tremmelldo   Leave a comment

(publicado el 15 de noviembre de 2011)

 

Quien más quien menos, todos habíamos visto jugar a (o al menos, oído hablar de) casi todos esos jugadores recién estrenados en la ACB (digo Endesa) y que nos están epatando en este comienzo de temporada. Conocíamos (mejor o peor) a Chuck Eidson, Kyle Singler, Kirk Penney (que a éste incluso le habíamos tenido ya por aquí), Luis Flores (que aún habrá de epatarnos algo más, espero), Martynas Pocius, Luka Zoric, Tremmell Darden… ¿Tremmell Darden, dije? A ver, hagamos un pequeño juego, un mínimo ejercicio de honestidad, que levanten la mano aquellos (aficionados me refiero, no me valen profesionales del scouting en el improbable supuesto de que alguno pasara o pasase por aquí) que hubieran visto jugar a (o al menos, oído hablar de) Tremmell Darden antes de encontrárselo vestido de verde Unicaja.

Y claro, ahora podría yo tirarme el folio y decirles que a éste ya le vi yo jugar en su año freshman en la Universidad de San Cucufate State, bien que se veía ya de lejos que aunque no llegara a la NBA podría hacer una grandísima carrera en Europa… Pues no. Más bien les habré de confesar con cierto rubor que es que nihuta idea, vamos que hasta este pasado verano no es ya que no supiera quién era sino que ni tan siquiera sabía que existía. Vale, sí, hoy sabemos que estaba en el Nancy (donde parece haberle sucedido con no menos éxito otra joya, otra de mis debilidades, ese Nico Batum que veremos cuánto les dura) pero… ¿qué más? A falta de la añorada Basketpedya habremos de recurrir a la (casi) siempre socorrida wikipedia, que amablemente nos contará que Tremmell Darden como era de esperar no se formó en San Cucufate State sino en la algo más conocida (tampoco mucho) Universidad de Niagara, a la que fue a parar pese a haber venido al mundo (hace casi treinta años) en la otra punta del país, en un lugar tan baloncestero a la par que conflictivo como viene siendo Inglewood, California. Parece ser que su trayectoria universitaria transcurrió sin pena ni gloria pero que al menos le dio para ganarse un primer contrato profesional en Turquía, en el Erdemispor Belediyesi nada más y nada menos, ahí es nada la pomada. Y de ahí a trotar mundo como tantos otros: Bélgica, en Leuven (que aquí llamamos Lovaina) y (cómo no) en la mismísima ciudad del rey Carlos,Charle-roi; luego Australia en los Melbourne South Dragons y finalmente vuelta a Europa, al Estrasburgo francés y de ahí al Nancy y de ahí al infinito (y más allá) o lo que viene siendo (casi) lo mismo, al Unicaja. Nos llenamos demasiadas veces la boca de juguetes rotos, tipos que en NCAA parece que se van a comer el mundo y que luego si te he visto no me acuerdo, no estará de más que al menos por una vez recorramos el camino inverso: un tipo por cuya carrera profesional nadie habría apostado, que tenía casi todos los pronósticos en contra y que hoy bien puede presumir de ser uno de los mejores jugadores de uno de los mejores equipos de una de las mejores ligas del planeta.

Añade además la wiki que Darden es (cito textualmente) hombre de profundas convicciones religiosas, hogareño y poco amante de la noche. Condiciones todas ellas (añado yo) no necesarias ni suficientes pero sí muy convenientes, al menos las dos últimas que en la primera allá cada uno. De algún modo lo sospechábamos, porque si alguna sensación transmite Darden viéndole jugar es la de tener la cabeza muy bien amueblada: despliegue físico, sí, todo el que usted quiera; despliegue técnico también faltaría más, clase por arrobas pero sobre todo esa sensación de saber y querer pasar, de dar prioridad al interés colectivo antes que al propio (cuántos con infinitamente más responsabilidades en la dirección de juego deberían tomar nota, en su propio equipo sin ir más lejos), de llevar siempre a cabo un impecable proceso de toma de decisiones. Un jugador tremendo, tremmelldo, a ver qué culpa tengo yo de que le pusieran un nombre de pila tan propicio para los juegos de palabras. Una gratísima sorpresa, sin la cual Unicaja no estaría ni de lejos donde hoy está. Cuídenmelo por la cuenta que les tiene, háganme ese favor, que no todos los días (ni todos los años) se encuentra uno en el mercado chollos así.

Anuncios

Publicado noviembre 4, 2012 por zaid en ACB, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: