanca que llevaban puesta. Cuentan que le tachaban (sospecho que entre otras muchas lindezas menos publicables) de antimadridista, nada menos. ¿Antimadridista? A ver, evidentemente Manel Comas no es madridista, no lo es ni tiene por que serlo, sin que ello haya de suponer merma ni quebranto alguno en su integridad física ni psíquica. Ahora bien: ¿el mero hecho de no ser madridista le convierte de inmediato en antimadridista? ¿el mero hecho de no ser de un equipo te convierte de inmediato en anti de ese equipo? ¿si no estás conmigo estás contra mí, sin que quepa un término medio?

Tuve hace años un compañero de trabajo que acudía puntualmente a meterse conmigo cada vez que perdía el Madrid (el de fútbol, me refiero). Y daba igual que yo le explicase puntualmente lunes tras lunes que yo no era del Madrid, que yo era más de baloncesto y que en lo tocante a fútbol mis únicos colores eran los del Rayo, tanto daba, en su composición de lugar yo tenía que ser necesariamente del Madrid por una única razón: que yo no era del Atleti. Esos sois los peores, me decía, los más falsos, los que decís yo no soy de ninguno, total si a mí me da igual, yo voy con el que gane… Él sí era del Atleti claro está, hasta la médula, pero afirmaba que tanto o más que del Atleti era antimadridista porque pedirle a un atlético que no sea antimadridista es como pedirle al Coyote que no sea anticorrecaminos, o a Silvestre que no sea antipiolín… (aquel compañero de trabajo era y sigue siendo un tipo brillante; forofo, sí, pero al menos sabía explicarlo con cierta gracia). Supongo que casi toda la gente funciona más o menos así (aunque la mayoría no sean capaces de explicarlo de esta misma manera) pero a mí no me sale, qué le vamos a hacer, será una carencia como otra cualquiera, igual que hay quien tiene déficit de calcio yo debo tener déficit de forofismo, tendré que hacérmelo mirar. Pasión sí, toda la que quieran, a veces incluso demasiada; pero siempre, creo yo, dentro de un orden: con que gane mi equipo ya es bastante (ya es todo un lujo, incluso), no por ello pretendo que pierdan todos los demás equipos del mundo mundial ni que pierdan específicamente los enemigos eternos que el fanatismo haya sido capaz de fabricar, con que pierda el que juega contra el mío ya me vale.

De todos modos, tampoco sé de qué me sorprendo. En los foros ultramontanos (que no suelo frecuentar, pero que a veces vas a leer una noticia y sin darte ni cuenta acabas también leyendo las opiniones que hay más abajo) se reparten más o menos por igual los que denuestan a los comentaristas de TVE por madridistas y los que lo hacen por todo lo contrario; al menos así era en los tiempos en que a Arseni le acompañaban Creus y Romay. Tanto daba que a Romay se le vieran demasiado los colores (aunque intentara disimularlos) como que a Creus jamás se le viera otro color que no fuera el del gusto por este juego, daba igual, les denostaban por igual los de un lado y los del otro. ¿Hoy? Supongo que seguirá siendo igual (ya digo que procuro dejarme caer por ahí lo menos posible), supongo que abundará el linchamiento masivo a Arseni (al pobre Arseni siempre me le linchan, por lo uno y por lo otro, esté con quien esté), que seguirá el linchamiento masivo a Comas y que ya habrá empezado también el linchamiento masivo a Arlauckas supuestamente por todo lo contrario que a Comas (o por lo mismo, quién sabe, la ceguera es lo que tiene). Allá ellos con su empeño en ver fantasmas para alimentar así su propia paranoia, pero al menos permítanme que les diga que no hay color: por desgracia tengo ya demasiados años, por suerte me ha dado tiempo a ver y oír mucho baloncesto en todos estos años, de partidismos televisivos podría mostrarles un amplio catálogo, desde los legendarios María Antonia Martínez o José Félix Pons (hablo de los ochenta, tal vez de antes incluso) hasta el reciente (y terriblemente patético) Chechu Biriukov, pasando también por puntuales momentos de arrebato del gran Barthe. De todos los colores, de verdad se lo digo, y por eso precisamente les digo que con estos de ahora no hay color. Nunca mejor dicho.

Y ya que siempre nos resulta mucho más fácil quejarnos que elogiar, y ya que en los años que llevo dándole a la tecla he hecho muchas más veces (demasiadas veces) lo primero que lo segundo, creo que es justo (y no sé si necesario) que hoy venga yo aquí a romper una lanza (terrible cursilada) por cómo se están haciendo las cosas esta temporada en general y por cómo se han hecho en esta Copa en particular. Todo es mejorable por supuesto, la Euroliga nos seguirá trayendo a mal traer, que los partidos del Madrid ahora da gusto verlos y escucharlos pero en los demás habría muchísima tela que cortar. Pero qué quieren que les diga, a mí Arlauckas lleva todo el año pareciéndome todo un acierto, no será tan táctico como un entrenador pero nos aporta otra visión más de jugador, menos de cinco contra cinco y más de uno contra uno si así lo quieren, con la cualidad además de que resulta particularmente ameno: evidentemente todos sabemos de qué pies cojea, pero en los partidos domésticos consigue que apenas se le note y en los internacionales consigue que aunque se le note no chirríe. Un soplo de aire fresco al que se suma cada miércoles/jueves Pablo Martínez: el rigor táctico tampoco es que sea su fuerte pero al menos tiene también el don de la amenidad. Ambos dos con Lalo Alzueta componen un trío sumamente agradable, casi imprescindible, que no es que venga hoy muy a cuento pero nunca es tarde para hacerlo constar.

Y precisamente por todo lo anterior me pareció un acierto meter a Arlauckas en el ajo de esta Copa; yo lo veo como el complemento perfecto para Manel Comas, y no lo digo en términos de colores (y dale…) sino en lo tocante al análisis baloncestero propiamente dicho: Comas siempre nos va a dar la visión del técnico, Arlauckas es más de darnos el punto de vista del jugador. Comas además tiene la extraña cualidad de que su nivel sube muchísimo cuando tiene otro comentarista al lado; Romay no aportaba nada pero Comas era infinitamente mejor con Romay que sin Romay, del mismo modo que suele ser mejor los sábados con otro invitado en el plató (siempre y cuando éste dé juego, que esa es otra) que los domingos sin otro compañero que Arseni: esos días por alguna misteriosa razón sus comentarios se hacen más rutinarios, más llenos de lugares comunes, incluso a veces con algún engorroso silencio (¿breves huelgas como aquella del otro día tras el microfonazo de Messina?) No sé cuánto nos va a durar Comas (que siempre anda su nombre por ahí metido en toda clase de rumores), particularmente me gustaría que siguiera y aún mucho más me gustaría que lo hiciera junto a Arlauckas, que éste entrara ya también en la ACB full-time, si no ahora sí al menos para cuando empiecen los playoffs, lo mismo para el año que viene se nos vuelve a USA así que mejor será aprovecharlo todo lo posible mientras aún estemos a tiempo. Eso sí, siempre asumiendo que habrá muchos que ni le escuchen, que sólo logren ver en él las camisetas que en su día llevó puestas, que le conviertan de inmediato en enemigo por haber vestido de otro color, qué le vamos a hacer, allá cada cual con su propia amargura… aunque al menos por esta vez podremos estar bien tranquilos: si los descerebrados de turno se le cruzan cualquier día por la calle, digo yo que en este caso se lo pensarán dos veces (y hasta tres o cuatro incluso) antes de intentar agredirle; por lo que pueda pasar.

Anuncios

Publicado octubre 31, 2012 por zaid en medios, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: