¿y ahora qué?   Leave a comment

¿Y ahora qué hacemos?:

Opción A) Cambiar de una vez por todas esa absurda normativa, acabar por fin con la incompatibilidad selección-ACB y nombrar a uno de tantos magníficos entrenadores como pululan por nuestra geografía, pongamos Alonso, Plaza, Martínez, Fernández, Abós, Casas, Maldonado o Vidorreta por citar sólo los primeros apellidos que se me vienen a la cabeza.

Opción B) Nombrar a un técnico extranjero que no esté entrenando ahora mismo en nuestro baloncesto pero que lo conozca suficientemente bien; así de primeras se me ocurre el nombre de Fotis y luego también el de Dusko, si bien en este último caso no sé por qué me da la sensación de que no iba a mezclar bien con alguno de nuestros más reputados jugadores…

Opción C) Nombrar a un entrenador español que esté entrenando ahora mismo en el extranjero y que a ser posible tenga nombre de árbol al que no se le puedan pedir peras (o similar): Olmos o Valdeolmillos, tanto monta monta tanto. Ambos han triunfado en Puerto Rico y México, ambos vendrán al Mundial con sus respectivas selecciones, no será fácil sacarlos de allí.

Opción D) Nombrar a un entrenador español que no esté ahora mismo en activo. ¿Pero quién? Monsalve no creo que tenga ya cuerpo para meterse en un fregao de semejante envergadura, Julbe lleva ya un tiempo sin ejercer, la mera mención del nombre de Pepu provoca retortijones en los intestinos del señor Sáez, Hussein ya ni sé por dónde andará, Pesquera ni pensarlo, Casimiro… Casimiro podría ser una muy buena opción (o a mí me gustaría, al menos), ahí se la dejo para lo que gusten mandar.

Opción E) Continuismo parcial, es decir, dejar la selección en manos de Jaume Ponsarnau. ¿Por qué no? Ha entrenado durante varias temporadas, conoce este negocio, ya este mismo año habría sido mucho más lógico tenerle a él de principal y a Orenga de asistente que no al revés…

Opcion F) Continuismo interruptus o lo que viene siendo lo mismo, nombrar de nuevo a Scariolo, para lo cual obviamente tendría que dejar su cargo en el Baskonia… en el dudoso supuesto de que el verano que viene siga siendo aún entrenador del Baskonia, que estará por ver. Yo no lo haría, que dicen que segundas partes nunca fueron buenas. No tentemos a la suerte.

Opción G) Continuismo total, es decir, seguir con Orenga. Ahora mismo casi nos tiemblan las piernas ante esta posibilidad, pero conociendo como conozco a mis clásicos, créanme que no me extrañaría…

Y por último, Opción H) Tanto como se nos llena la boca hablando de autogestión, de técnicos de perfil bajo para dejarles hacer lo que quieran, de que se entrenan solos… No, obviamente no lo estoy proponiendo en serio ni creo que a nadie en su sano juicio se le ocurriera proponerlo, pero reconózcanme que estaría curioso, mirad chicos, ahí os quedáis, apañároslas vosotros mismos. Quizás así entenderíamos que a veces utilizamos algunas palabras demasiado a la ligera, que las cosas no siempre son tan fáciles por dentro como a menudo nos parecen desde fuera…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: