CÓNCLAVE   2 comments

Se me ocurre una propuesta alternativa. Se me ocurre que cada equipo ACB debería designar un candidato para el cargo de presidente ejecutivo de la Asociación. Dado que cada club tiene su propio proyecto (o su propia ausencia de proyecto, según), dado que no se ponen de acuerdo ni en la hora que es, no me cabe la menor duda de que así obtendríamos dieciocho candidatos distintos a razón de uno por equipo obviamente. Y ahí vendría ya el siguiente paso, encerrar a estos dieciocho sujetos y/o sujetas en la sala de reuniones sita en la sede de la ACB, de la que ya no saldrían hasta que lograran ponerse mínimamente de acuerdo entre ellos, es decir, hasta que finalmente, tras innumerables votaciones e interminables discusiones, uno de los candidatos lograra al fin la tan ansiada mayoría de dos tercios. Por supuesto que para hacer más atractivo el proceso en el plano mediático resultaría muy recomendable instalar en dicha sala de juntas una chimenea con salida directa a la calle (a dónde si no) en la que se fueran quemando las papeletas tras las sucesivas votaciones, de tal manera que mientras éstas fueran fallidas saldría humo negro y cuando por fin hubiera un ganador saldría humo blanco, o bien (dado que este color podría herir algunas susceptibilidades) casi mejor azul por aquello de la actitud y de estar a buenas con el patrocinador en estos tiempos difíciles. Habrían de pasar semanas, tal vez meses pero finalmente emergería la tan ansiada fumata azul y de inmediato se asomaría al balcón de la calle Iradier (si lo hubiere) en carne mortal el mismísimo don Eduardo Portela, quien apoyado en la barandilla (por una mera cuestión de estabilidad) y micrófono en ristre gritaría a los cuatro vientos: OS ANUNCIO UNA GRAN ALEGRÍA, ¡¡¡HABEMUS JEFE!!! Ni que decir tiene que la enfervorizada multitud allí congregada (o sea, los periodistas y los cuatro gatos que pasaran en ese momento por la calle) prorrumpiría en grandes vítores y aclamaciones que se recrudecerían cuando pocos minutos más tarde saliera finalmente al balcón EL ELEGIDO, el ser (presuntamente) humano que con mano firme y mente abierta habría de regir los des(a)tinos de nuestro baloncesto (de clubes) durante los próximos años o al menos durante los próximos días, quizás sólo hasta que estallara la siguiente crisis…

¿Les parece ridículo? Lo es, no les digo yo que no, pero ahora si quieren compárenlo con esto otro: los clubes ACB, huérfanos de padre desde mucho antes del verano de 2013, deciden darse un tiempo y designar una comisión que habrá de seleccionar unos cuantos candidatos de entre los cuales seleccionar una terna de entre la cual seleccionar finalmente al elegido; la comisión hace su trabajo, se escoge la terna, se reúnen los clubes para elegir finalmente al ganador pero hete aquí que casualmente no se ponen de acuerdo, razón por la cual deciden volver a darse un tiempo y quedar de nuevo un mes más tarde. Pasa el mes, pasa el habitual trasiego de politiqueos, componendas y demás intrigas palaciegas tras el cual el resultado es que están aún menos de acuerdo que antes, razón por la cual ni siquiera se molestan en juntarse, suspenden la cita que tenían programada y deciden empezar otra vez de cero: es decir, designar una nueva comisión (o tal vez la misma, no sé) que habrá de seleccionar unos cuantos candidatos de entre los cuales seleccionar una terna de entre la cual seleccionar al elegido o tal vez no, o tal vez volver a fracasar y verse en la tesitura de tener que empezar de nuevo y seleccionar otra nueva comisión que a su vez habrá de seleccionar otra terna que a su vez… y así hasta el infinito (y más allá). Qué quieren que les diga, puestos a dar el cante casi mejor démoslo bien, casi mejor piénsense mi propuesta de cónclave a la vaticana manera: sería un proceso mucho más corto (incluso aunque tardaran meses sería más corto) y sería desde luego mucho más divertido. O mucho menos patético, según.

Anuncios

Publicado febrero 4, 2014 por zaid en ACB

Etiquetado con , , , , , , , , ,

2 Respuestas a “CÓNCLAVE

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. En esta historia te ha faltado un cardenal. Si ya de por si es alegre y jocoso tu articulo se le puede poner la guinda con la presencia de un cardenal pidiendo a los del conclave que se reunan para elegir al nuevo pápa. De toda esta triste historia, lo mas triste fue ver a Miguel Cardenal en la asamblea de la ACB.
    Me alegro de que le mandaran a tomar por culo.

  2. Pues es verdad, se me escapó ese detalle… y aquí habría quedado como anillo al dedo (nunca mejor dicho). Vaya personaje. Lo que le faltaba a esta historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: