chocotajas   2 comments

(publicado el 19 de abril de 2012)

 

Aunque me dé vergüenza, habré de empezar reconociéndoles mi absoluta ignorancia. Ya sé que no está de moda reconocer ignorancias, que lo suyo es aparentar que se sabe de todo aunque no se sepa casi de nada pero qué quieren, lo mío es la vulgaridad. Lo confieso, después de tantos años todavía no he conseguido entender cómo demonios se reparten las plazas ACB en la Euroliga, será que soy corto de entendederas. Es decir, sé que hay una serie de equipos que llevan ya de serie su participación año tras año por los derechos adquiridos desde tiempo inmemorial, hasta ahí llego, al igual que sé que hay otros que se lo tienen que intentar ganar temporada tras temporada y ni aún así lo tienen seguro. Ahora bien, cuáles son los criterios, cómo se puntúan, cuánto duran, desde cuándo se arrastran esos derechos de los equipos que llamamos decategoría A, todo eso lamentablemente se me escapa, será que soy de letras o que soy torpe, sin más. Sé muy bien que si usted hiciera una encuesta en cualquier pabellón acebé el noventa y nueve coma nueve por ciento de los mortales allí ubicados le respondería con pelos y señales, cójase el número total de victorias de los equis últimos años y añádase el coeficiente de participaciones en la Euroliga sumado a la raíz cuadrada del coseno de alfa multiplicado por pi y elevado al cubo, no me cabe la menor duda. Pero a mí no me sale, será que no doy más de sí.

Claro que en estas circunstancias también reconforta saber (mal de muchos…) que ni siquiera los propios protagonistas de la historia acaban de tenerlo del todo claro. Hace unos días el jefe supremo de la competición, don Jordi Bertomeu, afirmó que si Unicaja quedara por detrás del noveno puesto perdería de inmediato sus derechos adquiridos en la Euroliga y dejaría de ser equipo A (qué bonito, equipo A), a lo que Unicaja raudo y veloz contestó que no, que de eso nada, que se lo mire bien, que la parte contratante de la primera parte no afecta a la segunda parte contratante de la primera parte contratante, la cual a su vez dejaría sin efecto la tercera parte contratante de la segunda parte… O algo así. No sé cómo quedará Unicaja (buena pinta no tiene) pero a día de hoy está undécimo, nada menos; como acabe así (o mismamente décimo, ya puestos) témome que tendremos lío. Al tiempo.

Y justo en éstas estábamos cuando don Fotis Katsikaris, ingenuo como es de natural, tuvo la insospechada ocurrencia de decir lo que pensaba, ya ve usted, como si aún se pudiera decir lo que se piensa en estos tiempos que corren. Pues que si los del Valencia Basket ganan la Eurocup (¿se seguirá llamando así?) los del Bilbao Basket ya podemos dar por acabada nuestra temporada, más o menos. Parecía fácil de entender para cualquiera que quisiera entenderlo, pues que si Valencia entra en la Euroliga por esa vía ya no quedarán más vías para que entre otro, vamos que es que ni aún ganando la ACB siquiera, esa podría haber sido la traducción en el supuesto de que sus palabras hubieran necesitado traducción. Pero es bien sabido que las sensibilidades están a flor de piel, a algunos valencianos ese socorrido gen de la susceptibilidad se les activó de inmediato, hay que ver, nosotros que le acogimos en nuestro seno, nosotros que le quisimos como a un hijo (y luego le repudiamos como a un mal hijo, también) y ahora quiere que perdamos, ¡¡¡que perdamos!!! cómo es posible tanta maldad, en qué cabeza cabe tamaña aberración… Valencia perdió, no porque quisiera Fotis sino porque no les quedó más remedio, deberían ya volver las aguas a su cauce (tanto más tras haberlo explicado el susodicho por activa y por pasiva, una y otra vez) pero hete aquí que el calendario es caprichoso (o tocapelotas, según) y este domingo se enfrentarán Valencia y Bilbao en la Fonteta, también es casualidad, no descarten que aún quede por allí algún ultramontano pensando en tirar a Katsikaris al pilón o en su defecto al Turia o al Mediterráneo o a l’Oceanografic, lo primero que pillen. Todo lo cual nos lo podríamos haber ahorrado muy fácilmente si las cosas fueran de cualquier otra manera.

Qué quieren que les diga, yo creo que la Euroliga debería decidir si quiere ser carne o pescado (por ejemplo). Es decir, u optas de una vez por todas por una liga a la americana, cerrada, los dieciséis (o los que fueran) equipos más potentes del continente cogidos de la manita, jugando consigo mismos un año sí y otro también (y el resto que se busquen la vida como buenamente puedan para participar en las restantes competiciones continentales, llámense éstas como se llamen); u optas por volver a una liga a la europea, abierta, en la que el único criterio para participar en las competiciones internacionales fuera el de los méritos contraídos el año anterior en las competiciones nacionales, como sucedía antaño en todas las copas de Europa de toda la vida de dios. O una cosa o la otra pero no este querer ser una cosa sin dejar de ser la otra. Tú lo quieres eschocotajas, me decía mi padre siendo niño (siendo niño yo, no mi padre) cuando me daba a escoger entre dos cosas y yo me empeñaba en que quería las dos. Chocotajas, en su particular idioma, debía de ser lo que toda la vida se ha dicho estar al plato y a las tajadas, que es como parece estar la Euroliga desde hace ya unos cuantos años con esta especie de híbrido que no acaba de ser ni chicha ni limoná (discúlpeseme el arrebato folclórico) y que queriendo contentar a todos acaba por no contentar absolutamente a nadie. O cierras o abres, pero esto de casi cerrar sin acabar de cerrar dejando la puerta entornada, si acaso con una pequeña rendija por la que tal vez pueda caber alguno más (pero sólo uno, dos ya no que dos son multitud, tanto da que ambos dos se lo merezcan por igual) pues como que no acaba de tener sentido. O acaso sí lo tenga pero lamentablemente yo no se lo encuentro, qué le vamos a hacer.

Anuncios

Publicado noviembre 4, 2012 por zaid en Euroliga, preHistoria

2 Respuestas a “chocotajas

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Pingback: uni-caraja | zaid Arena

  2. Pingback: Basketmanía » Blog Archive » “Uni-caraja”, un palito al Unicaja 12/13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: