Cuadernos   Leave a comment

(publicado el 17 de febrero de 2012)

Supongo que hay que estar loco para emprender un negocio así en estos tiempos que corren, para intentar vender ocio justo ahora que ya sólo procuramos gastar en artículos de primera (o segunda, si acaso) necesidad. Supongo que hay que estar aún más loco para sacar al mercado una revista, no una revista virtual sino una auténtica revista física de-las-de-toda-la-vida en una época en la que el papel impreso parece haber abdicado definitivamente ante la pantalla, ante cualquier pantalla. Supongo que hay que estar loco de atar para que dicha revista sea además una revista de baloncesto, ¡¡¡de baloncesto!!!, como si no supiéramos ya todos más que de sobra que en este país sólo se come y se cena y se desayuna fútbol y nada más que fútbol, monocultivo absoluto que convierte en páramo desolado todo lo demás…
 

Afortunadamente hay por ahí un puñado de locos maravillosos que ha decidido liarse la manta a la cabeza y dar sentido a su locura. Esa locura (bendita locura) lleva por nombre Cuadernos de Basket y bien cabría decir (de hecho es lo que diría yo se me pagaran por venderla, que obviamente no es el caso, la vendo porque quiero) que llega para llenar un hueco, un inmenso vacío en nuestro periodismo deportivo en general y baloncestero en particular: en estos últimos años habíamos visto aparecer unas cuantas publicaciones cuyo único reclamo de cara al presunto ¿lector? parecía ser el megapóster que aparecía en páginas centrales; el texto (en su caso) era un mero pretexto, algo con lo que rellenar esos espacios muertos entre foto y foto. Para la inmediatez semanal teníamos (y tenemos, y seguiremos teniendo) Gigantes, para otras periodicidades sólo teníamos preciosos estampados en papel couché, extraordinario material gráfico sin nada que lo sustentara a su alrededor. Faltaba esa publicación que nos explicara los temas en profundidad, que no se quedara en el día a día ni en el semana a semana sino que fuera más allá, que no sólo nos contara lo que somos sino que nos llevara (aún más) a lo que fuimos para entender así mucho mejor lo que seremos. Una revista que no sólo se mirara sino que también (y sobre todo) se leyera, y que diera gusto leerla además. Que aunara en definitiva baloncesto y literatura.

Todos esos locos maravillosos tienen nombre y apellido, casualmente esos mismos nombres y apellidos que llevan ya años y más años haciéndonos felices, contándonos este juego como nadie más lo cuenta; que no sólo hablan de baloncesto sino que aman el baloncesto, que nos transmiten sus conocimientos casi en la misma medida en que nos contagian su pasión: Gonzalo Vázquez, Antonio Rodríguez, Juanan Hinojo, Sergio García-Ronrás, Javi Gancedo, Matías Castañón, tantos otros, alguno incluso habrá cuyo nombre aún se esconda tras su nick. Su primer número (240 páginas, nada menos) ya está en la calle, en la calle es un decir porque apenas hay algún kiosco en que pueda comprarse, han preferido la venta on line (en su web) y el envío a domicilio: 9,90 euros cada ejemplar, la suscripción por un año (cuatro números, periodicidad trimestral) trae más cuenta porque sale por 33 euros, gastos de envío incluidos por cierto. Yo estoy ya esperando la mía, con la (acaso vana) ilusión de que el cartero tenga a bien no destrozármela por el lomo cuando se empeñe en introducírmela por mi buzón. Será a buen seguro un ejemplar de coleccionista, el primero de una larga serie porque como ellos mismos dicen en su web Cuadernos de básket ya ha llegado (y lo ha hecho para quedarse). Que así sea.

Anuncios

Publicado noviembre 4, 2012 por zaid en medios, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: