tomadura de pelo   Leave a comment

(publicado el 27 de febrero de 2012)

 

Estos últimos años, cada vez que me sentaba a ver el concurso de mates de la NBA (más por pura rutina que porque realmente me apeteciera) no podía evitar tener la sensación de que me estaban tomando el pelo, de que pasara lo que pasara el resultado ya estaba escrito, ya se conocía de antemano el ganador. Este sábado en cambio me senté con la misma sensación de rutina pero también con la ilusión de que nada estaba predeterminado, de que al menos esta vez podía ganar cualquiera… Efectivamente, ganó cualquiera.

Es decir, ganó Jeremy Evans, ese tipo que cuando vimos su nombre en la lista de participantes nos llevó a todos a preguntarnos ¿y quién es Jeremy Evans? Una somera investigación nos dirá que salió de la Universidad de Western Kentucky, que fue elegido por los Jazz en el puesto 25 de la segunda ronda del draft 2010 y que viene a jugar más/menos cinco minutos y medio (de la basura) por encuentro (por cada vez que le dan bola, entiéndase), con unos escalofriantes promedios de 1,7 puntos y 0,9 rebotes. Es decir, un jugador muy conocido en su casa y sumamente apreciado por sus familiares más allegados, y del que el mayor recuerdo que nos quedará no será precisamente el de sus mates sino el de la cara de estupor que se le puso cuando Cheryl Miller le proclamó ganador del evento. Claro está, ganó porque alguien tenía que ganar, ganó porque David Stern, a la vista del desempeño de los participantes, no tuvo la vergüenza torera de bajar al parquet y declarar desierto el concurso. La vergüenza torera en estos casos suele estar reñida con los beneficios económicos inherentes a esos tres millones de mensajes de texto que al parecer recibieron desde todo el orbe planetario, tres supuestos millones de esemeeses (o lo que fueran) que votaron por éste o por aquél porque por alguien tenían que votar pero que de habérseles ofrecido la opción si cree que no merece ganar ninguno marque el 9999 pueden estar bien seguros de que otro muy distinto habría sido el resultado final…

En resumidas cuentas, que si otros años sentía yo que me tomaban el pelo pues éste ya ni les cuento: no es ya que no supiera de antemano quién iba a ganar sino que llegó un momento en que me importaba un bledo quién ganara o aún peor, me importaba que ganara cualquiera, fuera éste quien fuera, dado que resultaba manifiestamente evidente que merecían perder los cuatro. La NBA sabrá lo que hace (o debería saberlo): hubo un tiempo en que su concurso de mates era una referencia, paralizaba al mundo entero, marcaba en cada temporada un antes y un después; hubo otro tiempo en que la cosa decayó y la NBA con buen criterio decidió suprimirlo, tras el fiasco de 1997 no lo hubo en 1998 y 1999 (en realidad ese año no hubo All Star de ninguna clase, por la cosa del lockout) y muy probablemente gracias a ello (y a Vince Carter, también) el evento renació con renovadas fuerzas en el año 2000. Dado que Stern y sus cómplices han probado ser manifiestamente incapaces de implicar a lebrones y demás vacas sagradas en el empeño (o en todo caso nunca todas a la vez, si acaso de una en una, poniendo especial cuidado en que la victoria vaya ya garantizada en la invitación) digo yo si no habrá llegado ya el momento de probar otras cosas, qué sé yo, por ejemplo esos uno contra uno o dos contra dos que tantas veces hemos reclamado; o bien, si eso les sigue dando miedo, cárguense directamente la jornada del viernes y pasen el Rising Stars al sábado, monten en el descanso el concurso de triples y hasta el desafío de habilidades si ello les place y por ahora olvídense del concurso de mates… que al fin y al cabo las criaturas emergentes ya se encargan de montárselo por su cuenta y riesgo en los últimos minutos de su presunto partido, sin la menor consideración. Lo que sea, pero una Liga que se autoproclama la mejor del mundo y que presume de ser where amazing happens no debería consentir que uno de sus eventos más emblemáticos acabe convertido en semejante bodrio. Ustedes verán.

Anuncios

Publicado noviembre 4, 2012 por zaid en NBA, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: