salto al vacío   Leave a comment

(publicado el 19 de enero de 2011)

 

Dicen que una cuerda siempre se rompe por el lado más débil pero estaremos de acuerdo en que hay cuerdas y cuerdas, hay cuerdas que aunque parezcan estar siempre a punto de romperse al final acaban aguantando hasta mucho más allá de lo imaginable. Hasta que al final se rompen, claro, a la fuerza ahorcan, no hay mal que cien años dure ni cuerda que lo resista, tanto tirón de arriba, de abajo (sí, también de abajo) y de los costados forzosamente tenía que acabar dando sus frutos. A cuerda muerta cuerda puesta pero tampoco conviene abusar, con haberla roto resulta ya más que suficiente, tampoco hace falta quemarla ni remplazarla por un cable de alta tensión. O dicho de otra manera, bastante tendrá ya Aíto con su cese como para que encima hubiera tenido que aguantar que quien le sustituyera fuera Maljkovic, precisamente Maljkovic, su archienemigo Maljkovic.

Dicen que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer pero yo no concibo esa razón. Afortunadamente, Unicaja tampoco. Está bien, se me ve el plumero, quien me lea desde hace siglos sabrá ya que Boza Maljkovic no acostumbra a ser precisamente santo de mi devoción. Vale que Chus Mateo, unánimemente considerado como uno de nuestros mejores segundos, no tenga más experiencia como primer espada que aquel breve interinato fuenlabreño. ¿Y qué? Está suficientemente probado que le cabe todo el baloncesto en la cabeza, ahora ya sólo nos falta comprobar que también es capaz de darle salida. Visto así de lejos, escoger a un entrenador sin pedigrí por encima de otro con todo el pedigrí del mundo puede parecer un salto al vacío, pero piénsenlo fríamente y díganme qué tiene que perder Unicaja en todo esto: ya una vez tocado fondo no parece fácil que aún puedan caer más bajo, lo peor que les puede pasar es que les echen del Top16, la permanencia en ACB digo yo que en ningún caso debería peligrar; en cambio hacia arriba el espacio es infinito, entre el suelo y el cielo miren si no habrá margen de mejora. Que les sale mal, pues adiós muy buenas y a otra cosa mariposa; que les sale bien, pues por un módico precio habrán encontrado (habremos todos encontrado) al magnífico entrenador que sospechamos que hay ahí detrás. Pero sea como fuere, bienvenido al punto de mira, señor (aún no doctor) Mateo. Bendito salto al vacío.
Anuncios

Publicado octubre 31, 2012 por zaid en ACB, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: