el segundo de casi todos   1 comment

(publicado el 8 de mayo de 2012)

 

Recuerdo aquella frase como si fuera ayer, me he acordado muchísimas veces de ella, tanto más en estos días: el primer equipo de muchos, el segundo de casi todos. La escribió el director de Gigantes Paco Torres hace ya unos cuantos años, más o menos cuando empezaron las penurias económicas y/o deportivas y/o institucionales de Estudiantes, digamos que para ilustrar (en el marco de un pequeño artículo) con qué clase de sentimientos se estaba jugando. El primer equipo de muchos, el segundo de casi todos, de tal manera que hoy muchos nos sentimos un poco (o un mucho) más tristes, de tal manera que hoy casi todos (los aficionados al baloncesto, entiéndase) tienen un motivo para sentirse algo menos felices, algo menos a gusto con la vida.

Podrá parecer exagerado ese casi todos, no digo yo que no, pero creo que refleja perfectamente las simpatías que acostumbra a despertar esta entidad. Simpatías incluso entre las filas del eterno rival, aunque algunos grupúsculos minoritarios (que no dejarán de serlo por mucho ruido que hagan) intenten demostrarnos lo contrario. El madridismo mayoritario, ese que vive su pasión más con la razón que con las vísceras (ese al que algunos iluminados tienden a llamar ahora pseudomadridismo) no tiene hacia Estudiantes la misma animadversión que pudiera sentir hacia el Atlético pongamos por caso. No la tiene o al menos yo no se la veo, será que no la quiero ver. Sí veo madridistas que sienten los colores de Estudiantes casi tanto como los propios, que quieren que gane siempre excepto cuando juega contra ellos, que incluso llegan al extremo de no importarles sacrificar la victoria en un derby si su Madrid no se juega apenas nada y el Estu en cambio se juega la vida (no me pongan cara rara, algún caso conocí hace algunas semanas). Claro, luego está la otra parte, la que se complacen en mostrarnos los medios de comunicación, la que lleva semanas frotándose las manos, cantando Estu a la LEB, sois el primer equipo de la LEB y lindezas semejantes, acaso porque ni ellos mismos sean conscientes (dada su corta edad, o su corta memoria o su cortas entendederas, o todo ello a la vez) de que ese equipo al que querrían ver muerto es el mismo que les crió a algunos de sus principales jugadores. Esos mismos jugadores que (dicho sea de paso) anteayer no dejaron solo al Estu, que acudieron a territorio hostil a riesgo de que su gesto no fuera entendido en ninguna de las dos orillas de la Castellana, acaso porque ellos sí sean conscientes de que más allá del presente tienen o tuvieron un pasado, acaso porque aún le estén sumamente agradecidos a ese pasado después de todo…

Descender es morir un poco, si me permiten la exageración. Baja tu equipo y te parece que se acaba el mundo, que de repente se abriera la tierra bajo tus pies. Te invade una tristeza infinita, como si no hubiera un mañana pero luego resulta que sí, que hay un mañana y luego otro y otro y otro más, que tu vida continúa más o menos de la misma manera, con las mismas alegrías o tristezas de costumbre. Sigue tu vida y sigue la vida de tu equipo, él también tendrá un mañana aunque no lo parezca. Salvo excepciones, claro.Descender es morir un poco, suele ser así la mayoría de las veces, sólo algunas otras veces (sobre todo en estos tiempos que corren) descender es morir del todo, morir definitivamente y para siempre. No debería ser así en el caso de Estudiantes. Suele decirse que es bueno dar un paso atrás para luego dar dos adelante, frase que como tantas otras encierra una trampa: a veces das ese paso y justo detrás está el precipicio. Hasta hace algunos meses estaba plenamente convencido de que ese era el destino que le esperaría a Estudiantes en caso de bajar; hoy que ya ha bajado me gustaría pensar que las cosas puedan ser de otra manera, que ese precipicio haya quedado cegado y que ese paso atrás, ya que hay que darlo, se sustente sobre un suelo suficientemente firme. Todo sustento es bueno tratándose de un club que lleva demasiados años viéndolas y viviéndolas de todos los colores en materia deportiva, en materia económica y en materia institucional. En ese sentido, la declaración que hizo Asefa semanas atrás de que aún bajando a la LEB continuaría con el patrocinio resulta ser en estos momentos un auténtico balón de oxígeno. Si no se echan para atrás (que no deberían, tanto más teniendo en cuenta que la LEB se televisará -parece- la temporada próxima) aún nos quedará el rayito de esperanza de que toda esta compleja estructura estudiantil pudiera, si no mantenerse (no pidamos imposibles), sí al menos sostenerse de algún modo. Ojalá.

Ahora bien, puestos a morir (siquiera un poco) qué menos que morir con dignidad. Qué duda cabe, muchos esperarían ver una escena. Ya saben, el típico numerito, hordas desaforadas lanzando a los jugadores toda clase de improperios y objetos arrojadizos, llamándoles mercenarios, cosas así. Muchos esperarían ver una escena y de hecho la vieron… aunque no fuera aquella la escena que esperaban ver. Este es un club diferente, siempre lo fue, a ver por qué demonios habría de dejar de serlo ahora. Ya lo decía aquella pancarta, ir con los que ganan es muy fácil, lo difícil es esto, lo verdaderamente difícil es separar el grano de la paja, que no paguen justos por pecadores, no someter al linchamiento justo a aquellos que menos culpa tienen. Qué culpa tendrá Carlos, dejándose la piel hasta el último segundo del último minuto del último partido de su carrera, de su vida; qué culpa tendrá Jayson tras el temporadón que ha hecho (sí, temporadón, aunque no faltarán quienes prefieran quedarse con sus -pocos- momentos malos y olvidarse de los -muchísimos- buenos); qué culpa tendrá Germán, si hasta cabría reivindicar (una vez más) su presencia en la selección, siquiera fuera como quinto pívot; qué culpa tendrá Rodrigo si ni su cuerpo ni su mente van ya tan deprisa como fueron antes; qué culpa tendrá Dani si fue a más (por fin) justo cuando todo a su alrededor iba a menos; qué culpa tendrán Jaime, Yannick o Bebe, qué culpa tendrán todos aquellos que llegaron cuando ya todo iba del revés… Buscar culpables es un ejercicio inútil, pedir responsabilidades puede resultar bastante más saludable, pero esas responsabilidades habrá que buscarlas en otra dirección.

Claro que puestos a hacer escenas tampoco estuvo mal la que hicieron, a lo largo de varias semanas, todos aquellos que se llenaron la boca diciendo que Estudiantes no podía descender, ya haría algo la ACB para impedirlo por lo civil o por lo criminal. Estudiantes no puede descender, ya lo escuché unas cuantas veces hace cuatro años; qué casualidad, entonces Estudiantes no bajó y eso les vino de perlas, si ya lo decían ellos, si estaba claro, si al Estu no le iban a dejar descender. Es lo bueno que tienen las teorías conspirativas, que de una forma u otra siempre acabas teniendo razón: si sucede lo que tú dices, pues porque ya lo decías tú; y si sucede exactamente lo contrario, pues porque gracias a decirlo tú al final no se atrevieron. Los que siempre tienen razón siguen empeñados en que acabarán teniéndola, ya lo dije antes, por lo civil o por lo criminal. Existe la extendida teoría de que lo que el Estu perdió en la cancha lo ganará en los despachos, teoría que me toca particularmente los cojones, disculpen la vulgaridad. Es decir, me los toca no ya la teoría en sí misma sino la posibilidad de que ésta pudiera hacerse realidad. Probablemente soy muy ingenuo, o muy romántico (otros dirían que muy gilipollas), pero si el Estu ha bajado a la LEB yo quiero que juegue en LEB. Punto. No quiero que juegue en ACB porque no lo merece, no quiero que juegue en ACB porque no quiero tener que escuchar durante un año entero que a Estudiantes le regalaron la plaza en ACB. Quiero que en ACB juegue Iberostar Canarias como querré que juegue el otro que ascienda, y si alguno de ellos no cumpliera los requisitos (que tampoco entiendo, dadas mis evidentes limitaciones, por qué demonios Canarias tiene que aflojar un canon cuando es el resultado de una fusión y al menos una de sus dos mitadesya lo aflojó en su día; que será así, no lo niego, pero que no sé yo si en todas las circunstancias se mantendría ese mismo nivel de exigencia, no sé si me explico), créanme, prefiero cienmil veces una Liga ACB 2012/2013 de dieciséis o diecisiete equipos a una Liga ACB que incluya el Estu entre sus miembros. Y que el Estu juegue en LEB y que si un día vuelve a ACB sea porque se lo gane, así tarde un año o dos o diez o la vida entera si es preciso, no sé si ha quedado suficientemente claro. Ingenuidad o romanticismo si así lo quieren, pero no creo ser el único que piensa así.

En cualquier caso no era mi intención hacer un drama, en absoluto. Me daría muchísimo pudor que me dijeran (con razón) que parece que Estu fuera el único que desciende, como si fuera el primer club en la historia en verse en semejante trance, como si no hubiera cientos de equipos de cualquier deporte que están más que hartos de pasar por este trago, y alguno de ellos en circunstancias bastante peores además. Destrascendentalicemos (joder qué palabro) todo esto, Estudiantes no es sino otro equipo más que ha bajado de categoría, ni más ni menos, ni mejor ni peor. Como Blancos de Rueda Valladolid, como el Racing de Santander, como tantos otros. Es así a pesar de ese componente sentimental, es así aunque Estudiantes (al igual que Joventut, por cierto) siga(n) siendo ese segundo equipo de casi todos. Estu, Penya, muchos dirán que meros vestigios de un pasado finalmente devorado por las implacables leyes del mercado, disculpen el ripio. Ya lo dijo aquél, malos tiempos para la lírica, sin duda. Soñemos (es lo único que nos queda) con que esa lírica pueda volver alguna vez.

Anuncios

Publicado noviembre 5, 2012 por zaid en varios

Una respuesta a “el segundo de casi todos

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Pingback: EL EQUIPO DE NADIE | ZAID ARENA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: