entendederas   Leave a comment

(publicado el 24 de agosto de 2011)

 

A ver si lo he entendido…

1) Parece que el Madrid ha fichado (o algo así) a Rudy, y que dicho (presunto) fichaje consiste en que Rudy se incorporará a la disciplina blanca en cuanto termine el periplo de la selección por tierras lituanas… siempre y cuando no haya terminado antes el conflicto laboral (por otro nombre lockout) de la NBA ya que en ese supuesto se tendría que volver perdiendo el culo a USA.
2) Si ello no sucediera Rudy empezaría la temporada con el Madrid… pero sólo hasta que el lockout acabara, ya que justo en ese preciso instante habría de poner tierra (océano, más bien) de por medio rumbo a Texas, dejando a su nuevo equipo ya en plena temporada con un palmo de narices.
y 3) En cualquier caso se supone que al acabar el curso 2011/2012 Rudy retornará en loor de multitud al seno madridista… salvo que en Dallas o en cualquier otra franquicia le ofrezcan el oro y el moro o al menos un proyecto suficientemente atractivo como para decidir que el cielo puede esperar, que el tren de la NBA no acostumbra a pasar dos veces y que al Madrid siempre lo va a tener ahí a su disposición para cuando quiera volver, aunque ello acabe sucediendo diez años después...

Pues no, la verdad es que no estoy muy seguro de haberlo entendido porque además noto que con este asunto me sucede una extraña paradoja, cuanto más me parece que lo voy entendiendo menos lo entiendo, va a ser que tengo las entendederas al bies…

Claro que resulta muy socorrido analizar este asunto desde el punto de vista del Madrid pero digo yo que tampoco estaría de más darle una vuelta al mapa, intentar mirarlo (siquiera de soslayo) desde el punto de vista de los Mavs. ¿Qué cara se les habrá quedado a las fuerzas vivas de dicha franquicia, pongamos Cuban, Carlisle o Nowitzki por citar tres niveles de decisión diferentes? Me dirán que como a cualquier otra franquicia que ve a sus jugadores marcharse a Europa en estos días. Bueno, pues no. Los deronesbatumes y demás familia que en estos días vienen a hacer las europas se volverán a USA raudos y veloces en cuanto las aguas de la NBA vuelvan a su cauce, y luego si te he visto no me acuerdo. Rudy en cambio se volverá igualmente a USA en cuanto las aguas etc etc, pero luego supuestamente les dirá adiós con la manita y se vendrá de nuevo a los madriles para jugar aquí tres años más, tres. Pensará Cuban que en qué mala hora, que quién le mandaría hacer aquel traspaso en aquella noche del draft, que a él nadie le avisó de que este jugador viniera ya con fecha de caducidad. Pensará Carlisle que a ver para qué se va a molestar en darle bola, para qué integrarle en los sistemas o crearle jugadas a su medida si total cuando acabe la temporada se va a pirar. Pensará Nowitzki que vaya nivel de compromiso, llegar a un equipo campeón no aspirando a revalidar el anillo sino aspirando a que pase pronto el trago para poder escaparte cuanto antes…

Que sí, que Rudy salió muy quemado de Portland, que esos tres años en Oregon le privaron de la alegría en el juego y casi en la vida, le quitaron las ganas de jugar y en algún momento pareció que hasta las ganas de vivir, todo lo que usted quiera. Y que hará muy bien en no cerrarse ninguna puerta por lo que pueda pasar, perfecto, pero reconozcamos que de algún modo está jugando a dos barajas, complejo doble juego que se le puede volver en contra en cuanto se descuide; los aficionados de Dallas (a poco informados que estén) me lo van a mirar con lupa en cuanto llegue por allí tras el lockout: fallará un par de tiros y de inmediato empezarán a sospechar (suspicaces como son por definición, como cualesquiera otros forofos sobre la faz de la tierra),mira tú éste, éste sólo ha venido a llevarse la pasta, éste ya estará pensando en el contratazo que le espera en cuanto salga de aquí… ¿Y el madridismo? ¿Con qué cara le mirará el madridismo durante su periplo en Dallas, durante esos meses posteriores al lockout (si es que éste efectivamente se acaba)? ¿Estarán deseando que le vaya bien, que se vea lo bueno que es para así irse relamiendo con lo que disfrutarán en temporadas venideras? ¿O estarán deseando que se la pegue, no vaya a ser que si juega bien los yanquis quieran quedárselo y ya no le vean más el pelo? Y en el supuesto de que se la pegue, ¿no le entrarán también al madridismo esas mismas dudas (suspicaces como son por definición, como cualesquiera otros forofos sobre la faz de la tierra), pues va a ser que no era tan bueno, anda que quién le ha visto y quién le ve, a éste nos lo han estropeado en USA, anda y que se lo queden ellos y que se lo coman con patatas, para llevárselo muerto no le queremos ver por aquí? Además de suspicaz el forofismo suele ser contradictorio, muy capaz de pensar una cosa y la contraria en apenas unas horas de diferencia, una cosa y la contraria casi a la misma vez…

En cualquier caso el Madrid se ha hecho finalmente (o algo así) con un jugador al que llevaba persiguiendo desde hace más tres años, logrando así el objetivo que verdaderamente pretendía y que no era otro que el de dar en las narices al de enfrente. Esto es como aquello que me decía mi madre de niño cuando me ponía hasta el culo, hijo, comes sin conocimiento. Pues Madrid y Barça son también un poco así, fichan sin conocimiento, fichan no tanto para satisfacer sus necesidades como para dejarle claro al otro quién es el que la tiene más grande (la chequera, entiéndase). Por supuesto que tener a un jugador como Rudy es un verdadero lujo (y que no lo tenga el otro es un lujo aún mayor todavía) pero un lujo hipotecado por la situación contractual más extraña y ambigua que recordarse pueda: lo mismo puede tener el Madrid a Rudy cuatro años, cuatro meses, cuatro semanas o ni cuatro días siquiera; lo mismo pueden disfrutar de él hasta hartarse como tener que limitarse a contemplar sus evoluciones allende los mares a través del Plus, por supuesto que con otra camiseta muy distinta. Lo mismo puede resultarles un chollo (un chollo sumamente caro, pero chollo al fin y al cabo) como quedarse en agua de borrajas, todo ello fruto de esta especie deorfebrería contractual que nos ha tocado vivir. Que seguramente las nuevas generaciones (mucho más dotadas que la mía, afortunadamente) lo comprenderán sin el menor problema pero que a los que ya vamos peinando canas, a aquellos que llevamos toda una vida acostumbrados a contratos firmados de uno en uno y no de dos en dos, como que nos cuesta un poco más hacernos a la idea… Sí, qué quieren que les diga, de verdad que cuanto más lo voy entendiendo menos lo entiendo, que seré duro de entendederas, qué le vamos a hacer.

Anuncios

Publicado noviembre 3, 2012 por zaid en varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: