imagen negativa   Leave a comment

(publicado el 2 de julio de 2012)

 

No tengo ningún seguro con Asefa, MMT ó Regal, no mantengo ninguna cuenta abierta en Caja Laboral, CAI, Unicaja ni Caixabancajasolcivicomodemoniossellameahora, no tengo relación comercial ni de ninguna otra índole con Blu:sens, Lagun Aro, Gescrap o Mad-Croc (que algunas de ellas ni sé lo que venden)… pero sí consumo con cierta regularidad vinos blancos con Denominación de Origen Rueda. No es de ahora, no es algo que empezara a hacer por su patrocinio vallisoletano, ya desde antes llevaba años bebiéndolos aunque dicho así lo mismo van a pensar lo que no es, habré de aclararles que tampoco es que sea yo consumidor habitual ni alcohólico anónimo (ni conocido) ni autoridad en la materia ni catador ni gourmet ni somelier ni demás palabras francesas que acostumbramos a utilizar sin acabar de saber lo que significan, no, lo mío es más de consumidor ocasional, fines de semana, tampoco todos, que suelo ser yo más de comidas contundentes que ligeras (para mi desgracia) por lo que también soy más de tintos que de blancos; pero a veces toca arroz, toca pescado, toca algo que pide a gritos ese acompañamiento y entonces sí: a ver, en lo tocante a blancos no es mi denominación de origen preferida (que ese honor se lo reservo al Albariño) pero sí compartiría con otros gustosos caldos un honroso segundo puesto en mi ranking particular; manteniendo además, para mi gusto, una excelente relación calidad-precio (de entre los niveles que puedo permitirme, entiéndase). Dicho lo cual…

Supongo que leyeron hace apenas unos días una noticia aparecida en numerosos medios de comunicación (bueno, tampoco exageremos, digamos que en alguno que otro, y de índole local y deportiva por más señas), según la cual el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda ha anunciado que dejará de patrocinar al CB Valladolid “debido a la imagen negativa” que ha transmitido el club en la última temporada. “La D.O. Rueda acudió en ayuda del CB Valladolid, recién ascendido a la ACB, ante la ausencia de patrocinadores para el equipo, y por considerar que era una buena oportunidad para unir el nombre de la denominación con el baloncesto (…) Pero durante la última campaña los resultados fueron muy pobres, quedando el equipo en última posición y, por lo tanto, consumando el descenso a Liga LEB, lo que ha generado de forma continua noticias e informaciones negativas, tanto económicas como deportivas, que perjudican la imagen del patrocinador…”

Reconozcámoslo, tanta sinceridad no resulta nada habitual en estos tiempos que corren. Bien podrían haber aludido a la socorrida crisis como tantos otros en similares circunstancias, bien podrían haber dicho que la actual coyuntura macroeconómica y el complejo escenario de contención del gasto en el que nos hallamos inmersos nos impone una reducción de costes en aquellas partidas meramente superfluas, viéndosenos por ello restringido el montante presupuestario destinado a la publicidad y difusión de nuestros productos, razón por la cual lamentamos comunicar que desde este preciso instante nos vemos obligados a dar por finalizada la relación de estrecha y fructífera colaboración que veníamos manteniendo con el Club Baloncesto Valladolid, al que por supuesto deseamos una cosecha repleta de éxitos en su inmediato futuro y con el que estaremos encantados de volver a colaborar en el momento en que las circunstancias del mercado vuelvan a resultar más favorables, qué sé yo, algo así, el típico mensaje repleto de eufemismos que ya nos hemos encontrado tantas otras veces. Podrían haber sido políticamente correctos pero en su lugar han preferido optar por la crudeza. Crudeza que, dicho sea de paso, difícilmente encaja con la ligereza y gracilidad de su textura, con la suavidad de su aroma, con ese regusto levemente afrutado que deja en lo más profundo del paladar…

Así pues, y atendiendo a las razones por ellos expuestas, me veo en la penosa obligación de comunicar que he decidido dejar de consumir vinos blancos con Denominación de Origen Rueda, debido a la imagen negativa que éstos podrían transmitir de mi hogar y mi familia si dicho consumo llegara a trascender. No me arriesgaré a que una visita me eche en cara que estoy apoyando a un producto que dejó literalmente tirada a una institución deportiva por el mero hecho de que ésta perdió muchos partidos y descendió a la LEB (descenso que, para más inri, es más que probable que ni siquiera llegue a consumarse), no quiero que a mi hijo le señalen con el dedo si el día menos pensado le ven tirando la botella vacía al contenedor de reciclado de vidrio, no me atrevo siquiera a imaginar qué podría pensar de mí una cajera del Mercadona ilustrada en materia baloncestística (alguna habrá, aunque sólo sea por afinidad con su Jefe) si se viera en la tesitura de tener que cobrarme semejante artículo. No lo compraré ni lo beberé ni lo echaré al guiso siquiera no vaya a ser que dé con alguien de paladar suficientemente refinado como para llegar a distinguirlo, no quiero ni pensarlo, se me caería la cara de vergüenza si ello llegara a suceder. Pero no teman, ese cambio de hábitos vitivinícolas no me habrá de suponer ningún problema, afortunadamente el mercado pone a mi disposición decenas y decenas de denominaciones de origen diferentes, cientos y cientos de marcas distintas que probablemente no se habrán planteado nunca patrocinar al baloncesto pero que (quizá por esa misma razón) tampoco habrán dejado nunca abandonado al baloncesto. Créanme, no me resultará nada difícil encontrar otra opción; ojalá el CB Valladolid (en lo que al mercado de patrocinadores se refiere) pudiera decir lo mismo.

Anuncios

Publicado noviembre 5, 2012 por zaid en ACB, preHistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: