la pachanguita   Leave a comment

(publicado el 26 de abril de 2011)

Ando yo todavía a estas alturas dándole vueltas al caso Biyombo, ya saben, aquella presunta escapada para jugar el Nike Hoop Summit (en adelante NHS), que algo ha llovido ya desde entonces (sobre todo en algunos sitios). Ando yo todavía dándole vueltas a costa de aquella frase de Salva Guardia según la cual los números de Biyombo en dicho partido (ya saben, triple doble, el primero en la historia en semejante evento, 12 puntos, 11 rebotes y 10 tapones, ¡¡¡10 tapones!!!) no tendrían ningún mérito ya que al fin y al cabo se trataba de una pachanguita. Joder, amigo Guardia (dicho sea desde el respeto que le tengo por lo mucho que ha significado y aún significa en nuestro baloncesto), un poquito de por favor, que para usted esto podrá ser una pachanguita, no digo yo que no, pero créame que para él no lo es en absoluto, y para los americanos (los de USA) aún menos: ya puedes hacer tú unos números del copón en tu liga doméstica, ya pueden hacerte unos informes que te cagas todos los ojeadores habidos y por haber que a la larga todo eso importará infinitamente menos que lo que puedan ellos ver con sus propios ojos, esos que se ha de comer la tierra. Los prejuicios es lo que tienen, igual que para (algunos de) nosotros esto no deja de ser una pachanguita, para (muchos de) ellos nuestras ligas no dejan de ser baloncesto de segunda división, típica actitud yanqui hacia todo aquello que viene de fuera; en cambio esto del NHS lo ven como una especie de ensayo general pre-NBA ya que lo juegan contra los suyos, contra (lo que ellos entienden como) jugadores de verdad; quien lo haga bien aquí, quien lo haga bien luego en los workouts (o como llamen a eso) se tendrá ganado el cielo del draft, hasta veinte o treinta puestos podrá subir en las previsiones sin que para ello importe lo previamente hecho (bueno o malo) a este otro lado del Atlántico. Nos podrá gustar más o menos, pero es así.

 

Pero es que además diez tapones como que hay que ponerlos, hay que ponerlos aún tratándose en verdad de una pachanguita o de un partido de solteros contra casados así que tanto más siendo un partido de estos, diez tapones a estas formidables criaturillas en la flor de la vida que de fundamentos podrán andar así así pero de atleticismo están que se salen, que en cada ataque van a muerte como si les fuera la vida en ello porque les va su futuro en ello y aún así clavarles diez tapones, diez… Yo no he visto muchos NHS, de hecho a día de hoy sólo he visto el del 2000 (tengo también por ahí recién sacados del horno internáutico los de 2009 y 2010, a ver si un día de éstos encuentro un rato para hincarles el diente), que por cierto a Sergi Vidal le salió casi tan caro (en términos contractuales) como éste a Biyombo; pero de aquel NHS 2000 recuerdo sobre todo la aparición desde el banquillo de un base francés que traía buena fama, sí, pero cuya eclosión en aquel evento le catapultó a los focos del draft apenas un año más tarde; hoy bien podría decir Tony Parker que aquel NHS le representó un antes y un después; quién sabe si dentro de unos años Bismack Biyombo no podrá decir exactamente lo mismo.

Qué quieren que les diga, yo en mi modesta (y molesta, y tardía) opinión creo que el Fuenla ha manejado pésimamente este asunto. A ver, yo entiendo que no les hiciera ninguna gracia, tan ilusionadas como andaban las buenas gentes fuenlabreñas con la cosa de meterse en pleitos como para andar dejando escapar así como así una pieza (repentinamente) importante de su engranaje justo el día que toca el Estu, vaya por dios. Pero ya está, se rasgan las vestiduras si ello les place y a otra cosa mariposa, está bien chaval, si ese es tu deseo vete a Portland a jugar la pachanguita esa de los webos, qué le vamos a hacer pero eso sí, que sepas que el miércoles siguiente a primera hora te querremos aquí como un clavo para ir prepararando ya el partido del Manresa… No, en su lugar optaron por el llanto y crujir de dientes, por hacerse los ofendidos, por sentirse traicionados como si no existiera esa cláusula en el contrato (que obliga a las dos partes, dicen) que se lo permitiera, si te vas no vuelvas nunca más, cruz y raya, hasta aquí hemos llegado, punto y final. Pues qué bien, pensarán que están en su derecho (casi tanto como lo está Biyombo al emprender las acciones legales pertinentes) pero yo no puedo dejar de pensar que cometieron y aún hoy cometen un craso error, no tanto desde el punto de vista legal (que apenas conozco) sino desde el sentido común: por no perderlo un día le han ido a perder un año, y todo por una mera cuestión de orgullo; cuánto mejor no habrían hecho tragándose ese orgullo, tratándose como se trata de un jugador del que hoy hablan como si le hubieran parido pero al que hasta hace cuatro días apenas le pagaban cuatro perras y que, no lo olvidemos, de no haberse llevado el Baskonia a Batista aún hoy seguiría jugando en el Illescas. Pierde Biyombo, qué duda cabe, pero pierde aún más el Fuenla… y ya veremos si al final de esta historia no acabará perdiendo aún más todavía.

Anuncios

Publicado noviembre 1, 2012 por zaid en ACB, NBA, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: