eurodelirios   Leave a comment

(publicado el 22 de septiembre de 2011)

 

Una sucesión de chorradas varias para ir plegando las velas de este Eurobasket, que creo yo que por este año ya está bien:

– Allá por las semifinales elaboré yo ya mentalmente mi quinteto ideal del Torneo, compuesto por Parker, McCalebb, Navarro, Kirilenko y Pau Gasol. Ya, no es que tenga mucho mérito, de hecho la FIBA me lo copio enterito… así que ya puestos elaboré también el que sería mi segundo mejor quinteto del Torneo (que ese no me consta que la FIBA me lo haya copiado aún), compuesto por Shved (¿soy el único al que le encanta este chaval?), Kalnietis, Batum (otra debilidad), Pero Antic y por supuesto Marc Gasol. Está bien, ya lo sé, sobredosis de bases así en este quinteto como en el otro pero es que no he encontrado otra manera de encajarlos, qué le vamos a hacer.

– Más allá de Serbia, más allá de Turquía, más allá de la Alemania de Nowitzki, más allá incluso de Italia (que por mucho nombre que tuviera, digo yo que viniendo de donde venía tampoco cabía esperar mucho más), el gran fracaso de este Torneo se llama Croacia. Con todo su Tomic, su Barac, su Andric, su Bogdanovic, su Popovic, su sempiterno Marko Tomas, su… Venían por (el que parecía) el lado fácil del cuadro, cayeron con todo el equipo ante Macedonia y luego ya ni olieron la posibilidad de clasificarse para la segunda fase siquiera. Al menos su futuro tiene muy buena pinta, con brillantes herederos como Dario Saric y Mario Herzonja… que a este paso no se van a encontrar nada para heredar.

– Dicen (y suele ser verdad) que para ganar finales tienes que perderlas primero. En cierto modo Francia el domingo dio ese primer paso, pagó un tributo que muchos otros también tuvieron que pagar. Los nuestros sin ir más lejos, esta misma generación que hoy tan felices nos hace fue convenientemente apalizada por Lituania en la Final del Eurobasket de Suecia 2003, aunque a estas alturas ya casi nadie lo recuerde. Entonces se nos cayó el alma a los pies, hoy sabemos que aquello sólo fue un peaje, que de alguna manera estaba escrito, que tal vez tuviera que suceder así.

– Una compañera de trabajo me comentaba la incomprensión de su hija mientras escuchaba la narración televisiva de la Final: ¿De Colo? ¿Pero cómo que De Coló? Pero vamos a ver, si son todos negros… ¿y justo el único que no es negro es de coló? Están locos estos franceses

– Le quitas a Papaloukas, Diamantidis, Spanoulis y Schortsanitis y la selección griega se nos queda casi como el país, en quiebra; viviendo aún de Fotsis, Bourousis o Zisis, confiando a duras penas en Calathes e incorporando estrellas de segundo nivel (me lo perdonen en Bilbao) como Vasileiadis o Mavroeidis. Al menos tienen un clavo ardiendo al que agarrarse para el futuro, ese Papanikolaou que nos viene fascinando ya desde categorías inferiores. Poca cosa pero al menos les dio para arañar el Preolímpico, no parece que todos pueden decir lo mismo.

– Los serbios, por ejemplo. Pero esta vez no pretendo yo hacer leña del árbol caído (ni aunque se llame Teodosic) sino ofrecerles una coartada: ¿cómo es posible que un equipo que pierde su eliminatoria de cuartos de final a las diez de la noche tenga que jugarse su ser o no ser olímpico a las dos de la tarde del día siguiente? Lo diré una vez más, cuando hay un día de por medio no pasa nada pero cuando juegas de un día para otro es muy diferente haber jugado por la tarde a haberlo hecho por la noche (tanto más si al día siguiente juegas a mediodía), es la diferencia entre descansar o no, entre dormir más o menos plácidamente o tirarte casi toda la noche en vela. A los lituanos ya les pasó, ya confesaron que apenas pudieron pegar ojo aquella noche (al agotamiento físico y psíquico súmese además en este caso el agotamiento anímico por aquello de haber fallado a su gente), sólo su determinación y el apoyo de su público (y la habitual desidia eslovena, también) les permitió salvar los muebles. Los serbios en cambio llegaron tarde, no pude ver el Serbia-Grecia pero por lo que parece concedieron todo el primer cuarto; cuando por fin se despertaron ya fue demasiado tarde.

– Dokuzovski. Marin Dokuzovski. Nos hemos pasado varios días glosando las virtudes de McCalebb, Ilievski o Antic como si eso fuera todo, como si un equipo como el macedonio que juega tan bien y que optimiza de esa manera sus escasos y atípicos recursos no hubiera de tener un pedazo de entrenador detrás. Marin Dokuzovski, no tenía yo el placer, procuraré no olvidarlo a partir de ahora.

– Lo crean o no, hubo en este Eurobasket un equipo que ni siquiera se clasificó para Cuartos pero que a mí me habría dado un pánico terrible encontrármelo en Cuartos: Georgia. Sí, no me ponga esa cara, Georgia. Vi a comienzos del Campeonato un Georgia-Rusia y hasta estuve tentado de escribir un post al respecto: jugó Georgia aquel partido como si fuera algo más que un partido, posiblemente porque para ellos jugar contra Rusia sea efectivamente algo más que un partido. Con su grancanario Marquez Haynes y con su Skita y todo lo que ustedes quieran, pero con un juego interior que aquello más que un equipo parecía el club de la lucha, capitaneado por un tipo del que ya les he hablado alguna que otra vez y cuyo estilo de juego (llamémoslo así) merecería no ya un post sino casi un libro entero: Zaza Pachulia. No digo yo que en un supuesto cruce no les hubiéramos ganado, probablemente sí porque en baloncesto estamos a años luz, lo de éstos es más bien otra cosa. Pero nos habría quedado de recuerdo tal repertorio de hematomas y magulladuras que no sé yo cómo habríamos afrontado luego la semifinal…

– Con las cosas turbias (llámese corrupción, llámese dopaje, llámese lo que se quiera) me pasa como con los icebergs: probablemente sólo vemos el diez por ciento de lo que hay en realidad, el noventa por ciento restante permanece sumergido bajo las aguas. No me gusta un pelo esa historia que medio nos contaron entre dientes (entre otras cosas gracias a los profundos esfuerzos de la FIBA por mantenerla entre tinieblas), de un presunto agente griego con presuntos vínculos con la Federación de su país, que presuntamentehabría intentado sobornar a un par de árbitros, uno alemán y otro nuestro, en momentos puntuales del Eurobasket. Cuentan además que el presunto lince se confundió, creyendo llamar a Pérez Pérez llamópresuntamente a Pérez Niz (que no figuraba entre los árbitros del Torneo, razón por la cual a estas horas aún no habrá salido de su asombro), cuentan que hasta llamó presuntamente a la señora de Pérez Pérez (¿de dónde sacaría el teléfono?) ofreciéndole presuntas vacaciones pagadas a la par que otras presuntas dádivas y estipendios, todo un presunto crack el colega, todo muy presunto por supuesto (por cierto, presunto esjamón en portugués, no viene a cuento pero me apetecía escribirlo, será que tengo hambre) pero insisto, qué quieren que les diga, a mí tanta presunción no me gusta un pelo.

– Se quejaba Messina hace un año (cuando aún tenía responsabilidades como entrenador en este continente) de que los Campeonatos Europeos y Mundiales fueran ya todos en septiembre, reivindicaba que se volviera a aquella vieja costumbre (que imperó hasta finales del siglo pasado) de hacerlos en junio. Por lo que parece la FIBA está dispuesta a darle la razón. El próximo Eurobasket de Eslovenia será… aún más tarde, del 4 al 22 de septiembre de 2013. Vamos que de seguir así el próximo será en octubre, el siguiente en noviembre, a este paso acabarán llegando a junio pero por el otro lado, todo se andará…

– Y ya nada más… Bueno, sí: que espero que ahora que ya ha acabado el Eurobasket le arreglen por fin a Marc esa gotera del salón que le está estropeando el techo y el parquet. Y espero también (ya puestos) que a estas alturas el pavo del Galaxy haya recogido ya los pétalos, que ya le vale (anda que si le monto yo una así a mi señora por nuestro aniversario, ya es que hasta me parece estar oyéndola: ¿Pero tú estás tonto? ¿Pero tú has visto cómo lo has puesto todo? ¡Pues luego te va a tocar a ti barrerlo, que lo sepas!). Con mi agradecimiento infinito a los patrocinadores por haber confiado en el baloncesto, me atrevería humildemente a solicitarles para la próxima vez un poquito más de variedad: que se gasten lo mismo si así lo quieren, pero que en vez de hacer un solo anuncio caro hagan cuatro o cinco mucho más baratos (un poco a la manera de Bankia) con el fin de que no tengamos que ver necesariamente la misma publicidad en todos y cada uno de los tiempos muertos de todos y cada uno de los partidos, no vaya a ser que al final acabemos enfermando (de hecho hasta puede que hayamos enfermado ya). Gracias anticipadas.

Anuncios

Publicado noviembre 3, 2012 por zaid en preHistoria, selecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: