laguerraporsucuenta   Leave a comment

(publicado el 23 de mayo de 2011)

 

A veces un problema puede ser una solución, y a veces una solución puede representar un problema aún mayor que aquel que se pretendía solucionar. Miremos por ejemplo a los chicos del Trueno de Oklahoma City, en otro tiempo conocidos como los Supersónicos de Seattle. Una maravillosa estrella (que aún apenas sabe serlo) como Kevin Durant, un valor emergente como Serge Ibaka, un sexto hombre de libro como James Harden, un gladiéitor de las zonas como Nick Collison, un socorrido machaka como Thabo Sefolosha (¿lo habré escrito bien?)… y cómo no, un base, un presunto base llamado Russell Westbrook, supuestamente el segundo mejor jugador de aquel equipo, supuestamente el más capacitado para echárselo a la espalda cuando la ocasión lo requiere. Para muchos la solución a cualquier problema, para mí el problema, el verdadero PROBLEMA (con mayúsculas) de estos Thunder.

Cuando le conocí jugaba de escolta. Una verdadera bala, una potencia física descomunal, un tiro exterior muy discutible pero que quedaba sobradamente compensado por su habilidad en penetración, un dosrompedor pero un dos al fin y al cabo, que en modo alguno tenía que ocuparse de la dirección del equipo porque de eso ya se encargaba Darren Collison en aquellos Bruins de UCLA. Claro está, llegó la hora de dar el salto y de repente la criatura se disparó en todas las previsiones, donde yo apenas veía un escolta (un tanto escaso de centímetros para ganarse la vida como tal en la NBA) otros prefirieron ver un base, y a por él que se fueron: da igual que no pase, ya pasará; da igual que no tire, ya tirará; da igual que no dirija, ya dirigirá; da igual que no piense, tanto mejor que nunca le dé por pensar, eso es para otros baloncestos, para la mariconada esa del cinco contra cinco, aquí no, aquí con que agarre el balón y les destroce a todos camino del aro tendremos ya más que suficiente, para qué más. Y dicho y hecho, y le elevaron a los altares, y le equipararon de inmediato a Derrick Rose (que en lo físico podrán parecerse, no digo yo que no, pero en conocimiento del juego el de Chicago le da cienmil vueltas), y hasta le colgaron el cartel de cuasi-estrella y lo que es peor, él se lo creyó, cómo no iba a creérselo, balón que me den balón que me juego y aunque no me la den también me la juego, es fácil, casi siempre la tengo yo así que con no pasarla ya es más que suficienteA mí el pelotón Sabino que los arroyo, como dijo aquél.

Hace la guerra por su cuenta, ya no sé cuántas veces habré escuchado yo esa expresión en la voz de cualquier narrador pluserola guerra por su cuenta, si aún fueran tiempos de Montes tendría ya mote, Russell laguerraporsucuenta Westbrook, algo así. Hace la guerra por su cuenta y muchas veces le sale bien, hace la guerra por su cuenta y demasiadas veces le sale mal pero a él le da igual, él va a seguir haciendo la guerra por su cuenta incluso aunque su estrella se le enfurruñe muy levemente (he ahí la principal diferencia entre un pedazo de pan como Durant y tantos otros estrellones de ayer y de hoy que no habrían dudado en montarle a Westbrook un pollo de aquí te espero; Durant es ya estrella, pero aún no ejerce como tal), de hecho ese ligero enfurruñamiento le da aún más alas para hacer aún más la guerra por su cuenta, no digamos ya si encima los aficionados le corean, si hasta muestran pancartas con su nombre, si le aclaman como el único que en verdad puede salvarlos, razón de más para que se eche el equipo a la espalda una y otra vez… Poca espalda para tanto peso, me temo. Alguna que otra vez ganarán gracias a él, las más de las veces pierden gracias a él, gracias a su guerra por su cuenta. Créanme, son un equipo delicioso estos Thunder, un montón de talento joven y fresco casi a punto de estallar: con Westbrook, aún a pesar deWestbrook, han llegado a la mismísima Final de Conferencia; imaginen de lo que podrían ser capaces si tuvieran un buen base, un verdadero base, siquiera uno normalito al que poderse agarrar.

Anuncios

Publicado noviembre 2, 2012 por zaid en NBA, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: