perpendicularismos   Leave a comment

(publicado el 9 de junio de 2011)

Curiosa historia ésta de los Mavs y los Heat. Los Dallas Mavericks existen desde hace más de treinta años y en todo ese periodo sólo han logrado disputar dos finales de la NBA, ambas contra los Heat. Del mismo modo los Miami Heat existen desde hace más de veinte años y en todo ese periodo sólo han logrado disputar dos finales de la NBA, ambas contra los Mavs. Como si su destino estuviera indisolublemente unido, como si la historia del uno no tuviera sentido sin la del otro. Se enfrentaron en la Final de 2006, se están enfrentando en ésta de 2011, por esa misma regla de tres (o de cinco) cabría suponer que volverán a encontrarse en junio de 2016, y que hasta entonces ambas franquicias se tirarán otro lustro sin comerse ni un colín. Tan inseparables son que hasta sus canchas se llaman igual, hasta les patrocina la misma compañía aérea, The American Airlines Final deberíamos llamar a esta serie. Vidas paralelas…

Pero no necesariamente finales paralelas, más bien todo lo contrario, más bien me temo que a la hora de mirar ambas finales se nos acaban los paralelismos (¿Qué sería lo contrario de paralelismos?¿perpendicularismos? Ustedes me perdonen el neologismo). Aquella Final de 2006 y ésta de 2011 siguen caminos contrapuestos, absolutamente divergentes. Aquella de 2006 fue una de las finales más insospechadas (y quizá por eso mismo más hermosas) que se recuerdan, de hecho solemos decir a menudo que nunca jamás se ha remontado un tres a cero en una serie de playoff, y está bien que lo digamos porque es bien cierto pero no estaría de más añadir que al menos en una ocasión sí se remontó un casi tres a cero y ello fue precisamente entonces, en la primavera de 2006. Dallas había ganado sus dos primeros partidos (en casa), Dallas estaba ganando el tercero (en Miami), trece o quince arriba a falta de apenas unos pocos minutos, aún no era un tres-cero pero ya era un dos y tres cuartos a cero, a esas horas ya estaría el alcalde de la ciudad escogiendo calle para la cabalgata (quién sabe si esa misma en la que mataron a aquel señor tan principal), ya estaría Mark Cuban pensando en la orgía y el desenfreno que se iba a montar a costa del anillo… y fue justo entonces cuando un señor llamado Dwyane Wade decidió que él no estaba dispuesto a perder, de ningún modo: remontó hasta ganar aquel tercer partido (lo ganó él solo, de hecho) y ya puestos ganó también el cuarto y el quinto y hasta el sexto, el séptimo no porque ya no hizo falta. Una remontada digna de un guión de Jólibud, de hecho es raro que a estas horas todavía no les haya dado por hacer la película…

Nada que ver con ésta de 2011, por ahora los dos equipos alternándose en la victoria, alternancia un tanto engañosa si tenemos en cuenta que casi siempre hay un equipo tirando del carro mientras que el otro acostumbra a viajar a remolque. El que tira es Miami, el del remolque es Dallas. Miami ganó el primero y el tercero, habría ganado igualmente el segundo y el cuarto de no ser porque Nowitzki (solo o en compañía de otros) se negó a perder a la manera de aquel Wade de cinco años atrás. La serie parece avanzar en base a los tirones de Miami, y en base a la resistencia que los del geriátrico de Dallas (ya buena parte de ellos con la lengua fuera a estas alturas) sean capaces de ofrecer a dichos tirones. Mientras el cuerpo aguante seguirán dando guerra, la única duda es saber cuántos cuartos les quedarán aún por aguantar. Así que ahí lo tienen, dos finales completamente divergentes… y que sin embargo, por extraño que resulte (así se trate de líneas paralelas como perpendiculares) han acabado ambas por llegar al mismo sitio. Es decir que llegados a este punto esta Final se encuentra exactamente en el mismo lugar en que se encontraba la otra a estas alturas, o sea empate a dos. Suelen decir los taurinos que no hay quinto malo, y no sé cuánto de verdad tendrá esa frase en la cosa de los toros pero en la cosa de los playoffs NBA acostumbra a ser una verdad como un templo. Siempre y cuando se dé un empate a dos en una serie al mejor de siete, el quinto partido suele salir casi siempre extraordinario. Quinto partido, aún en Dallas por cierto, si los Mavs quieren llegar vivos a Miami tendrán que apañárselas para sacar fuerzas de donde ya no las tienen, aún deberán recogerse la lengua unas cuantas horas más…

¿Quieren aún más divergencias? Bueno, pues les contaré la mía particular: en 2006 yo iba con Miami, o más bien con Wade; en 2011 voy con Dallas, o más bien con Nowitzki, que digo yo que bien se tiene merecido ganar ese anillo de una vez por todas, siquiera sea para que los americanos (de USA) le quiten por fin aquel cartel que le colgaron precisamente tras la Final de 2006, el mismo cartel que le grabaron a fuego tras su prematura eliminación en los playoffs de 2007. O quizá no sea tanto que yo vaya con Dallas como que voycontra Miami, o más bien contra LeBron, que bien saben ustedes que no acostumbra a ser santo de mi devoción. LeBron llegó a Miami para ser el amo del cortijo, se ha tirado todo el año ejerciendo (mal que bien) de amo del cortijo, durante estos playoffs ha sido más amo del cortijo que nunca pero en esta Final parecen habérsele caído del bolsillo las llaves del reino, las cuales se ha apresurado a recoger Wade (también Bosh, a veces) para gozo y deleite de los paladares más exquisitos. Si al final ganan los Heat el amigo LeBron se apresurará a colgarse la medalla según se ponga el anillo, qué gran acierto fue llevarme todo mi talento a South Beach, estas cosas, y hasta puede que le den el emvipí a poco que las meta en esos últimos partidos, pero con todo y con eso algunos no podremos evitar seguir pensando que los Heat de Miami aún siguen siendo el equipo de Wade, precisamente Wade, casualmente Wade. Para variar.

Anuncios

Publicado noviembre 2, 2012 por zaid en NCAA, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: