preCopa   Leave a comment

(publicado el 10 de febrero de 2011)

 

Digo yo que esta vez el madridismo mediático no habrá podido recurrir a la teoría de la conspiración. Digo yo que esta vez, teniendo al Baskonia junto al Barça por el otro lado del cuadro, teniendo además garantizado el descanso del viernes y más horas de tregua el sábado por aquello de ser la (presunta) primera semifinal, el madridismo mediático se habrá quedado sin los habituales argumentos para esbozar su particular teoría de la conspiración… o no, quién sabe, tal vez ahora les dé por pensar que este año se ha hecho así precisamente para disimular, por aquello de la ley de la compensación, ya saben, siempre es mucho más cómodo ver fantasmas que confiar en los caprichos del azar. En cualquier caso, en el pecado pueden llevar la penitencia: resulta alucinante (iba a emplear otro calificativo, nauseabundo, pero he preferido cortarme) ver cómo dichos medios y otros semejantes (aunque de distinto signo) aluden en estos días a una hipotética Final Madrid-Barça como si fuera ya una segura Final Madrid-Barça, como si no hubiera otra Final posible, como si ese partido fuera lo único que pudiera dar sentido a esta Copa, como si cualquier otra posibilidad careciera por completo de interés. ¿Nos hemos pasado años y años disfrutando de esta Copa porque (entre otras muchas cosas) era el bazar de las sorpresas, y ahora de repente resulta que ya no queremos que haya sorpresas? ¿No tenemos bastante con que la ACB se parezca cada vez más a la Liga de fútbol, ahí amarraditos los dos, cuatro victorias por encima del siguiente, como para pretender que la Copa reproduzca también ese mismo modelo (también a imagen y semejanza de la Copa de fútbol, por cierto)? ¿Habrá vida más allá de Barça y Madrid en este país bipolar?

 

Pues eso, que llega el Madrid a esta cita frotándose las manos, acaso en el mejor momento de toda la temporada, tirando de oficio en ACB, ganando brillantemente a Siena (mediante la sutil estrategia de primero dejarse ir para que así los otros se confíen) y Efes en Euroliga, tres cuartas partes de baloncesto y una de carácter, que sería de lo uno sin lo otro. Llega el Madrid tras el fichaje de Begic (que aún apenas juega, como si aún tuviera que ponerse a punto, como si no viniera ya puesto a punto de serie desde Kaunas) y el fichaje(a esto pónganle muchas comillas) de Mirotic, dos docenas y media de ojeadores NBA (a razón de uno por franquicia) le clavarán los ojos en estos próximos días. Llega el Madrid frotándose las manos, sin otra aparente preocupación que el Barça (así en lo deportivo como en esa barcelonitis endémica que parece afectarles en el plano institucional), pero creo yo que no deberían frotárselas tanto no se les vayan a desgastar. Tan convencidos como andan de que este lado del cuadro es un chollo, a ver si al final no va a resultarles peor el remedio que la enfermedad.

Yo no daría nada por sentado ante el Granca, por ejemplo. Llegan los grancanarios a Madrid con su Pedro Martínez que cada año que pasa es mejor entrenador, con su fiel infantería en la cancha y su alegre muchachada en las gradas, ganen o pierdan se quedarán hasta el domingo haciendo sonar su pío pío por todo el pabellón. El Granca no tiene por costumbre ser cabeza de serie pero aún menos tiene por costumbre dar por perdida una eliminatoria, jamás ha sido el típico equipo que con haberse clasificado ya se conforma, no lo ha sido nunca ni lo habrá de ser tampoco esta vez a pesar de que la baja de Savané les deje ahí en el centro un agujero que ríase usted de los donuts. No perderá sin vender cara su derrota, como antes la habrán vendido igual de cara vallisoletanos y valencianos en el cuarto de final que (miren si soy raro) más me apetece ver de los cuatro. No me pondré otra vez a elogiar las virtudes de este Blancos de Rueda, que ya le puse por las nubes cuando me tocó hablar de Porfi, ni me extenderé tampoco en elogiar las de este Power que ahora sí parece hacer honor a ese nombre: Pesic por más que lo intenta no logra conseguir ni que su juego parezca atractivo ni que su pelo parezca limpio, pero al menos en lo tocante al primer aspecto sí habremos de reconocer que los resultados le acompañan, vaya si le acompañan, así en Valencia como en todos los demás sitios donde ha estado. ¿Pronóstico? La lógica clasificatoria tira hacia Pucela, la lógica económica, mediática, social incluso, nos arrastra irremisiblemente hacia Valencia. Imaginemos por un momento que así fuera: ¿aún creen de verdad que a día de hoy es más fácil (para los intereses blancos, me refiero) un Real Madrid-Power Electronics que un Real Madrid-Caja Laboral? ¿aún creen de verdad que tiene tantas razones el madridismo (el mediático, al menos) como para andar frotándose las manos?

Porque no me negarán que el Caja Laboral, por otro nombre Baskonia, está haciendo la temporada más desconcertante que se le recuerda. Tan capaz de ganar de forma brillante a Panathinaikos como de perder de forma escandalosa en Alicante, por citar sólo dos ejemplos recientes. Nos tienen locos estas huestes de Ivanovic, ni siquiera la querejetización en forma de Batista ha podido por ahora remediarlo pero eso sí, en Madrid contarán con su sempiterno valor añadido, medio pabellón (o casi) será suyo, volverán a jugar en casa, se juegue donde se juegue la Copa siempre la juegan en casa, si la ACB la organizara en Sebastopol o en Vladivostok tanto daría, allá donde fuera los baskonistas seguirían siendo inmensa mayoría. La afición no gana partidos pero ayuda, vaya que si ayuda, a ver si va a ser ahora casualidad que sea el Baskonia el equipo copero por antonomasia. Ahora que eso sí, para empezar derby vasco, algo que está empezando a convertirse en una tradición. O dicho de otra manera, que el BBB (nunca sé cómo llamar a este equipo) se la podría liar perfectamente, tampoco sería la primera vez: Katsikaris tiene a su disposición una plantilla sin estrellas (sin lo que habitualmente entendemos por estrellas, al menos) pero sin fisuras, tipos serios, menos de ruido que de nueces, perfectamente capacitados para complicarle la vida a cualquiera, tanto más al Baskonia; tanto más a este Baskonia.

No voy a tolerar que ya no tengan fe, que se bajen los brazos, que no haya lucidez… Algo así, negro sobre verde, podía leerse el pasado domingo en aquella enorme pancarta colgada de las gradas del Olimpic badalonés. El anónimo comunicante no lo iría a tolerar pero no le quedó otra que aguantarse, que de fe y lucidez anduvieron bien escasos aunque al final lo disimularan (con la complicidad estudiantil) para la cosa ésa del average. No corren buenos tiempos en la Penya, como si la dichosa lesión de English les hubiese descabezado por completo. Uno pensaría ingenuamente que en similares circunstancias tendrían que dar un paso adelante McDonald o Hosley, quién sabe si también Trías o Russell Robinson pero allí el único que parece haber dado un paso adelante es Jelinek, que está muy bien (y estará aún mejor) pero claro está, no es lo mismo. Es lo que tiene la diferencia de clases, que el pobre se hace un roto y apenas tiene con qué poner el parche mientras que el rico se hace un descosido y se compra un traje nuevo, para qué vamos a andar con medias tintas. Nadie discute el mérito de Pascual pero tiene que ser un gusto que se te averíen Basile y Mickeal y se te aparezcan Ingles y Anderson, más vale que sobre que no que falte, si ahora vuelve Mickeal ya veremos dónde lo metemos. Luego pasará lo que tenga que pasar pero así a priori no hay emparejamiento más desequilibrado en estos cuartos, como no hay más favorito en esta Copa que este Barça así se encuentre luego a Baskonia o a Madrid o al lucero del alba, tanto da, sin que por ahora (por ahora, insisto) le importe lo más mínimo la falta de descanso ni el (supuesto) lado malo del cuadro ni la crisis internacional. Pero recordemos, no lo olvidemos nunca, esto sigue siendo la Copa, el bazar de las sorpresasde toda la vida de dios mal que le pese al fundamentalismo mediático, al madribarcelonismo (obarçamadridismo) de toda la vida. Está bien, dejémosles a ellos con sus cositas y con sus clásicos mientras nosotros, mal que les pese y pase lo que pase, nos dedicamos sólo a disfrutar.

Anuncios

Publicado octubre 31, 2012 por zaid en ACB, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: