antikiller   Leave a comment

(publicado el 2 de junio de 2011)

 

Recuerdo que allá por el mes de septiembre, probablemente después de acabar la Supercopa, un buen amigo de filiación muy futbolera y corazón muy blanco (o dicho de otra manera, uno de tantos que sólo ven baloncesto cuando su Madrid juega contra el Barça) me preguntó, todo cargadito de indignación: pero vamos a ver, ¿ese Carlos Suárez es tan bueno como para que lo haya fichado el Madrid? Reconozco que la pregunta me dejó estupefacto, como si el Madrid por el mero hecho de serlo sólo pudiera fichar lo mejor de lo mejor, la creme de la creme, medianías abstenerse, o como si fuera el típico pijo (un perfil que no responde en absoluto al de mi amigo, procedo a aclararlo cuanto antes no vaya a ser que le dé por leerlo) que te dijerapero vamos a ver, o sea, ¿ese Audi es tan bueno como para que yo me lo compre, o sea yo, que no acostumbro a bajarme de los ferraris o los maseratis? Me dieron ganas de restregarle la relación de vulgaridades, nacionales y (sobre todo) de importación, adquiridas por el equipo de sus amores (versión baloncesto) en estos últimos años; es más, me dieron ganas de informarle cumplidamente acerca de alguna vulgaridad adquirida por su Madrid este mismo año, sin ir más lejos. Porque este post no es en absoluto para hablar del Chimpa (en contra de lo que pudiera parecer) sino de algún otro jugador que el Madrid ficho este pasado verano y ante el que yo, sin ser precisamente madridista (ni pijo) también me atreví a preguntarmepero cómo es posible que a este tío lo haya fichado el Madrid.

Recordaba yo esto hace unos días, lo recordaba también a propósito de aquel comentario de Mikel en el postde repente un partido, cuando decía cuánto le extrañaba que el Madrid no tuviera un killer. Y es que yo aún diría más: a mí ya no es que me sorprenda que el Madrid no tenga un killer, es que me sorprende aún más que el Madrid sí tenga un antikiller. Aunque no debería de sorprenderme tanto a estas alturas, no más de lo que ya me sorprendió su fichaje el pasado verano (véase el párrafo anterior): ya por aquel entonces manifesté a quien quiso escucharme (y puede que hasta lo escribiera por aquí) mi estupor por la llegada a la casa blanca de Clay lloviendo piedras Tucker, un jugador de quien tenía yo aún bien fresco su paso por la Penya, etapa durante la cual (en mi modesta y lejana opinión) tiró mucho más de lo que debía y metió mucho menos de lo que le correspondía. Era el típico jugador que yo no habría querido para mi equipo, razón por la cual me extrañó sobremanera que el Madrid (nada menos) lo quisiera para su equipo. Pensé que debería reciclarse, que ahora debería tirar menos y sí, eso es un hecho, en el Madrid tira bastante menos (entre otras cosas porque dispone de menos minutos) lo cual no significa que meta más. Se supone que debieron ficharle para llenar el hueco dejado por Bullock pero qué quieren que les diga, aún a día de hoy, con su media pierna y su pila de años, Bullock sigue siendo bastante más determinante que este tío. Que defenderá mejor Tucker, pues tal vez, no digo yo que no pero vamos, que tampoco creo yo que el susodicho represente la quintaesencia en materia defensiva, ni aún menos creo que le hayan fichado precisamente para eso. Para este viaje no les hacían falta alforjas, puestos a gastarse la pasta en un tirador creo yo que por ese mismo precio bien podrían haber encontrado algo sustancialmente mejor. Perdiendo se aprende (y de eso últimamente van servidos), dicen que para el año que viene ya tienen medio abducido a Jaycee Carroll, que luego te podrá salir mejor o peor pero que así a priori, como que me reconocerán que no hay color…

Y lo reconozco, si hay algo que me alucina de este Madrid es que, con todo su presupuesto futbolerístico y todo lo que se gastan y todos los mercados que peinan y todo el pisto que se dan, al final tengan que acabar dependiendo absolutamente y exclusivamente de un chaval menorquín al que ficharon por la puerta de atrás hace ya cuatro años. Si Llull estornuda el Madrid se constipa, si Llull se rompe una uña el Madrid se resquebraja, si Llull se carga de faltas el Madrid entra en descomposición. Ya no es que sea casi el único que juega (salvo arrebatos puntuales como el de Sergio el martes, que de no haber sido por él hubieran perdido de cuarenta) sino que es además (y sobre todo) el único que tira del carro, que es sentarse en el banquillo y parece que a los demás les quitaran su faro, su norte, su guía. Si está en cancha todos le siguen y respetan su liderazgo, si está fuera se les olvida, tal vez deberían dejar una foto suya colgando del aro (o un espejo mirando hacia el banquillo) a ver si así se volvían a espabilar. Y no, desde luego que Llull no es (ni tiene por qué ser) eso que llamaríamos un killer, no responde para nada a ese prototipo… pero a la hora de la verdad siempre acaba siendo más killer que nadie; desde luego mucho más que algún otro presunto que yo me sé.


Hasta aquí el artículo o post propiamente dicho. Pero permítaseme que antes de acabar haga dos acotaciones al margen:

1) Todo será que en apenas un rato (es decir, en el cuarto partido de la serie) Tucker meta cuarenta puntos con unos porcentajes del cien por cien, más que nada para dejarme mal, en estricta aplicación de la que llamaríamos Ley de Murphy del articulista. Si ello sucediera (y en previsión de eventuales reclamaciones que pudieran recibirse, todas ellas provenientes de Bilbao) este humilde blog declina toda responsabilidad al respecto.

2) Hay pocas cosas que me den más rabia que esa costumbre tan habitual en el periodismo deportivo de explicar las victorias de un pequeño sobre un grande exclusivamente en base a los deméritos del grande, y no en base a los méritos del pequeño. Ahora bien, mucho me temo que yo también estoy empezando a caer en ese mismo error. Prometo que intentaré subsanarlo en breve…

Anuncios

Publicado noviembre 2, 2012 por zaid en ACB, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: