en racha   Leave a comment

(publicado el 13 de septiembre de 2011)

 

Estamos en racha. Apalizamos a los serbios y de inmediato el amigo Teodosic saltó a la palestra diciendo que tampoco había sido para tanto, que en realidad se habían dejado ir pensando en el partido contra los turcos que era el que verdaderamente les interesaba. Y de los franceses qué les voy a contar que ustedes no sepan, hicieron buena aquella vieja máxima de que dos no pelean si uno no quiere. Lo que pasa es que estas cosas hay que saberlas hacer, hasta para dejarse ir hay que tener clase en esta vida, los italianos y los ex yugoslavos (y los yugoslavos cuando aún no eran ex) siempre fueron maestros en el innoble arte de adaptar los resultados a sus necesidades en los cruces, los franceses no, qué le vamos a hacer. No lo digo como crítica sino como reconocimiento, a los franceses se les ve venir a la legua como igualmente se nos habría visto venir a nosotros de habernos visto en semejante trance. Sólo eso habría faltado, que a nosotros nos hubiera dado por hacer lo mismo, imagínense a qué versallesca (nunca mejor dicho) escena podríamos haber asistido, “tira tú”, “no, casi mejor tira tú que estabas antes”, “no por dios, tú primero, hasta ahí podíamos llegar”, “venga, tira tú tontín, si en el fondo lo estás deseando”, “que no joder, que tires tú que a mí me da la risa”… Allá los franceses con su elección, así a priori un cuadro Eslovenia-Macedonia-Lituania (aún por muy anfitriones que éstos sean) no parece necesariamente peor que un cuadro Grecia-Rusia-Serbia pero en fin, ellos sabrán. Tienen muy claro dónde van a vender la leche y cuánto piensan sacar por ella, todo será que por el camino se les aparezcan los griegos y les rompan el cántaro.

Pues eso, que estamos en racha, así que digo yo que los eslovenos bien podrían tomar nota y continuar por esa misma senda. Hacerse por ejemplo la siguiente composición de lugar: vamos a ver, al fin y al cabo nosotros a la Final no vamos a llegar, si no llegamos en ningún Eurobasket no va a ser precisamente en éste, si no nos la lían los españoles nos la acabarán liando los lituanos (o los macedonios, incluso), para qué nos vamos a engañar, seamos serios, dejemos de lado el partido de cuartos que no es nuestra guerra, centrémonos de antemano en la lucha por el Preolímpico, pensemos directamente en la pelea por el quinto y el sexto puesto que es lo que verdaderamente nos debe de importar… No, si ya sé que no va a colar, no me imagino al amigo Boza comprando este discurso pero vamos, que tampoco lo descarto, que cosas aún más raras le hemos visto hacer a este tío en todos estos años, a ver si ahora nos vamos a extrañar.

Claro que me dirán ustedes que no es para tanto, que tampoco están los eslovenos como para tirar cohetes, que un equipo que ha tenido que esperar a ganar a Finlandia el último día para clasificarse tampoco debe ser como para tomar tanta precaución. Andan los eslovenos con su habitual repertorio de bajas (algunas como las de Vujacic o Brezec no necesariamente contraproducentes) y con su fiel infantería de costumbre, ese Lorbek sentando cátedra (más sentaría si le dieran más balones), ese Lakovic tirando (no necesariamente metiendo) triples, ese Smodis ya de presencia meramente simbólica, ese ex del Zalgiris llamado Mirza Begic (hay por ahí quien asegura que a día de hoy es jugador del Real Madrid, pero por ahora no hemos podido confirmarlo) y la savia nueva Ozbolt, y la sabia vieja (pero que siempre nos la lía) Jagoznik… Y su parejita de hermanos de este año, cada temporada nos presentan una nueva, vale que nosotros también tenemos la nuestra pero esa es siempre la misma, en cambio ellos un verano te traen a los Lorbek (Erazem y Domen), otro a los Udrih (Beno y Samo) y finalmente éste nos presentan en sociedad a los Dragic (Goran y Zoran, prodigio de creatividad por parte de los padres, si hubiera más hermanos se llamarían DoranMoran,Lloran…) Al talentoso (casi tanto como ególatra) Goran le conocemos ya desde hace tiempo, se ha tirado varios años en Phoenix a la vera de Nash pero parecen habérsele pegado más los vicios de aquella Liga que las virtudes del canadiense; su hermano en cambio es nuevo en esta plaza y por ahora nos está dejando una grata impresión, veremos como evoluciona. Ah, y se me olvidaba el ex torontiano y ex manresano Uros Slokar, ya saben, ese que lo mismo te monta una web que te mete unas canastas, ese crack de quien Messina nos dijo una vez que era demasiado inteligente para jugar al baloncesto. Sólo esperemos que mañana aún siga siéndolo…

 
Eso más o menos es Eslovenia: suficiente para preocuparnos pero no tanto como para inquietarnos… o eso me gustaría pensar, qué quieren, tratándose de un cruce de cuartos de final ni jugándonoslo contra San Marino (cosa improbable) estaría yo tranquilo. Por eso yo se lo recomiendo fervientemente, de verdad, que no me hagan esfuerzos inútiles, que no derrochen energías que puedan luego necesitar, que sigan el sabio ejemplo de los franceses: total si al final probablemente les ganemos de todas formas, a ver para qué demonios se van ustedes a molestar…
Anuncios

Publicado noviembre 3, 2012 por zaid en preHistoria, selecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: