el santo de su madre   8 comments

Allá por el miércoles 5 de diciembre, un intrépido tuitero preguntó a Arseni Cañada por qué para el siguiente sábado no estaba programado ningún partido de ACB en Teledeporte. Para que no haya dudas ni malas interpretaciones les copio a continuación dicha conversación, tal cual:

Posteriormente, el viernes 7 de diciembre, otro tuitero no menos intrépido, probablemente desconocedor de la conversación anterior, planteó esa misma pregunta y, como verán, obtuvo prácticamente la misma respuesta:

Así que antes de nada me van a permitir que (aunque sea con nueve días de retraso) haga llegar desde aquí mi más sincera felicitación a la santa madre de don Arseni Cañada, en nombre de todos mis sufridos lectores y en el mío propio: Felicidades, doña Concha (o doña Inma, o doña Puri, no sé), por dos razones: por su onomástica, faltaría más, y también por tener un hijo tan, tan, tan… ocurrente.

Y es que como argumento resulta demoledor, desde luego, de hecho yo pienso aplicarme el cuento y emplearlo en cuanto se me presente la ocasión. Mi madre se llama Rosa, su santo se celebra (es un decir, porque en casa nunca hemos sido de celebrar santos) en agosto, si el próximo no me pilla de vacaciones entraré la víspera y le diré a mi jefe mire, que mañana no vengo, que tengo que celebrar el santo de mi madre, y luego si eso ya les contaré dónde me manda. De hecho es bien sabido que casi todos los convenios colectivos lo contemplan como una de las causas de ausencia justificada al trabajo: muerte o enfermedad grave de familiar en primer grado de consanguineidad o afinidad, deber inexcusable de carácter público, onomástica de madre… Ya saben, si quieren recórtennos las pagas, los moscosos y hasta los genitales pero el santo de nuestra madre no nos lo toquen que madre no hay más que una, hasta ahí podíamos llegar.

Claro está que cuando vi que este pasado sábado 15 de diciembre tampoco habría ACB en Teledeporte yo ya no pregunté, total para qué iba a hacerlo si ya sabía la respuesta, yo lo que hice fue irme directamente a mirar el santoral: San Maximino (nombre paradójico donde los haya, implica grandeza y pequeñez a la vez) y San Urbicio, nada menos. Que parecerá raro dado que no son denominaciones demasiado habituales, pero que seguro que alguno de ellos será el santo del primo de Cuenca de Arseni, de la cuñada soltera de Manel, del padre putativo del Director General del Ente o de la madre que les parió a todos. Me estoy poniendo desagradable y créanme que no era mi intención en tan señaladas fechas.

Yo comprendo que los aficionados en general y los tuiteros en particular nos ponemos muy pesados, nos dicen que van a dar un partido ACB los sábados en Teledeporte y si luego no lo dan nos preguntamos por qué, hay que ver qué egoístas somos. Yo lo entiendo, de verdad, entiendo que a Arseni Cañada le resulte muy molesto tener que estar contestándonos a cada rato. Y entiendo además que Arseni Cañada no es quien ha propiciado esta situación, que él (supongo que) no ha pedido dejar de dar ACB los sábados (vamos, que ni por el santo de su madre siquiera), que a él le llega un jefe y le dice oye, que este mes no vais a dar ACB en Teledeporte y a la criatura no le queda otra que comerse dicha orden con patatas. Yo lo entiendo todo pero él también debería entender que le guste o no es la cara visible de la ACB en TVE, y que de alguna manera debería guardar las formas: vale que no pueda decir lo que le pida el cuerpo, vale que no pueda criticar en público a la empresa que le paga pero hay otras opciones, siempre hay otras opciones, él bien lo sabe porque recurrió a ellas pocos días después, véase la muestra:

Esa podría una opción, soltar la típica respuesta hueca que no significa absolutamente nada pero que al menos sirve para salir del trance airosamente. Otra opción sería pasar de contestar, al fin y al cabo trátase de un personaje público, como a tantos otros le freímos a preguntas por lo que a nadie le extrañaría que puntualmente se olvidara de dar alguna respuesta. Y otra más, modelo respuesta para salir airoso, yo ahí no puedo hacer nada, son políticas de empresa, yo no decido lo que se televisa y lo que no, son otros los despachos donde se toman las decisiones, qué sé yo, algo así, obviedad en estado puro pero sin faltar a sus superiores. No nos habría reconfortado una respuesta así pero al menos nos habría valido, nos habríamos conformado, a ver qué íbamos a hacer. No nos habría contentado pero al menos no se nos habría quedado esa sensación de dos por uno, de que además de robarnos el partido de los sábados también nos estaban faltando al respeto.

Mire, amigo Arseni, habré de reconocérselo, los aficionados al baloncesto (sector ACB) estamos un poco susceptibles últimamente. Vimos comerse medio partido por un tenis que no acabó a su hora y apenas unas semanas después vimos levantar un partido porque había Copa Davis, buen pretexto sobre todo si tenemos en cuenta que los dobles comenzaban a las 2 y la ACB era a las 7, habría sido histórico que llegaran a solaparse. Pero al menos entonces tenían la Davis de pretexto, en cambio en estos dos últimos sábados no había más pretextos que el patinaje artístico sobre hielo y el campeonato de natación en piscina corta. Y como ya nos pillan calientes pues van y nos mueven de la tarde a la mañana la ACB de TVE1 con el socorrido argumento de mejorar las audiencias. Miren, no sé si mejorarán las audiencias pero por ahora los aficionados al baloncesto sólo tenemos tres ojos y el tercero no nos sirve para ver. Esta semana han logrado ustedes un hito histórico (e histérico): tienen ustedes a su disposición un sábado y un domingo llenos de horas y sin embargo han conseguido que todos, absolutamente todos los partidos televisados del baloncesto nacional, se jueguen el mismo día y en un lapso de apenas media hora entre el comienzo del primero y el comienzo del último. Hace apenas dos meses y medio me preocupaba yo del horario de la LEB, una vez más los del baloncesto haciéndonos la competencia a nosotros mismos como si no tuviéramos bastante con la que nos viene de fuera. Me equivoqué. La ACB no necesita a la LEB para que le haga la competencia, la ACB se basta y sobra ella sola para destrozarse a sí misma, pongamos todos los partidos a la misma hora y así los que estén en los pabellones viendo a su equipo ya no podrán ver a ningún otro, busquemos nuestra audiencia en la gente ajena al baloncesto porque a la nuestra ya la tenemos entretenida viendo (otro) baloncesto. Autofagia en estado puro.

Así que por favor, amigo Arseni, se lo ruego, la próxima vez no nos ponga usted por medio el santo de su madre ni que a su prima le ha salido un grano ni que a África se le ha roto una uña, no por favor, que como broma ya está bien con la cobertura televisiva que tenemos, créame que no necesitamos bromas adicionales ni aún por bienintencionadas que estas fueran. Que si usted no tiene la culpa su familia la tiene menos todavía, así que no la meta en esto; no vaya a ser que el día menos pensado tengamos que acordarnos de ella.

Anuncios

Publicado diciembre 16, 2012 por zaid en ACB, medios

Etiquetado con , , , , , , ,

8 Respuestas a “el santo de su madre

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Amen…..

  2. Gran artículo, y muy orgulloso de que un tweet mío lo haya inspirado. Suscribo al 100% las reflexiones y me uno a la petición de Respeto por el baloncesto y por el aficionado al baloncesto. Evidentemente que Arsenio no tiene la culpa de que RTVE elimine partidos de su parrilla, pero no cuesta nada responder con la debida educación y respeto, porque esa desfachatez que me dijo a mí y al otro tuitero (@igmebe) sobraba.
    Por desgracia hemos llegado a un nivel de desvergüenza que tampoco te creas que me extrañó mucho su respuesta. Quiero creer que al señor Cañada le gusta el baloncesto, pero últimamente lo pongo mucho en duda, y está consiguiendo hacer bueno a su predecesor, maestro y fuente de inspiración (suya que no mía, por supuesto), el señor Pedro Barthe.
    En definitiva, sólo deseo que este artículo caiga en los ojos del señor Cañada, que se lo haga mirar, y que la próxima vez guarde sus ocurrencias para hacer más atractivas sus narraciones.
    Reitero mi felicitación y enhorabuena.
    Un saludo

    • Esperemos que se lo haga mirar, ahí lo tiene ya a su entera disposición… pero vamos, que tampoco tengo yo demasiadas esperanzas ni de que se lo lea siquiera.

      Y gracias (otra vez), Fran.

  3. Fantastico articulo , no pudiste decirlo mejor ni mas bonito , viva el basket y las mamas .

  4. #RESPETOALBASKET

  5. Pingback: había una vez un circo | zaid Arena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: